Inicio FLASH NEWS Voy a salir del armario…

Voy a salir del armario…

236
0

Se celebra estos días la efeméride reivindicativa del orgullo gay, un evento que cada vez tiene más preponderancia y cada vez es más multitudinario, algo que empieza a ser un problema para diversos poderes fácticos, un problema para los que están cómodos en siglos pasados, quienes le pueden la ignorancia y el miedo.

Y, quiero desde aquí, dar mi propia reivindicación al respecto, saliendo del armario también. Vamos a ello.

Siempre he admirado a aquellas personas que no nadan a favor de la corriente, que su potestad interior las ha llevad a ser distintas, y, haciendo acopio de valor, han decidido ser ellos mismos, contra una masa descerebrada que es la humanidad, y Jan decidido vivir siendo ellos mismos. Hace falta mucho valor para enfrentarte a una familia, a un entorno y ser uno mismo, y maquillarse, llevar falda, ser libre en tus reacciones, pasarse el mundo por montera y ser, simplemente ser, y reivindicarse en un derecho tan básico como ser uno mismo.

Hablas de huevos, de valor, pero hay que tener mucho valor, muchos «huevos» para no derrumbarte y ser engullido por el torrente que es la vida, y la sociedad, esa bestia que hegemonía los roles, que nos juzga sin conocernos, que presenta un estándar que realmente no existe. Hay un movimiento, que se considera rebelde, que busca legitimar las conductas retrogradas que eximen a las mujeres a las cocinas, que busca hacer clandestino el amor entre iguales, que vanagloria las conductas en las que hay un epitome en los que el hombre es el que rige nuestras vidas, ese hombre que no es capaz de sentir mas lejos de su piel, y que dentro de si, no hay nada.

Mi alma siempre esta al lado de quien es diferente, quien no se resigna, quien tiene ese gran valor de sentir libre por encima de todo, de no doblegarse. Ese es mi pueblo, y lo reivindico. Y no hay que justificarse. Cada uno es cómo es, y no hay que ocultarlo, sierpe que haya un respeto y un credo de paz. ¿Por qué el hombre persigue el amor?

Por eso, os digo, que salir del armario, no es solamente del mundo LGBTQIA+, es también un paso para quien nos sentimos distintos, quienes tenemos una forma de ver el mundo en el que no encajamos, máxime si llevo el pelo largo, soy moreno, soy obeso, soy daltónico, soy disléxico, si soy homosexual, si soy mujer, si no soy, o soy, ave nocturna y me gusta el mundo onírico, las «razas» o los colores, los parches y los elásticos en vez de las consabidas corbatas.

Hoy, mas que nunca, no puede haber legislaciones que, con la ley en la mano, discriminen, por sexo, condición, o estética, por eso, el pueblo del rock, del que me siento participe, es un pueblo libertario al lado de quien se sienta discriminado por la masa. Todos somos uno, la tierra es solo una, pero los colores que la componen son infinitos.

Sé tú mismo, yo he salido del armario, no pienso adocenarme y pienso ser rockero siempre, aunque la edad o la salud no me acompañe, aunque la sociedad me juzgue. Yo estoy contigo. Y no voy a ver el mundial de Catar, no, nunca.

La revolución es pacifica, los peligros inherentes, pero perder es ser uno mas de la masa, y yo quiero ver un mundo diverso, plural, arcoíris, le pese a quien le pese. Y aquí el rock, es una de las partes de esa marea que quiere ser otra cosa, otro mundo, aunque todos estén en este. Yo soy heavy, tu hetero, el gay, ella mujer, él sin genero, al final, todos somos de la misma nave, de Gaia.

Respeta.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here