Inicio EL ZOMBIE TE QUIERE ENTREVISTAR Entrevistamos, hoy, a Diego Cardeña.

Entrevistamos, hoy, a Diego Cardeña.

202
1

Nueva entrevista universal: queridos lectores, aquí de nuevo la entrevista universal está de nuevo entre nosotros. Esta entrevista quiere dar un enfoque definitivo a nuestro panorama rockero, metalero, extremo, dando paso a una conversación mercurial y netamente transpirable para conocer a los artistas y grupos que nos hacen tan felices. Si estás en esta entrevista, el lector sabrá mucho más de ti, como músico y como persona. Hoy estamos con Diego Cardeña.

Estamos pasando un confinamiento brutal… ¿cómo ha sido tu mundo entre cuatro paredes?

D: Pues sinceramente, mucho mejor que en la normalidad (risas). Por suerte convivo con mi persona favorita, mi salud y la de los míos ha seguido intacta, no he sufrido ningún ERTE y he podido trabajar desde casa. Todo ello me ha servido para disfrutar más de mi matrimonio, valorar aún más mi trabajo y lo afortunado que soy de poder trabajar en lo que me gusta. 

Por otro lado, al tener perrete, he podido salir todos los días a pasearle, dentro de la normativa, y disfrutar de tiempo para mí, mi mujer, nuestros hobbies caseros y poner nuestro mundo en orden. Tomar decisiones de cara al futuro que, ya es nuestro presente, y estudiar.

¿Cuál es para ti la definición exacta de lo que es el rock?

D: Más que la definición exacta, buscaría aquello que para mí representa el rock. Libertad, rebeldía, actitud…, son tres pilares bajo los que, en mi opinión, se construyó el género musical que, sin duda, cambió el curso de la historia de la música.

Eres conocido por tu faceta de cantante y locutor, pero ¿cómo de poliédrico es Diego Cardeña? ¿Qué conocemos realmente de tu personalidad?

D: Creo que tengo la habilidad, y/o experiencia, de poder mostrar lo que quiero, cuando quiero y no dejar que nadie, a menos que yo quiera, conozca ciertos detalles de mi vida o intimidad. Las redes sociales han servido para exponer, consciente o inconscientemente, la vida de las personas para cubrir una necesidad de aprobación o reconocimiento que, en mi caso, ya lo recibo de mi círculo privado. Lo que opine de mí, con todo el respeto, un seguidor de mis antiguos proyectos musicales o de la radio…, me es indiferente. No me tomo en serio el halago y mucho menos el insulto. Las redes me sirven de plataforma para “vender” mi música o mis shows, no para fingir una vida que no llevo o un éxito que no es real.

Pero respondiendo concretamente a tu pregunta, supongo que únicamente permito mostrar mi faceta artística o profesional. Mi vida personal, mis gustos, mis virtudes y defectos, son tan íntimas como innecesarias para terceros. La gente vende su privacidad muy barata, y tampoco considero que a nadie le importe cómo soy en mis diferentes facetas de la vida.

Hoy se puede decir que ya has pasado tu Rubicón… ¿cómo ha sido la experiencia?

D: (risas) Liberadora. Llevaba mucho tiempo barruntando el paso de dejar EON, pero sabía que no se lo iban a tomar bien. Así que lo mejor que podía hacer, era dar el extra que podía quedar dentro de mí para ellos, y dejarlo grabado. Rubicón fue el nombre que quise darle al disco, y ellos cuando les expliqué el significado de la expresión “pasar el Rubicón”, lo aprobaron. Lo que no sabían es que era mi proceso personal.

Necesitaba grabar ese disco y dejar la banda en lo más alto que habían estado nunca, para poder irme sin sentimiento de culpa, asumiendo lo que iba a pasar y está pasando. Pero como te digo, Rubicón es el mejor disco que ha editado EON a día de hoy, hemos aparecido en los carteles de cuatro de los seis festivales más importantes del país y les he enseñado todo lo que sé sobre cuidar y respetar a toda a la prensa, a todos los promotores y esforzarse día a día para construir una marca. Estoy convencido de que me darán la razón y seguirán en la senda correcta. Aunque sea económicamente, nos interesa a todos.


“Bala que grabé en tu nombre” es un título que lo tiene todo, es retorcido, brutal, pero guarda temperamento y actitud. ¿qué nos transmite este título? ¿a quién va dirigida?

D: Nadie es tan importante como para que le escriba o le personalice en una canción. Es un himno que describe la reacción de un sujeto que, hastiado del comportamiento de su entorno, decide dar el paso de cambiarlo todo, dejando claro que no es el culpable de la situación. De ahí la frase final… “un día caerás y en ti me verás”. Únicamente cuando se pierde algo o a alguien, valoras lo que tenías. Una pena.

¿Que es lo que te hace arder?

D: Supongo que te refieres a la canción “Arde”. Es un regalo, en propósito de enmienda, para aquellas personas que, como parásitos, se aprovechan del trabajo del resto. Si de lo contrario, te refieres a qué me enoja, cabrea, etc., (risas) soy bastante sociópata, así que muchas cosas.

Se me ocurren muchas situaciones jodidas, amargas, muchas cosas perversas, pero ninguna como “Hiel”, tanto físicamente como de forma metafísica… esto es puro odio, puro sufrimiento de la manera mas pura y blanca, sin sentimientos, puro gris…. ¿qué opinas del concepto?

D: “Hiel” es una canción que responde a esos momentos en los que comenzaban a invadirme los pensamientos de salir de EON. Las notas negativas o periodos desagradables que tenía que soportar, o hacer soportar a otros, superaban a los instantes de brillantez o luz que, únicamente vivíamos en las pocas semanas que destinábamos a ello a lo largo de los años. Digamos que no compensa vivir a disgusto por muy bien que congenies en el tema compositivo. Una banda debe estar compuesta por amigos de verdad o gente a la que le compensa económicamente seguir juntos. Pero esa es mi opinión. 

Respeto que haya gente que soporte la falsedad, ponerse a parir por la espalda y perder miles de euros al año por dar un concierto para cien personas, a las tres de la tarde, en un festival de decenas de miles, creyendo que así van a caer más promotores. O que, al tocar en tu ciudad en un fin de gira, tengas que invitar a 33 personas de otras bandas y medios para que en la foto final no se note que únicamente has vendido 78 entradas, todos amigos y familiares, excepto catorce. Cada uno tiene el medidor del éxito, o el cuajo, donde considera conveniente.

¿Cuál es el músico que más admiras y te dijiste…, “yo quiero hacer eso”?

D: Varios a lo largo de los años. De hecho, los que me conocen saben que pueden, o podían (risas), verme en conciertos de metal, rock, blues e incluso pop.  Pero supongo que el primero que me hizo decidirme a dar el paso y formar mi primera banda, fue Marilyn Manson. Que no quita que admire como una groupie a iconos como Paul McCartney, Phil Collins, Mike Oldfield, Eric Clapton, Phil Anselmo o Corey Taylor.

¿Cómo de desgastada y perversa consideras que tiene que estar nuestra sociedad para que siga habiendo “parias”?

D: El diccionario define a la sociedad como “una agrupación de persona que constituyen una unidad, con la finalidad de cumplir mediante la cooperación, todos o algunos de los fines de la vida”. Dicho esto, y vivida la pandemia, no creo que seamos una sociedad. Lo que genera un caldo de cultivo perfecto para que sigan existiendo excluidos, parias, o como nos queramos llamar.

¿Cuál crees que, bajo tu opinión, es el futuro del rock en España y en el mundo mundial?

D: Con todo el respeto, y sin ánimo de ofender, el mundo lleva matando al rock desde el accidente aéreo de Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper. Y 62 años después, sigue habiendo bandas, festivales, lanzamientos, prensa e incluso radios en FM dedicados al rock. El rock ha superado en todo el mundo, España no es la excepción, el boom del disco, el hip hop, la electrónica y ahora el trap. Siguen apareciendo bandas como The Black Keys, Muse, Arctic Monkeys, Greta Van Fleet, y los que están por llegar, que mantendrán vivo el espíritu del rock, evolucionando o exprimiendo su raíz más clásica o setentera.

Otra cosa es que me hables de metal y sus derivados, etiquetas, etcétera. Pues desde hace años, hay menos público y demanda, por el motivo que sea. Por suerte, hay refugios de luz, como Angelus Apatrida, que hace un nº1 en ventas, que es un auténtico orgullo para todos. Ojalá siga habiendo, ya no sólo bandas, sino público y espacios donde actuar sin hipotecar la salud financiera de las bandas.

Yo soy mas misantrópico y nihilista que terraplanista, pero tú incidías en la Misandria en la canción que cierra Rubicón. Ya puestos a elegir…, ¿por qué elegir?

D: Misandria es una canción que rechaza al hombre. Pero no por la vía de la misantropía, sino que utilicé el término de Misandria para dar título a un tema que habla sobre la violencia de género. Rechazo, odio, al hombre maltratador, no a la raza humana.

¿Que camino nos lleva a recorrer Caronte?

D: Si te refieres al tema de Rubicón…, ¿Sinceramente? Necesitábamos un tema más para cerrar el disco, que, en vez de únicamente ocho temas en cinco años, estuviésemos algo más cerca de diez para que al menos, pareciese que habíamos descartado canciones. Y propuse que se hiciese un tema instrumental que nos serviría, por otra parte, para crear ese paso del río Rubicón y meterlo en mitad del disco, a modo de interludio, de segunda parte del disco. Y a la postre, dispararlo para intros o bises en los conciertos. Así que, sobre una desnuda línea de guitarra de Rubén, Miky hizo auténtica magia. Pero el tema no tiene más (risas), ni caminos ocultos o dobles sentidos.

¿Cual es la verdad absoluta de Diego Cardeña, ese axioma al que recurres en tus horas más oscuras?

D: Trabajo. No hay nada más puro y reconfortarte que el trabajo. Si quieres llámalo esfuerzo, por aquello de no llevarlo todo al plano laboral. Pero la poca experiencia vital que llevo recorrida, me ha llevado siempre a recoger frutos con el esfuerzo o el trabajo. La mano ociosa, es la mano del diablo, y es cierto. El/la vago/a acabará desperdiciando su talento en cosas que jamás serán beneficiosas, al menos para el/ella.

Si te esfuerzas en seguir remando por tu talento, o tu relación sentimental, tu trabajo, etc., acabarás consiguiendo tus metas. Esperando a que otros te hagan el encargo, siempre te llevará a la dependencia y la inutilidad. Como una rémora o parásito que no sirve para nada y del que todos se acaban apiadando o rechazando. 

¿Como trabajas tu técnica lírica, como haces para mantener esa voz que gastas?

D: No tengo ninguna técnica vocal y no me he cuidado nunca. Por suerte, mi estructura vocal, mi caja torácica y mis influencias musicales, han hecho que mi voz destaque entre otras, o llame la atención, por esa capacidad de reproducir diferentes registros. Ha sido un honor leer a muchos medios atribuirme méritos como el de ser el cantante con más registros de la escena o que genero una catarsis colectiva en directo, etc. Pero sinceramente, no creo que tenga una voz de nivel envidiable. Lo envidiable es que puedo hacer, bien, muchas voces.

Es difícil imitarme o defender mis canciones exactamente igual, pero no es complicado para muchos cantantes llegar a notas limpias más altas que yo, o hacer un gutural más grave que el mío, o desgarrar en grave, agudo o hacer lírico. Lo complicado, es poder hacer todo eso en una única voz real y no parar de moverme en directo, además de conectar con los medios especializados o el público. 

He tenido conciertos penosos por la complejidad de hacer lo mismo que en estudio, sumarle el frenético show del directo y tener sobrepeso (risas), además de haber cogido frío o haber fumado mucho días y horas antes, pero la verdad, es que he sido un privilegiado y hubiese hecho más si le hubiese dedicado más tiempo a mi voz y menos a dirigir a toda una banda. 

Enrique Morente y Lagartija Nick consiguieron algo único al sacar un disco que mezclaba Flamenco y rock, cabrear a todo el mundo y luego ser considerados como un disco/grupo de culto… ¿cómo lo ves tú? ¿Es mejor ser un superventas o es mejor vender menos, pero tener un reducto de fieles que os consagren eternamente?

D: Considero que cada uno debe hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera. Muchos músicos se obsesionan con cambiar de sonido para imitar el de otro que ha funcionado, e incluso los hay que cambian su estética para parecerse a tal banda o tal músico, etc., logrando sonados fracasos. Cuando una banda, artista o músico se centra en crear sin mirar a los lados, salen cosas más puras.

El ejemplo que comentas es algo que te puede gustar o aborrecer, pero es purísimo y luego ha tenido varios conatos de copia. También te digo que por hacer mezclas más raras no se es mejor músico o creativo. Pero sí es cierto que, Omega, es una obra que debes escuchar antes de morir. Luego que te guste o no, es algo totalmente libre.

Buscar ser un superventas o un bicho raro adorado por el underground, es imposible. Eso sale o no sale. Se nace o no se nace. Se tiene o no se tiene. 

¿Dónde se perdió con el tiempo la ferocidad del rock?

D: En el momento que alguien comprendió que eso vendía y comenzamos a sustituir la pureza, por la pose.

¿Como son las calles que pisa Diego Cardeña que arden a su paso?

D: (risas) Yo piso poco la calle porque puedo trabajar desde casa y salvo por pasear al perro e ir a la compra, prefiero estar en mi morada. Ahora, cuando llegue el buen tiempo y se pueda pasear sin mil capas, nos airearemos más.

Entiendo el juego de palabras que quieres hacer con mi canción. “Calles que respiran llamas” es un título potente para una composición que versa sobre la hostilidad que hay en la sociedad en los últimos años, la violencia física y verbal, desigualdad social, polarización política, y el grito de esperanza por intentar convivir en armonía.

¿Qué tienen de positivo y de negativo las grandes multinacionales del rock?

D: Entiendo que te refieres a las grandes discográficas. A ver, lo positivo que tenía hace años era que apostaban realmente por ti a la hora de lanzar tu carrera. Si bien es cierto que las regalías en royalties y cláusulas eran leoninas, al menos veías que apostaban su dinero en promocionar y grabar los discos. Y si funcionabas, estabas protegido. 

Hoy en día, no compensa nada en absoluto, bajo mi humilde punto de vista.  

¿En que disco, de la historia del rock, te habría gustado participar?

D: Revolver de The Beatles como parte del equipo de producción y Appetite For Destruction de Guns N´ Roses como compositor.

¿Qué actitud tenemos que tener ante la muerte, y como ves tú el uso de la figura de la parca en nuestro ideario metálico?


D: Creo que hay una conciencia estereotipada e infantil, cargada de absurdos clichés que, en la mayoría de las personas son falsos.

¿Si no hay rebelión y rebeldía no hay rock? 

D: El rock primigenio es así y nació así. Pero la evolución del género nos ha demostrado que tampoco es necesario.

Un hotel, hambre, resaca, y recién despertado… ¿cuál es tu primer pensamiento?

D: Viaje a Benidorm en plena adolescencia.

¿Qué es lo que te motiva para seguir contra viento y marea?

D: Yo mismo

Se usa mucho, pero realmente ¿Estamos en posesión de la libertad, o es un concepto abstracto?

D: Abstracto y utópico

¿Existe la figura del manager, o esta en extinción, o nunca existió?

D: El manager original que apostaba por una banda y la ayudaba a cambio de un porcentaje, está en extinción. El pseudo representante que cobra al mes o al año para “cubrir costes”, funcione o no la banda, es una figura que debemos extinguir.

¿Vivir de rodillas o morir de pie?

D: Vivir de pie

¿Cual es la arquitectura perfecta para hacer un trabajo como el vuestro?

D: Hay miles de discos mejores que los nuestros

Hoy día todos los grandes discos tienen una buena y cuidada producción y masterización detrás, y suenan limpios y pulcros ¿Se ha perdido en el rock esa sensación de garaje y de locura que había antaño?

D: Se ha perdido la criba que únicamente autorizaba a grabar a aquellas bandas que se lo merecían o sabían tocar. Ahora graba cualquiera, repitiendo durante horas el mismo riff hasta que consigue ir a tempo o ejecutarlo bien. Y con los avances técnicos, cualquiera con un poco de oído y dinero, suena genial. Luego en directo, por suerte, se pueden ver las carencias de los músicos y los cantantes, aunque intenten camuflarlo.

La sensación de garageo y primeras tomas, se puede seguir teniendo con menos producción y hay bandas que vuelven a trabajar así.


¿Si yo te digo, de sopetón, 1984, tú que contestas?

D: Mi año de nacimiento. Pero también Orwell y grandes cintas del cine

¿Qué hace al músico, la perseverancia o la partitura?

D: El estudio. Pero luego hay que diferenciar entre compositor o intérprete. Conozco genios de la técnica que no componen nada de calidad. Y al revés, gente que compone genial, pero tiene la técnica de un novato.

¿Hay algún disco que hayas hecho que realmente, bajo tu mirada, no esté terminado del todo?, es decir ¿lo seguirías puliendo?

D: Médula con EON y Demostration Of Wrath con Uncreated

Una guitarra, un bajo y una batería, pero ¿qué marca el carácter distintivo?

D: El groove y el carisma

¿Un hábito que te cueste reconocer que no eres capaz de dejar de hacer?

D: Comer más de los que debo (risas)

¿Tiene que haber noche y juerga para forjar las amistades imperecederas, de esas que luego te abren puertas?

D: Para nada

Hoy día es fácil levantar controversia, en ocasiones con tontunas, pero realmente, ¿Qué nos queda para meter realmente el dedo en la llaga y ser visibles y reivindicativos?

D: Ser uno mismo, tener personalidad y carisma. 

¿Cuándo un músico sabe que es el momento de echar el telón abajo?

D: Cuando no se puede mejorar lo que has hecho o hueles el desencanto.

¿Hay algo de positivo en el MP3?

D: La facilidad de compartir música

¿Radio o Podcast?

D: Podcast de programas de radio

¿Spotify o Yotube?

D: Spotify

¿Drama, comedia o Biopic?

D: Biopic

¿Sexo o Rock’N’Roll?

D: Rock and Roll

¿Forges o Ibañez?

D: Forges

¿Tu actor fetiche?

D: Luis Zahera

¿Sala o Estadio?

D: Estadio

¿Tu primer disco?

D: ¿Comprado con mi dinero? Eurodance 1993 (risas)

¿Años 80 o años 90?

D: 90

¿Tu libro/comic de cabecera actual?

D: El Negocio de la Música de Paula Susaeta y Paco Trinidad

¿Aún nos quedara París al terminar todo esto?

D: Pues… ¡claro!

¿Crees que sueñan los androides con ovejas eléctricas?

D: No soy muy fan de la ciencia ficción, ni he visto Blade Runner, ni previamente leído a Philip K. Dick.

¿Seguiremos cantando en la ducha a estas alturas?

D: Es necesario (risas)

¿Algo que añadir al terminar este epitafio con nombre de entrevista?

D: Agradecer todos estos años de trabajo por darnos visibilidad, de cariño, respeto, profesionalidad y cuidado en tus reseñas, críticas y entrevistas. Nos volveremos a ver pronto, pero no sé en qué zona de la sala, del estadio o del backstage. Un abrazo enorme, Josean.

Josean Zombie.

1 Comentario

  1. muy buena entrevista. k ganas de escuchar lo nuevo k vaya hacer Cardeña.

    por cierto si habeis esuchado a nuevo cantante de Eón es una copia del primer cantante. huele a que volverán a sonar a Sober con algun gritito.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here