Inicio SIN CATEGORIA CHANEL DEBERÍA PENSAR EN RENUNCIAR, Y QUÉ TIENE QUE VER CON EL...

CHANEL DEBERÍA PENSAR EN RENUNCIAR, Y QUÉ TIENE QUE VER CON EL ROCK.

661
0

La enésima polémica con E3urovision y RTVE vuelve a salir a la palestra. Tongo, vendidos, AMAÑOS epítetos (NO PROBADOS) muy graves que en la sociedad que nos rodea parecen situaciones que poco tienen que ver con la realidad (grave) que nos aqueja, pero que si abalizas un poco, ves perfectamente que esto huele muy mal, mucho, y que aquí hay unos conflictos de intereses tan fuertes, un transfondo de poderes que no podemos dejar de ver ciertos paralelismos de nuestra propia vida, tan graves como denunciables.

Y TU TE PREGUNTARAS QUE COÑO TIENE QUE VER ESTO CON NOSOTROS, con los Heavys y rockeros…pero todo esto tiene mucho que ver con el pueblo del rock, y aquí te lo digo.

Chanel, entiendo que no leerás esto después del bombardeo mediático toxico y machista que habrá a tu alrededor, pero de primeras te digo que, ánimo, fuerza y que el talento esta, el trabajo esta, pero no puedes ser el enésimo juguete (roto)de la industria que fagocita talentos, y si no dan resultados, son depositados en su derrota.

Ahora Chanel es la artista que ha ganado el festival, y a nadie le escama de que nadie quería realmente que ganara esta artista, si no que un jurado ha sido el que ha impuesto su criterio, por encima de Tanxungueiras. Un jurado que, voy a ser inocente, a lo mejor han visto en Chanel una artista mainstream, con un espectáculo vendible, un single disfrutable y, a lo que voy, pasta, proyección, espectáculo, y de nuevo un producto vendible, muy vendible y con mucha pasta en su trastienda… si funciona. Aquí no valen las reclamaciones, las reivindicaciones, la canción protesta o el mas mínimo viso de salirse del guion, como asi lo representaban Tanxungueiras o Rigoberta Bandini. A lo que voy, y todos sabemos, la industria impone un prototipo de lo que considera rentable y vendible, dado lo que se mueve, algo que por ejemplo intentaron imponer hace muchos años a grupo desconocidos como unos desconocidos Queen.

Si Chanel en un ejercicio de autoreivindicación decidiera declinar el puesto que le han endilgado conseguiría muchas cosas. Lo primero, quitarse el sello de la «impuesta por un jurado» contra la voluntad popular. LO segundo, reivindicarse como artista suficiente y polivalente, con carácter e ideas propias. Tercero, quitarse la presión, no solamente de que siempre sera la «impuesta del festival» y de que si no gana en Eurovisión, o quedar de las primeras será difuminada su presencia artística de por vida, eternamente, como casi todos los artistas que en Eurovisión no han logrado llegar al mínimo requerido. Que si, que a lo mejor gana o queda bien en los puestos, pero la estadística habla en su contra, y esta siempre es cruel.

El aldabonazo mediático seria mayúsculo, y lograría que el gran publico, ese que el final es el autentico juez, la viese con otros ojos, y reivindicase que no es un producto, si no una artista con carácter propio, que no esta comprada por las circunstancias. Y sobre todo, y a lo que voy, rompería las barreras de lo que una industria anclada al sino eterno de querer imponer su visión de lo que es la música, de denostar las distintas visiones, las distintas formas de entender el mundo armónico, de tender a un mundo musical en el que los estilos están ahí, que las reivindicaciones polémicas están ahí, de no ser muñecos en manos de nadie. Ahora mismo estoy escuchando el trabajo de Neus Ferri, cantado en Valenciano, Y ES UNA JODIDA DELICIA, ¿Le habrían dado la mas mínima oportunidad? ¿Habría cabido un Manu Chao en Eurovisión? ¿Serán las Tanxunguieras las nuevas bestias negras de la parte mas inmovilista y rancia de la sociedad española y Chanel el enésimo producto destinado a usar y tirar?

Tu puedes romper todo esto. Reivindicar tu perfil como artista, darte un respeto propio que ahora, gracias a la industria musical, no tienes, ganarte a las distintas partes de la feminidad reivindicativa que tu misma militas colmo mujer, y ser participe de esa forma de romper con los estereotipos y dar paso a distintos sabores dentro de la amalgama infinita del sonido, de las armonías, de los corazones, en definitiva, de la música, no de los productos. Eso que tanto daño hace a nuestro genero, en este caso el rock y el metal, que a pesar de tener algunos momentos de superventas, seguimos siendo ignorados incluso en emisoras aparentemente afines.

Por gente como tú, pero también por estilos y artistas encontrados y fuera de la industria como son tu propuesta, pero también las de Tanxunguiras, también como las de como Neus Ferri, como Rigoberta Bandini, como Megara, como Tahures Zurdos, o como gente del calibre de Angelus Apatrida como Le Flam y tantos millones de ellos, rompiendo lo que esta detrás de todo esto, una industria musical cuyo máximo interés es la monetización del producto, y el desecho del mismo después de su uso. Nadie debería imponernos que debemos escuchar y que no, por intereses espureos y modas pasajeras.

La música no tiene estrecheces ni puede ser un producto con el que manejarnos, la música es libre, y así debe ser siempre.

JOSEaN zOM(ZA)bIE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here