Inicio CRITICAS ZOMBIES The Space Octopus “Tomorrow We’ll Be Gone” Art Gates Records

The Space Octopus “Tomorrow We’ll Be Gone” Art Gates Records

685
0

The Space Octopus es uno de esos grupos que por conocido en este medio, no deja de ser uno de esos grupos prácticamente desconocidos, o muy limitado a unos pocos fanáticos, algo que me intriga dado que es un grupo de una calidad innata, un grupo al que lleva el timón Dann Hoyos nada menos que “Cum Laude” en la Berklee College of Muisc y endorsement por Ernie Ball”.

La forma de aproximarse al sonido del grupo y como ellos mismos indican es la de la combinación entre el Rock, Metal y el Progresivo a través de la visión muy particular y diáfana de estos estilos, sin caer en batallas imperdibles de guitarras ni guitar heros vanos que te despistan en la segunda o tercera canción.

Este trabajo es un trabajo que se degusta con la sabiduría que le dan los músicos a las armonías, con un esmerado y pulido sonido del buen rock californiano, más si cabe que del progresivo, sin pensar mucho en este aspecto, simplemente dejándose llevar y firmando 11 cortes pulidos y de aparente sencillez, divertidos y luminosos.

La historia es que en cuanto les das un poco de oído a los cortes puedes apreciar el buen gusto de las guitarras y el compromiso del grupo de pasárselo teta dándole cera a cada tema, invitando al oyente a sumergirse en esta particular sabor que resulta de esta álbum “Tomorrow Will Be Gone” . No son estilo coetáneos, pero creo que el espíritu que guarda el disco es el mismo que pondría a dia de hoy un Frank Zappa, más socializado sin duda o unos Primus si se le diese al Claypool por la guitarra en vez de por el bajo. Simplemente hablo del espíritu no del sonido. La factura de composición da fe de un esmerado trabajo y pulido de los cortes y se les nota un cariño en los mismos muy tangible, cosa que se traslada a su vez en una esmerada producción y masterización del disco, que a pesar de escucharlo en MP3 en el reproductor parte que no veas.

Me encanta el espíritu cachondo y punto funk de “Closer” o la fuerza del estribillo de bajo infinito y espacial de “Only The Brightest Star”, un tema de sonido internacional y que no duda en reflejarse en las tendencias del atmosférico progresivo de grupos como Pliny o Widek.

El sonido hard rockero es plasmado de forma crujiente y directa en la adictiva y magnética “Go On” un acierto de entrada que te engancha ya para el resto del disco sin remisión y que te abre a la virtuosa linea de “Our Time Is Running Out” tan cabalgaba como la anterior, magnética y llena de detalles y técnica, pero sin intentar deslumbrar al oyente, simplemente buscando un sonido que lo haga moverse, y a fe mía que lo consigue de buena lid. Hay un guiño progresivo en la entrada de “This Is The Last Time I’ll Fell” a el bueno el feo y el malo y que es una autentica gozada y pasada.

Hay sonidos marcianos y técnicos, muy virtuosos pero llenos de música cercana “To Die For The Outside” o la aterciopelada electricidad que emana de las notas de Paralyced con esos detalles en acustico, que también saboreamos en “Pause”. También hay himnos rockeros sin más como apreciamos en la trotona “Involved” comandada por esa voz levemente arenosa y ese hard rock de timbre anglosajón, muy Van Halen, tan conseguido.

Sin duda es un disco que engaña: en una sola oída no aprecias lo grande y profundo que es, dejándote llevar solo por la vitalidad y al alegría que surge de sus tentáculos.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here