Inicio CRÓNICAS DE UN CONCIERTO ANUNCIADO TETE NOVOA, SU PUESTA DE LARGO EN MADRID

TETE NOVOA, SU PUESTA DE LARGO EN MADRID

237
0

                                                          
El pasado viernes,día 21 de noviembre era un día señalado a fuego en el calendario para Tete Novoa, presentaba en casa su esperado disco en solitario, el lugar elegido, la sala Arena, ante un numeroso público que casi llenaba en su totalidad la sala, público que en ocasiones, erróneamente, según mi opinión, ha ejercido como jurado popular ante el giro hacía un rock totalmente melódico que han dado las composiciones de Tete Novoa, otras respiran la esencia de su lado más cañero que podemos ver cuando se sube a un escenario junto a sus compañeros de Saratoga, en definitiva, Tete muestra un amplio abanico de lo que es sin duda sus inquietudes musicales y ganas de innovar y sorprender a sus viejos seguidores, además de servirle para sumar así nuevos fans. Lo que si  creo que se puede resaltar de este disco y de esta presentación, es que es un disco en el que como suele ser habitual, esconde mucha ilusión y esfuerzo y así es como Tete quiso presentarlo, en una noche mágica, ya que el mismo definió esta presentación como “esto no es un concierto, es una reunión de amigos” en una de las ocasiones en las que Tete aprovechó para dar las gracias.
   
                                                                                                
Poco después de las nueve de la noche, Óscar Sancho, del que no hace falta más presentación, subía ejerciendo de maestro de ceremonias para presentar “a una de las mejores voces del heavy de este país”, sustituyendo a Txus, del que dijo que “como no se ha presentado” y bromeando, añadió “por lo menos mi paquete es real”. Así, entre risas y aplausos daba comienzo el concierto sonando la intro “Zero” enlazando con “Parte De Ti” comenzando así con mucha energía.
Como Tete decia, aparte de rodearse de amigos, ha sabido rodearse de buenos músicos que le han seguido en esta nueva aventura, viejos conocidos por todos, como son Matt de Vallejo a la batería, Ismael Gutierrez y Roberto Sánchez a las guitarras y Sergio Martinez al bajo.

                                                               
Fue una noche cargada de emociones, ya que a Tete, al principio, se le notaba algo nervioso, para estos nervios, ir dando paso a una carga de emociones provocadas por la respuesta del público, que coreó todos los temas, así como el verse arropado por amigos y familiares. Esta emoción era también evidente en el resto de sus compañeros de escenario que se les veía disfrutar como niños pequeños sobre el escenario.

                                                                                                
Con un rotundo “No” es la forma en la que Tete protesta ante la situación, en muchas ocasiones de abuso que estamos viviendo en la sociedad actual.
“Decidido Por Mis Sueños”, mucho más melódica que los temas que le precedieron, pero que también fue bien recibida e igualmente coreada por el público.
Se abria la tanda de invitados especiales con el clásico “Corazón De Heavy Metal” que fue muy coreado por el público, además, por de la aparición de Óscar  Sancho y Manuel Seoane a la guitarra que jalearon muy bien a los asistentes.
                                                                          
Sin perder “El Último Tren”, continúabamos la velada para dar paso a “Tu Luz”. Tras esta, Tete hacía una pausa para explicar que una de sus mayores influencias es Pacho Brea, vocalista de Ankhara dando paso así a la siguiente colaboración. Tete le dijo a Pacho que siempre había querido decirle una cosa,”No Mires Atrás”, presentando así el famoso tema que también fue acompañado por los coros y botes del público.

                                                                                               
Tete tenía otra grata sorpresa preparada a sus seguidores, de su etapa de Shaigon junto a Ismael Gutierrez, nos interpretaron “Tu Canción”.
Tras “Una Historia De Dos”, transportaban al escenario un piano, por lo que pudimos adivinar lo que se avecinaba tan sólo con la presencia de este instrumento, Pepe Herrero hacía aparición para acompañar a Tete, que sentado en una banqueta, nos regalaban la versión a piano del single “Sin Saber Nadar”. Tete despedía a Pepe agradeciéndole su presencia y la gran ayuda y profesionalidad que mostró en todo el proceso de grabación del disco ya que se realizó en sus estudios.
Roberto Sánchez comenzaba a arrancar notas de su guitarra desafiando a sus compañeros a que hicieran lo propio con sus instrumentos lo que dió lugar a que Tete pudiera presentar a sus compañeros y dar paso a “Inmortal” y “Volvamos A Empezar”. Con esto daban por finalizado el concierto, aparentemente, claro, ya que la banda desaparecia de escena, pero tras los breves instantes de refrescante pausa, nunca mejor dicho,  ya que Tete salía con su característica melena mojada, la banda volvían a hacer aparición para interpretrarnos la versión eléctrica de “Sin Saber Nadar” que volvió a levantar al público.

                                                                                                 

Tete nos trasladaba siete años atrás, al momento que definió como “uno de los momentos más especiales de su vida” ya que con el inconfundible brillo de la emoción en sus ojos, rememoraba cuando recibió, la que para él, fue la sorprendente llamada de Niko Del Hierro que le proponía unirse a Saratoga. Así daba paso a Niko que salía con su bajo dispuesto a comerse el escenario con el tema “No Sufriré Jamás Por Tí” que revolucionó aún más al respetable, pero lo que sin duda fue la guinda del pastel, por cierto, Tete recibió una tarta con su figurita encima de regalo de parte de unas fans, gesto que le emcionó, fue la vuelta a escena de todos los invitados para depedir la noche con la versión de la conocida canción de AC/DC, “Highway To Hell” durante la cuál soltaron grandes globos azules rellenos de colorido confetí que estuvieron pasándose por toda la sala y que de vez en cuando explotaban para dejar salir el confetí sobre el público.
Fin de fiesta que culminaron con firma de discos y todo para sus fans.

                                                                   
La reflexión es: ¿seguro que Tete no sabe nadar? porque demuestra que se mueve como pez en el agua en un habitat, a veces, muy poco agradecido, como es el subirse a un escenario ante un público y rodearse de otros “pececillos” que nadan en su misma dirección cada uno con sus respectivos instrumentos. En definitiva, te podrá gustar más o menos este proyecto musical, pero lo que si es cierto es que nadar, saben.

El Zombie se despide dando las gracias a la banda, especialmente a Ismael Gutierrez.
Aqui podéis ver más fotos y un video con algunos de los grandes momentos de aquella noche.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here