Inicio CRÓNICAS DE UN CONCIERTO ANUNCIADO Primer festival, la Noche del rock.

Primer festival, la Noche del rock.

189
1

En algunos casos las crónicas se tornan reportajes en torno al fenómeno que conforma el realizar un festival de rock en este país de pandereta e incultura.
Y es que es harto complicado que alguien se aventure con la que esta cayendo en meterse en un berenjenal de tal calibre, a no ser que lleves el rock y el metal, en la sangre.
Y esto es sin duda lo que es la productora Hadablanca, conformada por Trasgu rock y Borja “bon vivant” y que han tenido que navegar en aguas turbias y en marejada, hasta el ultimo segundo de esta epopeya, a la cual podríamos adjuntar a la misma de Ulises, pero empecemos por el principio.

a la ilusión de un proyecto nuevo, y jugando con el poker de ases que es el contar con unas bandas de alto cache arranca Hadablanca, con su primer festival,  “La noche del rock” que en principio iban a celebrarse en la sala Rock kitchen de madrid.
Ya desde el principio los problemas florecen al caerse una de las bandas del cartel, debido a la concurrencia de concierto en las mismas fechas, y siendo una gran baja, pero esto no amedrenta y se sigue luchando por el festival.

Habiendo lanzado ya la parafernalia propia de carteles y moviendo el festival por radios, medios escritos, y pubs, les llega la noticia del cierre por parte del ayuntamiento de la sala Rock  kitchen, apenas unas semanas antes de la celebración del festival. Nervios, prisas y solución: traspaso a la sala Independance, mas céntrica y mejor comunicada, en principio, y con experiencia en bolos de rock, al parecer.
Vuelta a hacer la tirada de carteles, con el consiguiente perjuicio económico a la productora, va llegando el día del concierto.
Y dando fe este reportero de lo allí acaecido, la mesa de mezclas que debía haber, no cubre ni por asomo las necesidades del festival, debiendo ir a toda prisa a por otra, prepararla y arrancar el festival, con la gente ya en la puerta esperando, con el consiguiente retraso.

Para mas in-ri la P.A. no funciona, y los músicos no se pueden oír, pero ya no hay tiempo, y con una hora y pico de retraso se abren las puertas, dejando a la profesionalidad de las bandas el peso del festival, en cuanto al P.A.
Con un aforo aceptable dadas las circunstancias, arranca el festival con Bon vivant, banda de Madrid que bebe de las fuentes del mejor rock abanderado por John Bon Jovi y que hace las delicias del publico asistente, constatando un buen sonido, y con la firme convicción de que la mala racha se ha acabado, tocando temas de su primer disco, y dejando muy buenas sensaciones y la locura en el sexo femenino que se acerco a verlos.
Con el tiempo muy, muy ajustado, se tiene que quitar el desfile programado de modelos, aunque pudimos disfrutar del sorteo de la guitarra de cristal, luego en el interludio entre Arkania y Cuatro Gatos y dar paso a la segunda banda, Niña malvada, que con un estilo también, muy hard rockero, y compartiendo orígenes y componentes con Bon Vivant, desgranaron un buen concierto a su vez, contando con la ayuda del vocalista de Black Hat, Angel Sanchez, para amenizar al respetable en una de sus canciones, y con su vocalista currándoselo a muerte para mover al publico.

Con (BARBARA) BLACK ROCK, sin duda pudimos ver el momento álgido de la noche, con unos temas de puro rock, y sin duda, con un potencial escénico arrollador, no solo de  su vocalista, si no de todo el equipo inclusive sus coristas masculinos, y con la adquisición del guitarra de Mercurio, David Villareal, que con apenas unas horas de ensayo, se curro un increíble concierto. Mención aparte de la espectacularidad de su bateria, con una corona india, y un esfuerzo sobrehumano a la hora de aporrear las baquetas.
Hasta este momento, hay que decir que el festival iba transcurriendo sobre raíles, y el inmenso trabajo detrás por parte de Borja y Trasgu empezaba a dar sus frutos, pero esta historia no tiene final feliz, muy a su, y mi, pesar. Es el turno de Arkania, arrancando con todo su potencial, y con el carisma que solo esta banda da en directo, pero al cuarto tema, la organización se vio obligada a parar el concierto.

¿Por que?… muy sencillo. La sala Independence es un sótano, por así decirlo, en el cual, por la parte de arriba tiene un teatro el cual amenazo con llevarnos a la policía debido al….ruido. Si por increíble que parezca la sala no tiene la suficiente insonorización como para aguantar un concierto así, y hasta las diez y media no pudimos arrancar de nuevo el concierto, con el consiguiente recorte de tiempo, que también afectaría a Cuatro Gatos, debido a la proximidad de la hora de apertura de la sala, las doce de la noche, solo pudieron tocar otros cuatro temas… penoso.
(podríamos, a posteriori volver a ver a Arkania en su mini concierto, con la participación del bajista de Dark Moor, Mario Garcia, en el tema Gabrielle)

Aun a pesar de la situación ni publico, ni organización se arredraron en el evento, e incluso sacaron una tarta de cumpleaños para festejar a Pedro de Cuatro gatos, y a  Emy, miembro de la organización.
He de señalar según me informaron que al parecer, el dueño de la sala Independance, es el mismo que el del teatro..¿? solo que la tiene alquilada.
Como punto positivo, la impecable actuación de Hadablanca, irreprochable, y la actitud del publico, siempre comprensiva.
Y ademas como todo lo que es que el diablo baile sobre tu tumba, y como la sorna, la fiesta que había detrás del concierto era de…clásicos del rock, hay que joderse!
Aquí os dejo el enlace a las fotos del concierto y al vídeo-reportaje que hicimos.

Josean/zombie

https://www.facebook.com/ZombieWarManagementLin/photos_stream

1 Comentario

  1. Gracias al público de todas las bandas y a vosotros que fueron a vernos y esperaron casi 2 hs fuera por la penosa organización de la sala y los hechos que cuentas aquí. Un +10 para Hadablanca!

    Pol.-

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here