Inicio CRITICAS ZOMBIES LA JARA “VIVO O MUERTO” Rock Estatal

LA JARA “VIVO O MUERTO” Rock Estatal

287
0

Incombustibles, los chicos de La Jara siguen medrando en la zona urbana al oeste del barrio de Hortaleza reivindicando un legado de música cercana y de barrio, una música que si bien no este tan en boga como antaño, sigue vigente en el día a día, en las calles de la ciudad y de sus habitantes.

No son exactamente los componentes que yo conocía, ya que han tenido algunos cambios de formación para este tercer disco, el cual cuenta con la producción de un icono de este sonido y un buen conocedor del sonido urbano como es Kosta de Boikot, junto con Vázquez y ha sido masterizado por Tony Brown (Antonio J. Moreno) de SONIMAK Mastering (DALAMIX). Como de costumbre ya a estas alturas del cuento, lo que me encuentro en este aspecto es un trabajo profesional, pulcro y netamente limpio, algo que sin embargo echo de menos en producciones de rock urbano, algo mas de suciedad y caos… pero esta muy lograda.

Salvando las distancias técnicas nos encontramos 10 temas que a uno, a estas alturas del cuento, y habiendo pasado por mis oidos muchísimo rock urbano, pues cómo que ya no espero mucho de este genero.

Sin embargo, lo bueno que tiene este disco de La Jara, este “Vivo O Muerto” es que hace bueno ese sonido envolvente que hace que en unos días grises y aciagos como los que estamos viviendo, pues como que te eleven el animo sin que te des cuenta.

Evidentemente, La Jara no ha buscado revolucionar el genero. Sin embargo encuentro unas melodías muy de Platero, engrasadas y pulidas, con lo que cuentan la historia desde un prisma bastante personal y de sonido netamente crujiente. Ademas, el disco tiene una cosa que lo diferencia un punto de los grupos clínicos y genera la etiqueta La Jara, y no es otra que el buen trabajo lírico de Musaraña, una voz de carácter, que huye de las voces cazallosas típicas del genero, y le da un punto canalla y de, por que no decirlo, buen rollo y cachondeo sano (a pesar de que las letras tienen una linea propia a la que hay que hacer una lectura independiente).

No soy fan del genero desde hace muchos años, pero reconozco que este disco tiene muy bien perfilado todos los flancos como para hacer que su escucha no solo sea un buen rato de locura rockera urbana, si no que ademas, no me importe tenerlo como uno de esos referentes, que sin quererlo, salen en un año lleno de música y se te quede grabado en tu cerebelo.

Recomendamos, dentro de los temas que articulan el disco, ese rollo tan adictivo, canalla e hipnótico que se consigue en un corte como es “El Riego De Su Senda”. Doble linea vocal, masculina y femenina, una prosa labrada y un son en el toque armónico que te coge y no te deja, como sentir el regusto de el último trago de un buen Bourbon. Simplemente me encanta. Un regusto parecido por sensibilidad canalla y toque al corazón del oyente también lo tenemos en otro corte como es “Soledad”. No muy lejos de esa linea, pero más escorados a sonidos Marea, tenemos un corte como es “Uno De Los Dos” que no esta mal, pero me sabe demasiado a los finados.

No obstante tenemos más temas que salen de lo habitual como es “Vivo O Muerto” que seria otro tema que esta “padrísimo” que dirían en Mexico DF, ya que tiene, de nuevo, energía, lírica y un son muy del estilo de los Boikot de antaño, que sin llegar a temas reivindicativos, guarda esa esencia adictiva y cachonda que te impele a darlo todo en la escucha. En esa lid también destaco, por su cuidada linea de guitarras y esa rítmica que me mola mucho, la gamberra y deudora del rock mas canalla en “Abrir La Veda”

No olvidamos temas más duros y directos, ariscos quizá en un primer trago, pero con ese deje en la lírica que te coge bien desde el principio como es “Calle Del Desdén”, puro rock canalla de sabor a Asfalto. L alinea románica, no obstante, es la tónica del disco, y las armonías de detalles y pegadizas las tenemos en temas como “Lo Puedo Imaginar”, pura chulería en píldoras para rockeros ensoñadores de barra y chupitos de tequila.

Hay alguna sorpresa más al rock canalla de Los Angeles tipo Hanoy Rocks o L.A. Guns cómo tenemos en la afilada linea de guitarra de “Toc toc toc” en la que apreciamos una linea armónica de bajo más notable que en el resto del disco y que esta muy bien. Y para finalizar con la locura y un cierto toque punk tenemos “Botellón” incidiendo en el sentimiento canalla que desborda el trabajo.

Puede que el rock urbano, aún no haya terminado de decir todo lo que nuestra sociedad necesita ahora en estos tiempos grises que se te iluminan con estos trabajos.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here