Inicio CRITICAS ZOMBIES LA CIFRA NEGRA “SÍNDROME DE ESTOCOLMO” THE FISH FACTORY

LA CIFRA NEGRA “SÍNDROME DE ESTOCOLMO” THE FISH FACTORY

241
0

Hay una gran época del rock, esa época de grupos como Whitesnake, como Queensryche, Dokken, una época dorada del hard rock americano y que los chicos de La Cifra Negra reivindican a buen seguro.

Este grupo tiene su origen en el pasado año 2018, curiosamente bajo el nombre “El Síndrome De Estocolmo”, el mismo que titula el trabajo que presentamos a renglón seguido, surgido de “la idea de Rafa de la torre (Guitarra, voz) de aunar géneros musicales diversos como el hard rock, el rock progresivo y el pop con temas directos de rápido desarrollo y letras de contenido social y sobre vivencias personales”.

Este trabajo muestra a un grupo ecléctico en sus ideas, intuyo que es un trabajo un tanto de crisol de ideas y que debe tirar hacia una dirección más homogénea en un futuro. No obstante, y aunque hay temas de todas las etiquetas, el hard rock prima sobre todo, y muestra una solida composición e ideas frescas que saben a antaño, pero saben vigentes. Esa es la gran baza de este trabajo al que vamos a conocer en un minuto.

El primer corte que tenemos es “Qué Quieres Ser”: sonido de hard rock, muy devoto de los años ochenta, pero sin dejar de saborear ese deje del rock español de los ochenta, crujiente y netamente implícito a las calles

La Noria“: seguimos apreciando esa linea sonora muy de los ochenta, elegantemente realizada: aquí hay mucho de Niagara, de Sangre Azul o Bella Bestia, eso si, trasladada a nuestras lides sonoras, y suena muy bien, ganando adictividad en cada escucha.

“Muñeca Rusa”: dando un pequeño giro tenemos este corte que no puede ocultar sus galones Guns’N’Roses, eso si, regalándonos una lírica menos estridente que la de Axl. Me encanta el toque sinfónico que le da la parte de teclado y el uso de metales para firmar un corte chulo como pocos.

“He Venido a Buscarte”: de nuevo ese aire chulo, en este caso con sabor al rock que practicaba una bestia como David Lee Roth en solitario, o Sammi Haggar, (y unas líricas muy “Rosenderas” en su etapa Leño) lo tenemos en este brutal corte, con intenso deja vu, pero con intenso carácter. ¡Viva el rock!

Estrategia De Control”: estrictos en su carácter hard rockero, proseguimos la odisea imbuyéndonos del rock eléctrico de “Estrategia De Control”. Aquí la linea es más clásica, y hay dejes de Topo o Asfalto, pero no deja de ser un buen corte, aunque no de sorpresas.

Como pista heterogénea tenemos la belleza de “Ulises” una balada de profunda sensibilidad, y no sin cierto viso jazzistico que muestra la buena tonalidad que tienen guardada los músicos de este grupo.

“Mueble Viejo”: dando un giro de 360 grados tenemos este otro corte, a pesar de entrar de una forma acústica y electrizarse en su devenir. Aquí el grupo sigue teniendo una gran linea musical introspectiva y de sensibilidad, un tema digno del maestro Miguel Rios al que le quedaría niquelado si lo cantara a dueto.

“Huecos”: volvemos al hard rock, devoto del sonido unos Survivor en este corte, al que su potencia guitarrera y el buen sonido de teclado hace una delicia para oír varias veces de rondón y disfrutar en circulo del tema.

“Contra El Suelo”: sin duda al grupo le viene como anillo al dedo cuneado saca a relucir el affair sonoro del hard rock americano, y en esta semi-balada, de nuevo el sonido vuelve a coger vuelo cuando el grupos se desata. Es difícil escuchar el corte y no salir tarareandolo mentalmente.

“Bienvenido Al Túnel”: dando una patina de metal al hard rock del grupo entramos en el corte más brutal del trabajo, este corte donde la rítmica se profundiza y las guitarras cogen un perfil mucho mas cortante, aupadas por la base del bajo y unas líricas contundentes. Me gusta, aunque rompe un poco la linea del trabajo.

“Una Noche Más”: dejamos el sonido anterior y nos imbuimos en el sonido rockero sin etiquetas de este corte, muy melódico en la base lírica y que sabe rebelde y fresco a partes iguales.

Cerramos el telón con “Ausencia” una balada acústica, sensible e intima, perfecta para un día encapotado mirando como llueve a través de la ventana que se va electrizando en su desarrollo, cogiendo carácter y garra.

Sin duda el problema, por decirlo de alguna manera ya que también puede ser una virtud, es la heterogeneidad del trabajo. Hay muchas ideas, y hay muchos guiños melódicos, de nuevo reinando la música realizada con cariño y ganas. Me gustan sobre todo cuando dan libertad al sonido mas hard rockero americano, donde al grupo se le aprecia mejor y con mas garra e ideas. Un trabajo que nos habla de un grupo al que hay que seguirles en corto en cuanto tengan claro el timón a donde quieren ir.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here