Inicio CRITICAS ZOMBIES Human Ashtray “Exile” No Humano records-BLOOD-FIRE-DEATH

Human Ashtray “Exile” No Humano records-BLOOD-FIRE-DEATH

581
0

Los conceptos de la música a priori deberían ser sencillos: con unos acordes definidos tienen que representar algo abstracto, dibujar en un lienzo en blanco una situación, un sentimiento, un significado. Por eso veo tan limitado el pop, que apenas sale de su zona de confort para realizar canciones faranduleras o directamente empalagosas de amor.

Representar una agonía, un teatro de dolor y destrucción, de odio pero de rabia incendiaria, ese sentimiento que resulta de sentir la energía de un cable de alta tensión mientras chisporrotea la lluvia sobre la electricidad y esta intenta escaparse para tocarte y hacerte añicos es bastante parecido a lo que Human Ashtray te incrustan en su disco “Exile” un trabajo de Death Metal con matices dethcore, sin apenas concesiones, cortante y directo y donde el concepto de brutal es a priori un concepto que no llega a alcanzar la definición exacta de la brutalidad del grupo.

Han sido cinco años desde que el grupo lanzo el anterior disco “Pripyat”, y no puedo definir, al no conocerlo, la evolución del grupo, pero lo que esta claro es que la estructura del grupo se sustenta en una base rítmica brutal, lanzadísima trufada de blast-beats donde la voz es un pilar que define perfectamente la oscuridad y violencia que le grupo imprime a los temas. Sin embargo, y siendo un disco dificil de asimilar, tiene una técnica precisa, cuidada y el grupo no descuida la melodía, ni las lineas en las que los movimientos dentro de los compases entornan una atmósfera distinta, aunque la linea principal sea desarrollar un entorno incomodo, abrasivo y sin esperanza.

Me quedo con la impresionante “Post mortem nihil est”, la joya de la corona del disco, el extasis central y donde el grupo defiende de manera sublime el equilibrio entre melodía emergiendo entre  la linea mas brutal. En ese aspecto, aunque mas matizado también destaco la no menos brutal “Seeking the strenght” que también tiene un compás en segundo plano muy elaborado en su arquitectura armónica, y como buen old school “The purest of all evil” un ejercicio de buen old school death metal al mejor estilo de grupos como “Cancer”. También por los detalles (algunos realmente desconcertantes al meter al Chiquito de la calzada dentro de un tema de death metal)y cambios épicos e incluir grunts que  lo acercan al grind, alguna variación tímbrica llegando a octavas de metal clásico destaco el tour de force que es “Death is certain, life no”.

Un disco rico en matices, brutal sin ambages, que no resulta asequible en una primera, ni siquiera en una segunda escucha, pero que se asimila y entiende mejor en cuanto accedes a la orografía del disco que el grupo te plantea y disfrutando del complejo ritmo narrativo-armónico del mismo.

Josean ZomBIE.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here