Inicio CRÓNICAS DE UN CONCIERTO ANUNCIADO GINETA ROCK 2013

GINETA ROCK 2013

198
0

                             
Hace muchos años tuve la suerte de trabajar en varios medios de comunicación, haciendo crónicas de conciertos y críticas de discos. Cuando entre en Wild, decidí que nunca más haría nada parecido, ya que no veía bien el mezclar ambas partes, artista y periodista desde mi punto de vista, no se deberían juntar… Pero en este caso, no podía decir que no, tenía que echar una mano a la gente de Zombie War y que diablos, fui al sensacional Gineta Rock como un verdadero fan del metal.
Llegamos al recinto algo tarde, ya que como os comente, no tenía planeado esta crónica, con el genial grupo de amigos que fuimos al festival, entre pitos y flautas no podíamos llegar antes, me perdí el 70% del concierto de los chicos de Ciudad Real, Celtiberian, quienes animaron bastante el ambiente, dando pie a la pedazo de fiesta que vivimos esa tarde noche.

Delyriüm fueron los segundos  salir a la palestra. Una banda con un sonido potente y perfectamente empastado, técnicamente buenos y con temas con un desemvolvimiento técnico perfecto, temas como “Tu voluntad”, “Al final del laberinto” o “El Vuelo del alma” hicieron las delicias del respetable, los chicos de Albacete, jugaron en casa y claro que se notó, el público apoyo sin cesar y ellos devolvieron este apoyo con un show rozando la perfección.
Quizá lo que echaba en falta eran estribillos más pegadizos y a veces su cantante se parecía demasiado a Leo Jiménez, que desde luego no está mal, pero prefiero ver en una banda la originalidad. Los ganadores del premio de música moderna de Albacete 2012, se despidieron con una magnifica versión de Symphony X “Set the world on fire”
Luego salieron al escenario Sinbreed, los alemanes, que personalmente me gustaron muchísimo, potencia, temas, riffs, increibles! Su vocalista de lo mejor del festival, gran frontman que no paró de animar, la verdad era la primera vez que veía a los germanos, y me impresionaron, temas como “Enemy Lines”, “Dust to Dust”, “When worlds collide” y la perfecta “Book of life” hicieron del final de la tarde una verdadera fiesta. El ambiente era sublime para la siguiente gran banda de la noche.
 
Era el turno de los griegos Firewind, banda que junto a Ankhara serían los que más expectativa crearían dentro del público. Desde el segundo uno, salieron a matar, dejándose la piel a lo largo de la actuación liderados por el guitarrista Gus G. “Wall of Sound” inicio la explosión, seguidos de “Head up high”, “Destination forever”, “Few against many” entre otras. Por cierto el también guitarrista de Ozzy, era quien presentaba los temas, detalle que por lo menos a mi, no me hizo gracia.
La verdad es que la banda en directo son una verdadera bomba, el sonido no llego a ser el esperado, hubo muchos altibajos, pero fueron subsanados por la entrega de la banda a su publico, quien no paro en ningún momento de alentarlos ni de cantar sus canciones, “Days of defiance” o la instrumental “The Fire and the fury” o la nueva “I´m losing my mind” 
Hacia mucho tiempo que la banda no tocaba en tierras españolas, y la verdad es que la espera valió la pena, hicieron un gran concierto y se dejaron la piel en su actuación incluso la famosa versión de “Maniac” de Michael Sembello fue bailada y coreada por todos, personalmente, de las que más me gustó en directo, no me la esperaba. Conciertazo de los griegos, que animó aún mas al respetable.
A las afueras del recinto, caras conocidas entre el público, gente de Ciclón, Dragonfly, Wild, estamos algo nerviosos a la espera del concierto de Ankhara, queríamos volver a los 16 años y disfrutar del primer concierto reunión de los madrileños. Eramos un grupo de amigos bastante grande en primera fila a la espera del quinteto. Salieron al escenario los renovados Ankhara liderados por Pacho Brea y Cecilio Sánchez Robles acompañados de Sergio Martínez, Alberto Marín y Jesús Alcalde.
Temas clásicos como “3:40”,  “No Mires Atrás”, “Una Vez Más”, “Demasiado Tarde” sonarón para deleite de sus fans, quienes volvíamos a tener la suerte de ver de nuevo a estos grandes músicos defender sus canciones sobre los escenarios, destaco el trabajo vocal de Pacho, quien cada vez lo hace mejor, y no por ir arriba como antes, si no, por el maravilloso tono medio que tiene y la potencia que aún mantiene es su voz, sublime. Sergio que no ha parado en muchos años fue otro de los protagonistas junto a Alberto Marín que nos dejó boquiabiertos, gran sonido y técnica sobre el escenario. Cecilio Sánchez Robles, a gusto personal, uno de los mejores guitarristas de este país, también estuvo a la altura aunque junto con Chechu son a los que menos hemos visto tocar en directo. 
“Acordes Mágicos” fue el resumen de la noche, coreada por todos, el quinteto la bordo, solos magníficos y el sentimiento volvió a flotar en el aire, la verdad, es que fue una noche memorable para quienes estuvimos allí, y aunque aún les queda mucho por demostrar, por que les queda para sonar perfectamente empastados, solo es cuestión de tiempo, serán, enormes!
José Rubio y sus Nova Era salieron al escenario para cerrar este gran festival, bien acompañado por un buen grupo de músicos en el que se encuentra el cantante Ronnie Romero (personalmente de lo mejor ahora mismo) nos deleitaron con temas propios como “My Own God” y “After All” y clásicos de Axel Rudi Pell y la serpiente blanca, por cierto, pedazo de versión de Whitesnake, la verdad es que es una banda, que dará mucho que hablar, tienen lo necesario para ello.
 Crónica: Javier Endara
 Fotografía:  Javier Fraile
El zombie y su equipo desea dar las garcias a la organización del festival y por supuesto, muy especialmente, a Javier Endara y Javier Fraile por su inestimable ayuda ¡mil gracias, de verdad!.

JAVIER ENDARA VEGA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here