Inicio CRÓNICAS DE UN CONCIERTO ANUNCIADO ETHAN: 10 AÑOS AL PIE DEL CAÑON

ETHAN: 10 AÑOS AL PIE DEL CAÑON

191
0

Tal y como está la escena no es fácil cumplir una década en el mundo de la música y desde luego que hay que celebrarlo. 

También el público debería celebrar tener durante diez años un grupo como Ethan en los escenarios. 

Los astros se alineaban propicios, una fecha especial, invitados especiales, un set list para la ocasión, una sala céntrica y ganas de celebrar a raudales. Pero como en toda historia que se precie y por mucho que prepares las cosas, son susceptibles de torcerse.

A pesar de que la “gente del rock” se queja de que no hay escena y siempre tocan los mismos, a pesar de que los “Barones” están en peleados con “Baron Rojo”, los primeros tocaban en la sala But con una más que respetable entrada viendo las fotos de facebook. La lluvia y los disturbios en Callao un rato antes de comenzar el concierto ayudaron a que alguna gente no llegara, pero afortunadamente … solo alguna gente. Porque esta era una fecha para reventar una sala céntrica y de medio aforo en Madrid.

Tres cuartos de entrada en la Sala Siroco, puntualidad británica para como os digo disfrutar de una noche que sin duda no se olvidará a ninguno de los asistentes al concierto.

Elros Alcarin, creador de La Puerta de la Noche, uno de los programas que más ha apostado por la banda, fue el encargado de crear el hilo conductor y nos introdujo en la historia de Ethan. De sus presentaciones nos quedamos con ese viaje que nos proponían para repasar la historia de estos diez años. 

Comenzaban con dos temas del último trabajo y dos de su anterior EP, con la formación actual. Duelo de orgullo, con la que habitualmente abren los conciertos, “Volver a Soñar”, “Laberinto de Cain” y la gran “Animal”. La banda sonaba compacta y se nota que Paña se ha integrado a la perfección en el grupo. Tenemos muchas ganas de escuchar las nuevas composiciones y comprobar lo que va a aportar el de vallecas a los nuevos temas. Durante todo el concierto fue un acierto la incorporación de Flack a los teclados. Una más que acertada sinergía que hace, si cabe, más profundo el sonido propio del grupo.

La noche iba de bajistas y tras la presentación de Elros subió al escenario el primero de los bajistas de la banda, Fernando Garagorri, para descargar un combo formado por “Mi Amado Mal”, “Zen”, compuestas por Fernando y el cover de Depeche Mode, “Dream On” que Ethan lleva a su terreno de forma magistral. Es un momento álgido. La familia ethaniana no falla y corea todos los estribillos, cada canción. “Dream On” es uno de esos momentos en las noches de Ethan que el público disfruta y se vuelca con la banda. 

Era el momento de otro cambio y como la noche va de bajistas subió al escenario Jose Hurtado. Hace poco más de un año que Hurtado dejó la banda para centrarse  en Coilbox pero no podía dejar solos a sus hermanos en un día tan mágico. Junto a Jose tocaron “Cenizas“, otro tema de su último trabajo “Resurgir” y la canción que se ha convertido por mérito propio en uno de esos himnos del grupo En El Barro, un canto a la superación personal. Otro de esos temas que se corean por el público desde la primera frase.  

Tras “En el Barro” se incorpora a la banda Juanan primer teclista de la banda que tras una intro que nos puso los pelos de punta ejecutó Requiem junto a sus antiguos compañeros. 

Igual que esta crónica la noche transcurrió sin descanso, sin un minuto de respiro, temas enlazados con el mínimo tiempo entre ellos. El sonido de Ethan no se resiente con los cambios, todo lo contrario. La fuerza del grupo se nota en todos y cada uno de sus antiguos miembros y ellos nos enseñan una de las cualidades del grupo. Su personalidad sonora muy distinta a lo que estamos acostumbrados en los grupos de esta escena nuestra. 

El último combo de canciones, “Un Nuevo Viaje”, “Aprender de Mí” y “Resiste”, trajo la tralla final como no podía ser de otra forma. Con Paña de nuevo al bajo en “Aprender de Mi”, se unió Iñigo Caño vocalista de Sealed Room y tras un medley del “Whotta Whole Love”  de Led Zeppelin, “Resiste” se convirtió en una auténtica fiesta. Todos los invitados corean el tema en el escenario en una unión total con un público que ya en ese momento estaba absolutamente entregado. Podemos decir que Ethan tiene su parroquia, un público que nunca falla y que los acompaña desde las primeras filas formando esa “familia” de la que la banda está tan orgullosa. 

Así terminó la noche, con una fiesta arriba y debajo del escenario. Poco más de una hora cuarenta de show en el que repasaron estos diez años de carrera. Diez años en los que ha habido cambios de formación pero en los que el grupo ha crecido mucho. Quizá lo único que les falta es dar el salto a los grandes escenarios. Ese salto que hoy en día debido a cómo está nuestra escena solo dan unos pocos privilegiados, pero no todos los que están preparados por calidad musical. 

A Ethan solo le falta que la gente los conozca en un gran festival y poder llegar a un público mucho más amplio del que ya tienen. Un público que como nosotros, se engancharían a una de las bandas de calidad que se dejan la piel por llegar, durante ya, más de diez años. 

Texto: El Oneiromante, fotos, Juan Morillas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here