Inicio NOTICIAS CUATRO GATOS EN LA SALA CARACOL

CUATRO GATOS EN LA SALA CARACOL

237
0


         CRÓNICA DEL CONCIERTO DE CUATRO GATOS EN LA SALA CARACOL EL 16-2-2013

Texto. Trasgu Rock
Fotografías gentileza de Marta Errea
Apuesta importante, la que tenían por delante los madrileños Cuatro Gatos, el pasado día 16 de Febrero de 2013.
Apostando por un gran concierto en una de las salas más clásicas y con buena capacidad de Madrid la “Caracol” (de las pocas que nos van quedando a este paso), donde celebrarían el décimo aniversario de su primer trabajo “La Caja de Música”. El reto era importante, y el riesgo mucho.
El reto meter en esta época tan complicada un buen número de asistentes y llenar a ser posible la sala, y el riesgo” mucho” para los tiempos que corren, ya que son muchas las salas donde se produce una escasa asistencia de público. Lo estamos viendo los fines de semana, bandas que actúan con veinte, treinta o cuarenta personas en el mejor de los casos.
En ocasiones, se están produciendo suspensiones de conciertos y como consecuencia de todo eso, se producen desgraciadamente cierres de salas, abandonos de miembros de bandas o desaparición de las mismas.
El riesgo era mucho ante una situación nada halagüeña en el panorama rockero nacional. Pero lo que ocurrió en la Sala Caracol el pasado Sábado 16 de Febrero de 2013, fue todo lo contario, los madrileños Cuatro Gatos lograron llenar prácticamente la Sala (poquito quedaba para el lleno absoluto) y además señalo que por segundo día consecutivo, éxito también para la sala que tuvo un gran llenazo con el concierto celebrado el día anterior Viernes 15 de Febrero.
Ni que decir tiene, que Cuatro Gatos, es una de las mejores bandas de rock de este país, creada y formada por músicos de excelente calidad y con una experiencia que nadie puede discutir.
La banda nace a finales del año 2001, cuando tres ex componentes de los legendarios Ñu se plantearon un nuevo proyecto llamado Cuatro Gatos. Esos músicos fueron Juan Miguel Rodríguez “Juanmi”, Joaquín Arellano “El Niño” y el guitarrista Pedro Vela.
La formación actual de la banda, la conforman:
Juanmi Rodríguez – Voz, teclados y guitarras.
Covadonga Martínez- Voz, coros y pandereta.
Pedro Vela – Guitarras y coros.
Joaquín Arellano “El Niño” – Batería y coros.
Oscar Salas “Cherokee” – Bajo, contrabajo y coros.
Ismael Filteau “Filthó” – Teclados.
Pero pasemos a describir, lo acontecido en la Sala Caracol el pasado Sábado día 16 de Febrero.

Expectación absoluta, la que llevaba días levantando este concierto de los Gatunos, ¿Serían capaces de alcanzar una buena entrada?, ¿Serian capaces de llenar la Sala?; EL RETO como dije anteriormente era grande y sí, fueron capaces de llenar casi en su totalidad la sala, vaya si fueron capaces y desde aquí mi enhorabuena.
Tanto en los alrededores como en la propia sala, pudimos comprobar, que entre los asistentes al concierto, la presencia de varios músicos, entre otros había gente de Beethoven R., de Asfáltika, de Viga y Silver (vocalista de Muro y Silver Fist) entre otros.
Fue a eso de las 22:30 horas, cuando se apagaron las luces del escenario, para dar paso a la “Intro”, durante la cual se proyectó un video de dibujos animados en el que aparecían gatos que inundaron la sala de maullidos, dando paso a las primeras notas del tema “La Caja de Música” que da título al primer álbum de la banda en el año 2003, el cual era el motivo de la celebración de diez años de su publicación como ya señalé al comienzo de la crónica.
Se encienden las luces del escenario, aparecen Covadonga y Juanmi, en ambas esquinas, dos pantallas chinescas, que proyectan las siluetas de Pedro Vela y de Oscar “Cherokee”, con chisteras sobre sus cabeza.
Tras esta original presentación en escena, llega el segundo tema de la noche, un tema que es muy directo y que tiene fuerza, se trataba de otro corte perteneciente también al disco homenajeado, al cual dieron evidentemente un buen repaso, tocándolo prácticamente en su totalidad, se trataba de “Hermano Enemigo”, se podía apreciar la buena forma en que se encuentra la voz de Juanmi, acompañado a los coros por Covadonga, que a lo largo de la noche fue tomando más protagonismo y las ganas de darlo todo sobre el escenario de toda la banda al completo, así lo transmitían ya desde el comienzo.
Siguieron con dos temas más del álbum que cumplía años “Tras el Cristal” con claros tintes sinfónicos y en el que sobresalió “Filtho” a los teclados y los cañonazos a la batería de “El Niño”, dando paso a un tema más emotivo y con un magnífico estribillo que fue coreado por buena parte de los asistentes, se trataba del “Más allá de la Realidad”, tras él, Juanmi dio la bienvenida y saludó al público, para dar paso a uno de los temas nuevos que presentaron “Sin trampa. Sin miedo” en el que Juanmi, acompañó al teclado la voz de Covadonga. Sí cabe señalar, el problema de sonido para poder escuchar a Covadonga, cosa que ocurrió en menor medida con la voz de Juanmi, que en ocasiones durante la actuación quedaron tapadas por los instrumentos sobre, todo la voz de Covadonga, esta subida de sonido deslució su actuación en algunos momentos, eso fue el único aspecto negativo de la actuación.
A continuación, Juanmi coge su guitarra acústica y atacan con un tema un tanto sensiblon “Adiós”, perteneciente al EP “Mañana Quizás sea peor”, durante el cual las voces sonaron más claras, a este tema le siguió “Cruce de Caminos” donde sobresalió un duelo a los teclados de Juanmi y Filthó.
Otra de las cosas reseñables, fue la cuidada y original puesta en escena de la banda, varios cambios de vestuario de Juanmi y sobre todo de Covadonga. Seguidamente y con una Covi sentada de costado en el escenario, pasaron a interpretar “A quién pueda escucharme”, al cual le acompañaron proyecciones en pantallas desde los costados y desde el fondo del escenario.
El siguiente tema y donde Pedro Vela realizó un estupendo, intenso aunque corto solo de guitarra, era “Desde el rincón” continuando posteriormente con el set list programado, con “Quizás sea peor” donde nuevamente pudimos comprobar la fuerza de la voz de Juanmi, Le siguieron “Ecos” y “Esférica” pertenecientes al segundo álbum de la banda “Esférica” publicado en el 2005.

“Inmortal” fue el siguiente tema con una intro corta de la guitarra de Pedro Vela, tras el cual llegó el momento de lucimiento de Joaquín Arellano “El Niño” con un solo de batería, al que se le sumó un solo de teclados de Juanmi.
Regreso de nuevo de toda la banda al escenario, con Covi al frente y al sonido de piano como si de una caja de música se tratará, la vocalista coge de nuevo el protagonismo, precisamente en el tema titulado “Caja de Música”, tras el cual llega el momento presentación de los miembros de la banda, dando paso al tema que da título al trabajo en acústico, “Me arriesgaré” donde el protagonismo lo cogieron Covi y Juanmi a dúo.
“El sueño de la razón” tema que dio título al cuarto trabajo publicado en el 2009, con claros tintes progresivos y de ahí pasamos a los bises, excelente trabajo el realizado también por Oscar “Cherokee” al bajo durante todo el concierto.
De nuevo protagonismo de las voces principales de Covi y Juanmi, para interpretar todo un clásico “El fantasma de la ópera”, en esta ocasión, todos a excepción de Covadonga, llevaban puestas máscaras, tal y como lo hacía el protagonista de la obra de Andew Lluy Webber. Como segundo bis, eligieron , como no podía ser de otra manera, dado que tres de los fundadores de Cuatro Gatos, pertenecieron a Ñu, hicieron su versión del tema de la banda de José Carlos Molina “Tocaba Correr” que hizo brincar y moverse a toda la concurrencia que no paró de corear el tema junto a la banda y para poner punto y final a su actuación y a golpe de batería, interpretaron un tema de carácter y letra más reivindicativa, con un estribillo pegadizo “Argumentos de Fe”.
Una vez finalizada su actuación y antes de retirarse y hacerse la foto de rigor de espaldas al público y en la que quedará la imagen de la banda con el rostro satisfecho de los músicos y de los asistentes, se les hizo entrega en el escenario de una tarta para celebrar ese décimo aniversario de la “Caja de Música”, en la que figuraban detalles como cuatro gatos en forma de figuritas sobre el pastel y el cartel del concierto, la tarta fue obsequiada, por un seguidor de la banda, que se desplaza siempre que puede a sus conciertos, desde su localidad natal de Pozoblanco en la provincia de Córdoba y su nombre Juan José Olmo, que tuvo este bonito detalle para cerrar un estupendo concierto y una fiesta de cumpleaños por todo lo grande.
En resumidas cuentas, un gran concierto el ofrecido por Cuatro Gatos, recalcar la estupenda y original puesta en escena, un montón de detalles muy cuidados, solo reseñar en cuanto al lado negativo algunos problemas de sonido que deslució en algunos momentos las voces de Juanvi y sobre todo Covadonga.

Espero que este éxito obtenido haga que Cuatro Gatos, sigan motivados y así se los notamos para seguir dando guerra por mucho tiempo.


Quiero agradecer públicamente la colaboración de la fotógrafa Marta Errea en aportar las fotografias que acompañan la crónica. Un millón de gracias Marta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here