Inicio CRITICAS ZOMBIES BOLU2DEATH «DUALITAS» NECROMANCE RECORDS

BOLU2DEATH «DUALITAS» NECROMANCE RECORDS

1053
0

Después de haber escuchado mas música de la que ningún ser humano, no melomano, haya escuchado en toda su vida, y sin ser músico, he de decir que he generado una resistencia a todo aquel trabajo que no aporte nada, que sea previsible, o directamente una copia, o una cacofonía sin sentido.

Tampoco soy excesivamente fan del groove metal; hay pocos grupos que entiendan que no hay que sacar simplemente el sonido mas grueso y salvaje, pero carentes de imaginación y de recursos, de melodía y prismas: hay muy pocos que lleguen a gustarme, y menos aún que lleguen a sorprenderme…

Y llegan Bolu2 Death y mandan a tomar por el culo todo lo anterior y te dejan con la boca abierta. Así es la vida.

Para ser sincero, y para mi eterna vergüenza, solo los conocía de verlos en muchas camisetas, y no son precisamente unos recién llegados, llevan desde el 2009 desde su Huelva natal rompiendo esquemas, y ya con tres discos a sus espaldas, su maqueta «Quenodecaiga» del 2009, Aviate del 2011 y «Mastica tus dientes» del 2013.

Dualitas es un disco transgresor de giros sorprendentes lleno de ideas y caminos por explorar en el que el oyente se abre a un universo en el que en cada traste te lleva por un camino distinto y en cada prisma te sorprende, caminando por un camino que dista ser de baldosas amarillas, y te invita a resetear todo lo aprendido hasta ahora para abrirte a la experiencia de este grupo y su disco, Dualitas. No me cabe la menor duda que si ya en este año tengo para hacer varias listas de los mejores discos del año, en todas va a aparecer este disco. Tampoco me sorprende su sonido, cuando viene de la mano de Alex Cappa, gurú y experto de este sonido y que una vez mas ha sabido dar con la tecla exacta.

¿Crees que exagero? Comenzamos el viaje a Dualitas: ya desde la exquisita presentación del disco, nos introduce a un viaje en el que el oyente se introduce en un universo donde las leyes de las armonías metálicas se bañan en todo aquello que suene místico, universal, y no dudan en bañarse de las influencias mas increibles con tal de sacar un sonido imaginativo, y sobretodo distinto y sorprendente; aquí hay techno-dance, hay groove brutal, hardcore melódico y metal e incluso flamenco, todo barnizado de un insondable e imponderable salvajismo, una dureza que no exime de un fuerte tono melódico. Y todo ello mezclado en un crisol exquisito donde cada textura se puede asimilar con fluidez.

«Rebirth» comienza el viaje de una forma progresiva, mística y cercana al universo, activando cada poro, cada papila gustativa del oyente, para, despues de dejarte patidifuso, sumergirte en el sonido grueso y metálico que el grupo, ultradenso incide en su sonido.

This world, comienza al siguiente paso y concatenado al tema anterior; No hay lineas ni fronteras que no se traspasen en este tema, techno, hardcore neoyorkino, groove, pero su corazon es puro sentimiento, puro trallazo directo a un abotargado oyente que no sabe por donde le vienen tantas sensaciones, y sencillamente colápsas.  Flipante el arco de influencias de este pedazo de tema indescriptible y bizarro. Si Linkin Park se dejaran de tonterías y fuesen mas aguerridos en su sonido, apenas alcanzarían a llegar a la riqueza instrumental de este tema.

«Ahora mando yo» me sabe en su arranque al sonido bronco y crudo del México metálico mas gutural… pero si ha esto le inyectas un buen chute de hardcore y unas pizcas de sonido techno, enfatizando la melodía central, meciéndote y abrasándote en cada cambio de atmósfera, te topas con otra obra que vuelve a golpear los sentidos del oyente, y que al segundo esta doblándose las vértebras en headbanging. Imaginación y sofisticación en un tema que solo con tocarlo te quema!

«Dualitas» es la corona del disco; un tema que afronta dos lineas liricas, y un sonido extremo y pesado, un ejercicio de violencia sonora en el que el grupo torna las atmosferas en un encapotado ejercicio de poner al oyente en la inquietud mas absoluta, tan solo con el poder de las melodías.

#Shit vuelve a recordarme a los grupos mas broncos mexicanos, como el Dia de los muertos, en un tema que prescinde de el tono groove y techno y plasma un metal durísimo, y técnico, con tonos densos puntuales, pero en general muy dinámico.

«Eternidad» si el otro tema no te ha dejado exhausto, Bolu2 Death también saben bajarte, mecerte y bañarte en sensibilidad progresiva y curar tus heridas…. para en otro giro volver a empotrarte en un muro de sonido que alterna la sensibilidad mas extrema, con el hardcore mas dramático y trágico, todo sin salir de un tema que te deja roto en su escucha al borde del colapso la lagrima y la piel de gallina. Os invito en profundizar en las líricas de este tema, sencillamente brutales. Otra joya dentro de este trabajo.

«Jugando a ser dios» : mas lírica salvaje y tonos durísimos, mas si cabe aún con el añadido del tono electrónico que el grupo sabe incidir; este tema me sabe genial por su fluidez y cadencia cambiante, su cuidada melodía en el estribillo, y me recuerda a grupos como As my world burns, salvando las distancias. Magnetico y adictivo, sin duda.

«Dance-core party» o como saber fusionar mundos aparentemente distintos; el hardcore y la música electrónica; no esperes un chunda chunda, el tema es un ataque masivo ultradenso donde el hardcore marida de forma espectacular con la electrónica,dando otra joya adictiva y salvaje, ultradensa de cambios armónicos que no te dejan respiro. Un tema que te deja sin palabras, te sorprende y te demuestra como hacer un disco sin que haya un momento de aburrimiento.

«Ups & Downs» nos devuelven a los Bolu2 Death mas sensibles; es un tema en el que la escuela mas vanguardista del metal americana campa por las influencias de este grupo mercurial y sorprendente, aquí hay sensaciones de Linkin Park, de Black brides, y todas ellas envueltas en un traje de gala.

«Hasta Fallecer» es un regalo en donde el groove-hardcore mas afilado y denso se viste de gala y se arranca con el duende y el señorío del flamenco, mostrando que cuando la música es buena música, y tiene poso de vino añejo, salen estas joyas. Brutalidad, y sensibilidad abrazados en un tema denso y oscuro, en un maridaje del que saltan autenticas chispas!! una joya auditiva. Solo por este tema que reivindica a grupos como los desaparecidos «Night to die» ya me habrían ganado.

«Love song» te vuelve a sorprender mezclando el groove con el techno, en un abigarrado y tenso equilibrio, en una salvajada que se podría comparar a intentar absorber por la nariz a un Talgo en marcha…. Máxima experiencia en el que el grupo te mastica y te escupe sin que sepas por donde te a venido. El climáx central es una puta pasada que bebe de grupos como As my world burn o Unsouled, para en un giro, centrarse en el groove rompevertebras.

«Hate song» cierra esta monstruosidad con un himno de la escuela groove/ hardcore en estado puro sin concesiones, al mas puro estilo hardcore world wide, y te deja sin aliento, no si antes posarte en un sonido universal e inquietante.

Un disco para mentes y oídos inquietos que sepan ver cuando la inquietud del músico rompe molde y saca algo que te rompe todos y cada uno de los esquemas.

 

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here