Inicio CRITICAS ZOMBIES BAJOPRESIÓN “LA MÁQUINA DE SUEÑOS” ROCK ESTATAL RECORDS

BAJOPRESIÓN “LA MÁQUINA DE SUEÑOS” ROCK ESTATAL RECORDS

442
0

Lector que vas a entrar en las lineas que voy a exponer, te prevengo. No estás en una crítica al uso. El tiempo, la amistad, y el seguimiento de años me impiden, probablemente ser objetivo. Pero invocando a las musas del “periodismo”, intentare ser lo mas objetivo en la presentación, y análisis del nuevo trabajo de BajopresióN, este trabajo titulado “La Máquina de Sueños” que es el resultado del incansable y leal devoción por la música, de un buen amigo como es Javier Canseco, ex-Cuatro Gatos, ex?-Asfáltica y su compañero de aventuras, hoy ya inseparable, el gran guitarrista (enorme en todo el trabajo) Rodrigo Álvarez Martín- Ermocida, centrados hoy en la consecución de su nuevo trabajo como un grupo cohexionado, como al que voy a referir a renglón seguido.

En el análisis del disco, y para los que hemos seguido al grupo, nos encontramos con varios referentes absolutos dentro de la galleta del CD, uno, que dado el cariz mas duro de los temas que nos encontramos dentro del disco, no se me ocurre mejor vocalista que Antonio Robledillo, todo un dechado de potencia lírica que le da a los temas ese bis perfecto entre el hard rock y el metal. Otro aspecto, dos, a reseñar es comprobar como la densidad de los temas resulta abrumadora. Es difícil no empaparse y descubrir en cada escucha armonías infinitas, síntoma de un proceso de composición trabajado a fuego lento del cual extraemos la incuestionable magnitud como músicos que representan cada una de las personalidades de BajopresióN.

No me olvido de un detalle. Su linea rítmica, hoy en manos de Nacho Ortiz, ha tenido los arrestos de hacerse con un puesto por el que han pasado figuras realmente grandes, y lo hace de forma reseñable, lo cual dice mucho de un músico realmente joven que ya ha firmado uno de esos discos, que si la justicia estuviera de su lado, debería ser uno de esos discos que marcan diferencia dentro del escenario.

¿Por que estamos dentro de un disco diferente?. Es fácil. BajopresióN tiene la gran virtud de tener un equilibrio absoluto entre melodías magnéticas y adictivas, por su densidad musical, pero sobre todo, y es lo que resalto, porque suenan propios, ellos son BajopresióN, y el tener el carácter para sonar distintos es algo que solo se consigue con carácter.

En su primer corte nos enfrentamos a “El Alquimista”, con la colaboración del flautista Fernando Ponce De León. Creo poder decir que estamos delante de uno de los mejores temas que haya grabado nunca el grupo, rockero y afilado, crujiente y con esa esencia folk particular, gracias a un increíble estado de forma compositivo que une perfectamente a todas las personalidades que firman el tema, logrando un nivel de adictividad brutal. Y estamos solo en el primer corte. El segundo tema, “Delirios”, es un corte afiladisimo y cabalgante, muy heavy, donde la dureza de la voz de Antonio lleva toda la fuerza que el tema requiere. Gracias a un estupendo arco entre ritmica y guitarra , se sacan de la manga un tema que engancha de forma brutal.

Pasando a un corte con cambios en los puentes y accediendo a una esencia particular tenemos “Cambiando El Destino”, que no deja tampoco de volver a referirse a ese estribillo envolvente y crujiente que me vuelve loco. “Condenado A divagar” es un tema en el que el bajo de Javier (y la espectacular guitarra de Rodrigo) cobra protagonismo junto a una linea de teclado en segundo plano que aporta al corte un aura mas oscura. Sin embargo cuando el tema va cogiendo velocidad es cuando vuelves a notar esa conexión que te engancha, mostrando otra vez a Antonio en una forma notable.

No bajamos la guardia con la calidad de los temas y como muestra tenemos “Último Adios” una canción que a pesar de su lírica rota y algo triste, tiene un tono luminoso, un hard rock influido de los grupos AOR americanos que suena realmente bien, muy bien. Otro corte que desborda energía y tono crujiente es la espectacular “Falsedad”, metal en estado puro donde la aportación del estribillo concatenado de Javi-Rodrigo al compás rítmico, abrazan el aporte lírico brutal de Antonio, firmando un tema simplemente y sencillamente delicioso. Ojo al riff de sabor clásico que se marcan en el tema.

No puede haber un disco de músicos de nombre en mayusculas que no aporten sensibilidad acústica y cierta melancolía rockera eléctrica, y para eso tenemos otro tema que destaca, “Cien Años Mas”, simplemente rotunda. En el siguiente tema tenemos la colaboración de Leo Jimenez en “Tú Mismo”, un tema complejo, lleno de matices y giros armónicos (quizás uno de los mas próximos a la etapa de Javier Canseco en Asfáltica). Curiosamente, y a pesar del nivel y la calidad del tema y del aporte intachable de los interpretes, no es uno de los temas que mas me hayan seducido, quizás por ser uno de los mas complejos en su dinámica estructural. A este punto he de reseñar que el aporte de Leo en este disco ha sido muy reseñable, ya que ademas del tema del que hablamos ha colaborado como coros y Vocal Coach en, nada menos, que seis temas del disco.

Otro corte de fuerte personalidad y estribillo cabalgante es “Parásitos” un tema que a pesar de la fuerza de la parte del teclado, y la melodía de bajo, da como resultado un corte rompecuellos brutal. Y sin bajar el listón entramos en “Hermanos De Sangre”, con otra colaboracionismos estelar, la de Manuel Escudero, que se une a la fuerza de la voz de Antonio. Este es un tema que estructuralmente no es de los mas complejos, quizás para lucir el trabajo de los vocalistas, que, precisamente se lucen especialmente. No obstante me encanta el riff central y el trabajo ritmico. Cerramos el disco con “Juicio Final”, otro tema de composición endiablada, perfil afilado y el aporte espectacular, redundando el trabajo de Rodrigo, de Victor De Andres (Zenobia) a la guitarra, firmando un tema de prismas intensos, magnético y de alto copete.

No quiero dejar de reseñar el gran trabajo de Harley Velasquez ha realizado en la parte de la portada, una portada que simplemente te enamora en el primer vistazo. Tampoco olvido el gran trabajo de Pepe Herrero en el sonido del disco, un habitual en los trabajos de Javier Canseco.

Un disco para descubrir el amor por la composición, por el amor a la música rock, lleno de calidad, de matices labrados, y sensaciones universales, un discazo hecho por músicos en mayusculas.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here