Inicio CRÍTICAS INTERNACIONALES ASTRAL DOORS “BLACK EYED CHILDREN” Nuclear Blast.

ASTRAL DOORS “BLACK EYED CHILDREN” Nuclear Blast.

597
0

Los chicos de Astral Doors prosiguen imperturbables en su camino y nos traen un nuevo disco debajo del brazo, “Black Eyed Children”, un disco ciertamente continuista dentro de su trayectoria, lo cual no es ni bueno ni malo, simplemente en este grupo una evolución musical desvirtuaría todo su concepto.

El espíritu que les llevo a formar el grupo, ese sentimiento de grupo homenaje al gran Ronnie James Dio en sus etapas en solitario o en grupo, sigue plenamente vigente en este trabajo en el que si cierras los ojos, y sobretodo gracias al timbre de Nils Patrik Johansson cada vez mas devoto del timbre añorado Dio, y para mi gusto alma mater del grupo.

Por eso mismo, este disco no se aleja en absoluto en concepto y visión de discos como “Evil is forever” o “Astralism” pero le falta su brillantez, ese filo especial que tenían esos discos, sobretodo el genial “Evil Is Forever”. El tener un concepto armonico tan constreñido limita al grupo a explorar y expandirse, y los cortes del disco son puro old school heavy metal.

Dicho esto, he de matizar que no estamos delante de un mal disco, ni mucho menos, solamente han perdido algo de lustre, pero los temas siguen manteniendo una elevada sonoridad, un crujiente espíritu rockero, y ese deje místico y un tanto mefistofélico que el grupo tiene siempre como garante de sus temas (muy notable en la no menos mística y muy imbuida por el espíritu Dio en “God Is The Devil” un corte que habla, como no del delgado prisma entre Dios Y Satán, y que se aprecia, ese toque dual místico también en la acelerada “Good Vs. Bad” un gran corte dentro del disco, algo mas atípico por su perfil mas heavy). En ese aspecto no puedo por menos de señalar, y añadir,  un corte, el último corte, “Jesus Christ Moviestar” aunque sea melódicamente algo distinto a lo que nos tiene acostumbrados y no me diga mucho.

Por tanto, no es de sus mejores discos para mi gusto, pero tiene grandes temas como el segundo corte, “Walls” un tema de la vieja escuela Astral Doors, atmosférico a la pr de épico, pero sin perder su alma eléctrica, con poderío metálico; “Die On Stage” corte crujiente y de visión ochentera e hipnótica, de lo mejor del disco y un tema que a buen seguro será reclamado para el directo. También tenemos la explosiva y armónica “Tomorrow’s dead” otro corte que a pesar de su deje familiar, guarda la fuerza inherente del grupo y una especial y deliciosa armonía. No esta nada mal tampoco, la especial, sobre todo en su comienzo acústico, “Suburban Song”,  que tiene un climáx central adictivo y un toque al heavy de los ochenta muy actualizado. Sin embargo en “Black Eyed Children” el corte que da título al disco es una canción atmosférica y un tanto Sabbath en el concepto de su melodía cadenciada, quizás excesivamente cadenciada (dura 8,46 minutos nada menos) que tiene lo mejor en el climáx central, reinando un buen riff.

En definitiva, un disco honesto que sabes, antes de escucharlo, si te mola el grupo y su visión del rock, que te va a gustar si o si, aunque se quede un pelín por detrás de los grandes álbunes del grupo.

7/10.

Josean Zombie.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here