Inicio CRÍTICAS INTERNACIONALES SHAMAN «RESCUE» Maldito records.

SHAMAN «RESCUE» Maldito records.

225
0

Probablemente uno de esos grupos, o mas bien super grupos que tienen potestad, inteligencia talento y algo de mala suerte, Shaman han lanzado su nuevo álbum de estudio cuyo titulo es “Rescue”, un trabajo que reúne un esfuerzo sintetizado en varios estudios de São Paulo y producido, remotamente, en Alemania por el reconocido Sascha Paeth.

Con la sombra infinita de André Matos este lanzamiento tiene el peso lírico en las espaldas de alguien ya muy reconocido en nuestros lares como es Alirio Netto que se une a Hugo Mariutti (guitarra), Luis Mariutti (bajo), Ricardo Confessori (batería) y Fábio Ribeiro (teclado) para seguir con el legado del grupo y hacer que la memoria de André permanezca en nuestras memorias. Por otro lado, la portada ha sido diseñada por el artista Carlos Fides y han contado con la participación especial del violinista Marcus Viana.

Este trabajo, según el mismo grupo indica, tiene mucho de redención, fuerza y compromiso, y cómo no puede ser de otra forma el trabajo órbita en las letras sobre una pérdida irreparable y ponerle música. Con letras que tratan sobre la pérdida y las etapas del duelo desde un punto de vista positivo, de aprendizaje y de fortaleza. Sin duda, Andre Matos estaría orgulloso de escuchar el contenido de “Rescue”.

Según palabras del nuevo vocalista, Alirio Netto, “Este nuevo disco estuvo lleno de amor y cariño para todos los que formamos la banda”. “Estamos muy orgullosos de todo el trabajo realizado”.

«La marca de “el reemplazo del difunto André Matos” quedará para siempre, pero, aquí comienza una nueva etapa, un nuevo mundo. Para el grupo este trabajo es una mirada al pasado, con mucho respeto, y un paso en firme hacia el futuro».

Los once cortes son una opera magna donde los sonidos que Shaman siempre ha hecho suyos, con el epitome de tener un rasgado y profundo sentimiento, una sensibilidad que órbita en torno al trágico golpe para el grupo. Sin embargo, el grupo no busca un álbum lacrimógeno. La vida esta para vivirla, y la sensación de surgir de las cenizas y volar sobre los cortes es profunda, cada tema tiene esa capacidad, ese enfoque que solo la vida, en su visión mas amplia y vivida puede dar: este disco tiene el propósito de dar un mensaje de esperanza y de ganas de vivir.

Partimos con «Tribute» una introducción, que a pesar de lo dicho anteriormente, casi puede considerarse una opus, hiriente, sentida y casi tan bella que duele escucharla, un llanto hacia la sensación de vacío y perdida, y que puesta en contexto no puede ser mas épica y hermosa.

Sin embargo, el grupo es poderío, ganas, fuerza y mucho metal, de ese metal que da esperanza y fuerza, y nos advierten que «Time Is Running Out», un corte de power metal, complejo en su ejecución rítmica, donde la voz de Alirio vuela y se hace con un corte que tiene muchos detalles, filigranas, toques místicos, sensaciones de fuerza y épica rítmica.

Y como decíamos este es un disco que no quiere transmitir mas que lo que la música habla, y nos hace vivos, donde la música, vuela, donde la esperanza brilla, donde el grupo suelta al aire sus aprecios y se vuelven tangibles hablando al oyente de como te pueden llevar de la pasión a la sensibilidad absoluta, al llanto y a la risa, básicamente lo que es la vida, y esa cacofonía de sensaciones la tenemos en un corte como es «The «I» Inside» que al final es como ver el brillo de la vida al final del túnel y un alegato para la vida.

Algo que casa muy bien con el virtuosismo narrativo que el grupo da en cortes tan poderosos y luminosos como es «Dont Let It Rain», uno de esos cortes donde el metal, el rock, y la música en si se encuentran con el alma del oyente y le toca esas cuerdas donde la sensibilidad queda a flor de piel, y notas como te cogen de la mano para salir del hoyo donde la vida te haya puesto. A todo esto el trabajo de Alirio es muy notable. Su trabajo esta plenamente justificado, y da un papel optimo para los cortes, mostrando casta y una técnica vocal que lo pone al nivel de los grandes.

Por supuesto hay que lamerse las heridas, nadie niega que no haya almas rotas en este disco y ese dolor tiene que salir, y lo podemos apreciar con la racial y especial «Where Are You Now» un temazo donde el grupo da fe de su visión aterciopelada, intima y herida al que la potestad de la música es capaz de mostrar sentimientos abstractos y complejos.

Igualmente compleja y cargada salen las armonías de un tema como es «The Spirit» volviendo a las raíces del grupo, al power metal dinámico y labrado, conjurando a las diosas de la inspiración para conseguir un grupo compacto y dinámico al compás del trabajo de la lírica de Alirio que sigue mostrando portentoso en su púlpito. Me gusta mucho como los temas no son fáciles si les das una oída profunda, pero son adictivos y magnéticos cuando lo escuchas sin más, pues tienen ese poder de engancharte y trasladarte al regazo de los músicos.

Pero no puede haber un disco de este calado sin una balada rasgada, sinfónica y aterciopelada, y ese papel lo tenemos en «Gone To Soon» un temazo donde todo lo que un músico puede expresar introspectivamente sale a través de la música y el talento de Alirio. Reconozco que no soy fan de este tipo de temas, pero es imposible no escucharlo y que no te pega la piel de gallina con la belleza y el sentimiento que le sacan.

Y sin embargo, después de la oscuridad siempre sale el sol, y la fuerza del power metal vuelve de la mano del grupo en «The Boundaries Of Heaven» el corte mas dinámico y poderoso del disco, donde constatas que esto es heavy metal, construido en una base rítmica muy acusada y potente y donde las guitarras tomas el lenguaje. Sin embargo, el tema es un pasaje, un periplo u odisea donde las aguas que te transportan te llevan desde las aguas bravas hasta las aguas pacificas donde notas la luz del sol a través de las ramas de los arboles. Toda una experiencia.

Seguimos el viaje con «Brand New Me» con una entrada tribal que nos transporta a un paseo místico acústico, condensando la parte mas espiritual del grupo, y por que no decirlo, también terrenal para desembocar en un corte que tiene la virtud del equilibrio, de la mixtura entre la sensibilidad y el poderío explosivo. De nuevo el grupo incide en una especial sensibilidad que desborda el tema y de nuevo se saca de la chistorra un corte que por menos solo puede dejarte con la piel de gallina.

No cerramos todavía y nos imbuimos en la poderosa luminosidad que da un corte como es «What If». Como ya he dicho y reitero, este es un disco que celebra la vida, y este tema rebosa poderío, armonía y toque de puro power metal. El grupo afronta el corte de su mejor forma, con la linea de guitarras-bajo de los hermanos Mariutti conformando ese poso metálico al que la linea de teclados y las líricas le dan esa especial alma melódica tan intensa y cromática.

Entrando en la antesala del final nos encontramos con «The Final Rescue» un tema orquestado de piano cuya virtud es abrirnos a la mejor sensibilidad y concatenada linea con el último corte que es «Resilience»otro tema que salta y saca a relucir un tema rasgado y lleno de sensibilidad, donde la excelencia lírica de Alirio acompaña a los arreglos orquestales que vuelven a influir en el poso intenso e intimo del músico hacia el oyente.

¿Qué decir? el disco es dramático, intenso, poderoso, íntimo, una oda y un homenaje salido de músicos de raza. Un disco que habría que tener, aunque no te guste la música.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here