Inicio CRITICAS ZOMBIES 11 BIS “METAL EN VENA” THE FISH FACTORY

11 BIS “METAL EN VENA” THE FISH FACTORY

177
0

Cuanto menos este disco es curioso, muy curioso: para conocer al grupo barcelonés 11 BIS nos tenemos que remontar al año 1982 cuando los integrantes del grupo Sobredosis decidieron iniciar un nuevo proyecto al que llamaron propiamente 11 Bis, y que fue formado por Andrés Parra (guitarra), José Luis García (teclados), José Cano (bajo) y José Luis Gutiérrez “Padrino” (voz y batería). Como el propio grupo indica “desde el primer momento se pudo apreciar su estilo próximo al Hard Rock y el Heavy Metal” cosa que puedo confirmar de facto en este trabajo, “Metal En Vena”un trabajo autoproducido y distribuido por la buena gente de The Fish Factory.

Hoy dia tenemos una formación que reside en José Luis Gutiérrez “El Padrino” en la voz, Andy Parra a la guitarra y José Luis “Maki” en los teclados, junto a “El Padrino” siendo miembros originales del grupo. Santi Leal (guitarra) es el culpable en gran parte del renacimiento musical de 11bis. La base rítmica esta formada por Andy Cobo en la batería y Óscar Krash al bajo. Y como no, el séptimo miembro de 11bis, Pepe Motorbis, según nos inciden ellos mismos el “alma mater” del grupo.

En este trabajo aprecio varias cosas, interesantes a buen seguro. No es un trabajo homogéneo, hay muchos recovecos estilísticos, manteniendo la esencia del buen rock, y tiene fibra y técnica a la que meter mano.

En el primer corte, “El Sabio” tenemos un corte que es pura nostalgia de los grandes del rock, celebrando un sonido que bebe desde Burning, el propio Miguel Rios, hasta un tonillo lírico levemente aflamencado de unos Medina Azahara en la bis lírica, aunque sea algo esto simplemente anecdótico.

Seguimos con un tema mucho mas escorado hacia el heavy, como no puede ser de otra forma, “Metal En Vena”, tempo acelerado, sensaciones de la vieja escuela, pero con un sonido actual y muy macarra y crujiente, que ciertamente me gusta. Adictivo sin duda.

Y como digo, este no es un disco homogéneo, y como muestra tenemos este “Jackie” un tema de fuerte alma del rock sureño americano, quizás muy imbuido del gran y polémico Ted Nugent, pero también con mucho de unos coetáneos Chickefoot o del propio Sammi Hagar en solitario. Bien construido, mostrando la solvencia del grupo se deja beber como un buen chupito de Bourbon.

Seguimos con “47 Rosas” un corte que vuelve a virar el tono del disco en un corte de blues-rock que, de nuevo muestra la solvencia del grupo, intensos y aterciopelados, pero que para mi gusto no me dice nada, aunque recalco que no soy su publico en este caso preciso.

Pasamos a “SR. Doctor” un corte mucho más cercano a los sonidos del rock de hoy día, muy bien comandado por la base lírica y con personalidad. Seguimos sintiendo que el grupo sabe muy bien como hacer su papel y firmar un tema de fuerza como este.

Otro tema que suena bien, y tiene ese rollo de la vieja escuela es “Cadillac El Dorado”, que no puede ocultar es un corte que supura el sonido de los Purple, con el sello personal del grupo.

El siguiente corte es “Ni Vergüenza Ni Respeto” donde el grupo vuelve a dar otro giro a su sonido y planta un tema de furibundo heavy metal, crudo, contemporáneo y fresco. Me mola ese prisma que el grupo sabe sacar cuando afilan los dientes, y desde luego este es un tema rompecuellos, que incluso se atreven a meter algún gutural que no le va nada mal a un tema como este. Muy logrado y con visión netamente contemporánea y una sana ración de mala hostia.

Y curiosamente, y a contracorriente, este disco en vez de ir de mas a menos, creo poder decir que los temas que mas me han molado son precisamente los últimos, como este “Picando Piedra” de lírica ácida y rollo macarra, que de nuevo mete en el crisol sonidos de antaño, con los sonidos mas actuales del rock y saliendo indemnes del embrollo. De nuevo, tema adictivo.

Y cerramos con otro giro, y probablemente el mejor tema del trabajo, “Guerrero Medieval” un temazo que una lo mejor de lo mejor, heavy, rock, sensaciones medievales a lo Tierra Santa, pero perfiladas de un modo al que es imposible no dejarte llevar e imposible quitártelo de la cabeza. Si que es cierto que repiten estructura con algunos grupos, pero eso no quita brillo de como lo han conseguido y como de bien funciona el tema.

La verdad es que ni tan mal, un disco de diversos gustos, polivalente, poliédrico, lleno de buen gusto y con aciertos tangibles que se disfruta entero, desde el principio hasta el fin.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here