Inicio CRITICAS ZOMBIES ZENOBIA “VI”Maldito Records-El Tridente.

ZENOBIA “VI”Maldito Records-El Tridente.

323
0

Zenobia incombustibles, siguen marchando fuerte en su camino hacia el trono que están dejando vacante gente como Warcry o Tierra Santa o los mismísimos Avalanch… aquí tenemos el álbum “VI” el álbum que debe consagrar al grupo, ya por méritos propios, trayectoria y compromiso, como uno de los mejores grupos del metal español, algo que este disco ratifica, sabiendo a Zenobia a pesar de los cambios brutales de formación que el grupo lleva consigo.

Antes de todo, me imagino que habrá Quin mire al grupo con curiosidad ante la salida de Victor De Andres y Salva H. del grupo, y después de los cambios que el grupo ha experimentado. Simplemente he de decir, que sin desmerecer a los salidos, creo que los músicos que Zenobia a incorporado han enriquecido el sonido del grupo dando un do de pecho en todo el disco de manera total, por lo que los cambios de la formación, en este caso quedan muy desapercibidos. Vamos a conocer este álbum “VI”.

Ya en el primer corte tenemos un tema, “Sin Perder La Pasión” que, aunque sabe netamente a Zenobia, gracias a la voz de Jorge Berceo, inmenso en todo el desarrollo del disco, (también la producción de Dan Diez vuelve a ser crucial en el sonido Zenobia)con la idea y el prisma del tema tiene un componente distintivo, no mucho quizás pues es puro Zenobia, sobre los temas que ya conocemos del grupo. Noto mucho la parte guitarrera, muy heavy sin ambages, y con unas lineas de teclado, un teclado que los acercan a los Purple, una diferencia que desarrolla también la guitarra alambicada que gasta el corte y que aportan esa diferencia armónica diferente y fresca, en este corte adictivo, como suele ser sello de la casa.

Seguimos con otro corte, “La Danza Del Diablo”, que a pesar de ser y tener el puro sello particular del grupo, y donde la base rítmica hace temblar el reproductor como suele ser norma, este tema muestra la pulcra sensación compositiva que el grupo ha ido desgranando y perfilando disco tras disco, y que se nota especialmente en su linea de guitarra y esa linea de teclado fantásticamente del álbum.

Puede que el disco sea más heavy y algo menos power metal que los anteriores, y este corte “El Último Bastión” me sabe un poco a ambos mundos… un equilibrio donde brilla lo épico, magnificente y cabalgante en su base rítmica y con su estribillo brutal, junto a una lírica que vuela en todo su contenido y con ese deje tan adictivo como hipnótico… muy conseguido y manteniendo la esencia primigenia del grupo. Ojito a los guitarrazos purplelianos y a esa linea de bajo que me encandila.

Seguimos con otro tema de fuerte carácter Zenobia, “Tú Amistad”: estribillo del mejor metal alemán, pero al que añaden unas filigranas armónicas de quitarse el sombrero sobre un desarrollo, quizás, un poco predecible sobre otros cortes del grupo ya conocidos, pero igualmente de calidad y de contrastado guiño oyente al grupo. De todas formas, el grupo tiene bien cogido el sello, marcan su calidad por encima de todo y vuelve a marcar un tema adictivo y rompe cuellos donde destaco el brutal desarrollo del riff que corona el tema… simplemente me parece algo que, en su magnitud, suena a ya conocido.

Aquí ya nos imbuimos en otro tono, en el que el grupo se abre a un hard rock más ochentero y americano, más impredecible con respecto a su legado… y a fe mía que aciertan, firmando un temarraco que no tiene un solo pero. Bellísimo en su lírica, preciso en su técnica, adictivo, brutal… se me acaban los adjetivos para definir este tema que es de lo mejor que ha firmado el grupo bajo mi humilde punto de vista. Este tema es “No Me Dejes Caer”.

No bajamos el lado intenso en cuanto a sensibilidad musical y visión armónica rotunda; aquí abrimos las puertas de “Buscando Una Luz”: otro corte que se sale de lo conocido, gracias a un equilibrio parcial entre zonas mas brutales con aquellas mas atmosféricas, con Jorge en una zona vocal en “off” dotando de la proporción maníquea de un tema que es pura zona flamigera.

Sin embargo el grupo tiene un legado al que tiene que dar tributo, y en este caso, por su fuerza y por su intensa e inequívoca comunión con el oyente fiel del grupo, tenemos este brutal corte como es “Sigo Rugiendo” un tema que tiene todo lo que necesita un tema Zenobia: Jorge comandando las líricas, armonías brutales y heavys, y el sonido del grupo en toda su envergadura.

Volvemos a sonidos mas ricos y escorados al Hard Rock en el siguiente corte, “Jamás”, un tema de esquema mas melódico que la media, con la voz de Jorge comandando el pe y robando protagonismo, incluyendo incluso algún detalle melódico de piano para enfatizar la simpatía y el desparpajo de un tema que te lleva en volandas en su escucha, muy parejo a sonidos del metal europeo más contemporáneo como unos Visión Divine.

Y aquí otro tema que sorprende: con un tono industrial, muy del gusto de unos Marilyn Manson tenemos un dueto genial entre Jorge (dando una tersura en la voz distinta a lo conocido) y la voz femenina de (no tenemos la información de la voz femenina por el momento). Un tema que te descoloca y muestra que el grupo no se queda en su zona de confort, y que ademas, cuando sale de ella, es mucho mejor… menudo tema este “El Laberinto” otro de los grandes temas del disco.

Seguimos con un tema netamente introspectivo, “De Mi Mundo Por Volver”, un corte de alma acústica y sinfónica y orquestada, muy ornamental y preciso para lucirse Jorge… muy bien desarrollado, muestra al grupo como un todo compositivo de alto copete… solo que a mi estos temas no me terminan nunca de convencer. Eso sí, la ejecución es brutal, y la base de guitarra eléctrica sobre las orquestaciones es implemente alucinante.

Cerramos el capitulo con un guiño a Bram Estoker en “el príncipe de la oscuridad” un corte que viene acompañado de un pequeño documental que nos presenta el propio Jorge a colación. Un tema que suena crujiente, brutal y eléctrico, lleno de cambios, muy épico y de nuevo, mostrando una riqueza de matices que los acercan a los grandes del estilo europeo.

Sinceramente, creo, con todos los respetos por el artista, que Victor De Andres se ha equivocado al dejar Zenobia, y que este disco es la prueba de lo que van a lograr sin duda. Un álbum que debería encumbrar a Zenobia en el trono absoluto del metal en España.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here