Inicio CRITICAS ZOMBIES TETO «PSICOAFONIAS» ROCK CD RECORDS

TETO «PSICOAFONIAS» ROCK CD RECORDS

1370
1

Los chicos de Teto están de vuelta, y se ponen serios para este Psicoafonias. A pesar de seguir con un sentido del humor bastante vitriólico  y cáustico como bandera hay en estos temas que componen su nuevo disco, algunos temas que dejan el alma herida y con un kilo de pensamientos ante la dureza de sus letras, y la verdad es que me encantan.

Su sonido sigue siendo el mismo, buenas armonías de puro rock, un rock que bebe de fuentes diversas, pero al que debe mucho de grupos como Leño y el propio Rosendo Mercado, cortesía del gran Roberto Resino, que para este disco se ha sabido rodearse de unos músicos de altura, su fiel acólito, el bajista Monseñor Varas y el gran trabajo de batería de un autentico descubrimiento de las baquetas, David Santurde y el destacable trabajo de Marquitos Gebe, que dejará el grupo justo al finalizar este disco. En comparación con el disco anterior, sin duda han dado un paso adelante, se nota un poso mas a madera noble y hay pocos temas en este disco que no rocen el notable. Nos encontramos una producción limpia y eficaz, que destaca el tono eléctrico que da sabor al carácter Teto, y No os olvidéis de echarle un ojo al libreto… tiene un gran trabajo detrás de grandes fotógrafos del rock de aquí.

De entre todas las canciones de Psicoafonias, hay temas que hablan por si solos; «Otra puta canción de amor» es una de esas canciones de estribillo magnético, (fantástica la melodía de bajo de Varas) dura en su letra que rebosa el peri patetismo del que se sabe perdedor ante el amor, y en el que el grupo de forma maestra conforma un tema redondo, serio y que mira cara a cara a todos aquellos que no le han dado la oportunidad a este grupo. Hay temas de puro rock & roll con efluvios a los auténticos AC/DC, tamizados por la visión del grupo, como es la fantástica «La madre que me parió». «Fenómenos para anormales» es el primer tema en el que entramos al disco, de la mano del recordado Fernando Fernán Gomez, y resulta clarividente que sea un tema que te recuerde a los filmes carpetovetónicos de Landa o Lopez Vazquez, de los que te ríes con ellos, y al finalizar el film te fijas en que no sabes de que coño te estas riendo; con el timón de la voz de Roberto, y con la ayuda de algún coro, el tono simple pero efectivo del sonido del tema se te tatúa como «Otra puta canción de amor». «El hombre que repartía…» se acerca mas al espíritu Teto de los anteriores discos, humor y rock & roll de espíritu festivo, eficaz y netamente pensada para que los fanáticos del grupo lo coreen sin cortapisas en directo. En esa linea tenemos la vitriólica y muy Rosendera «Sigo esperandO.T.» que sigue la linea armónica sencilla y llana que caracteriza al grupo, pero efectiva a mas no poder, fantástica en su estribillo y en su riff. «Abajo el telón» nos muestra otra vez a los Teto mas serios, y prescindiendo de parte del humor, nos narran otra canción de tono mas pausado, pero netamente eléctrico, en el que las líricas muestran su fuerza, y se enarbolan como las autenticas protagonistas. Muy destacable la linea armónica del tema y el riff central. «Fabricando tonterías» se diferencia a los demás temas por el tono mas eléctrico que imprimen al estribillo, sobre la linea del estribillo, cadenciada y marcada, supersutil y sencilla, pero poderosa en su conjunto y que me recuerda a grupos como Poncho K o Albertucho o la Fuga. Otro gran tema.

«Érase una vez» vuelve al tono luminoso del grupo y al tono mas festivo y dinámico que caracteriza al grupo, un sonido en el estribillo cabalgante en el que Roberto vuelve a abrazarnos con la prosa callejera que le caracteriza, aunque no es el tema que mas me haya enganchado de todos los que tiene el disco, quizás por su predecibilidad, aunque veo potencial para el directo y para rockanrollear sin cortapisas. «Escúchame Juan» es una desternillante conjunción de mala baba lírica , rock y funkie, totalmente marciana y que aporta una bocanada de aire fresco dentro del disco, totalmente brillante para mi gusto, pero para un seguidor acérrimo quizás le pueda sorprender, dado su eclecticismo. Y como cierre del disco tenemos, para mi, el mejor tema del disco, «El calentamiento» un crisol donde el rock mas fresco del grupo se afianza con las líricas llenas de bilis y con un trasfondo dramático de Roberto, en el que suenan rotundos y magnéticos de este fantástico trabajo; en este tema nos encontramos con la aportación del señor Ángel Ramiro de «La jara» y ex-Teto en el primer solo del tema y Jimmy Flox de Pardaos, en el segundo solo del tema.

Se que pensarás al leer en esta critica; «otra critica que los ponen de puta madre… y no es para tanto». Pero a eso te contesto con una máxima: ¿cuantos discos escuchas que al cabo de una oida no recuerdas absolutamente nada de lo que has oído?. Yo te apuesto lo que quieras a que no eres capaz de escuchar este disco sin que al rato, o al día siguiente, estés tarareando alguno de sus temas, o no seas capaz de quitártelo de la cabeza, y para mi, eso, hace grande un disco.

Joseán Zombie.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here