Inicio CONCIERTOS RAINOVER-ETEDDIAN-DIVINO DISTURBO

RAINOVER-ETEDDIAN-DIVINO DISTURBO

227
0

Esta noche las sinfonías y los arrebolados escalados confluyeron en una noche de autentica música, una noche complicada por otra parte, dados los multitudinarios eventos que se estaban desarrollando en paralelo, como el viñarock, F.M. en directo, un puente como fue el día de la comunidad de Madrid, pero eso no impidió un gran concierto de tres grupos que beben por igual de las partes líricas mas genuinas.

He de decir, que aunque con poco publico los grupos lo dieron todo, como no puede ser de otra manera, y que la sala Silikona poco a poco va cogiendo cache en estos eventos y el sonido fue bino, sin duda, pero no entiendo esa manía, y teniendo un equipo solvente de luces, porque siempre abusan de los focos azules, sobre todo en los primeros grupos, y por tanto, Rainover grupo de metal con tintes góticos, y que realizo un show muy bueno, se vio completamente bañado de azules, en los que ni siquiera el flash conseguía hacerles justicia, y eso desluce un montón.
Los chicos de Rainover venían presentando su álbum “Trascending the blue and drifting in to rebirth”
un álbum mezclado y producido por Dennis Kohene y Waldemar Sorychta, dos pesos pesados en el ámbito del rock, y que con ello tenemos un álbum que bebe de los clásicos como en su momento fueron Theatre of tragedy, un grupo en formato dueto, en el que el bajo Antonio Perea hace los contrapuntos a la voz operística de Andrea Casanova, frontwoman del grupo.
Bien he de decir que el grupo me gusto en cuanto a que las composiciones de los temas están bien realizadas, son cañeras y sutiles al mismo tiempo, y veo un potencial escénico en potencia, entre la química de ambos componentes sobre el escenario. Por otra parte los temas son característicos de la escuela antes citada, pueden desarrollarse para dar con un estilo mas particular en un futuro, y en futuras composiciones, pero sin duda están muy bien realizados y al publico presente así lo demostró.
Los temas que incluyeron en su set list fueron Rebirth, Rainover, Cicles, Hopeless, In free fall, H2O SO4 (Acido sulfúrico), o my Cross, una versión de The cure, y cerraron con Dusk and dawn. Buenas sensaciones con estos chicos, que sin duda con este estilo y talento darán que hablar.
Llega el turno para Eteddian, grupo de Sevilla que practica un estilo ciertamente parecido en esencia a Rainover, pero totalmente alejados en sonido a lo antes visto.

Eteddian representa una linea mas sobria en el mundo gótico-metal prescindiendo de la voz gutural masculina, son una propuesta que sin renunciar al sonido carismático que le aporta la voz de Bethany siguen una linea mas metálica, menos melódica, mas afilada y mas interesante a mi modo de ver; los temas de Eteddian te animan al headbanging y sin duda, y cosa que se agradece, no se abusa de los líricos sin sentido, a pesar de que la propia Bethany nos demostró que tiene una presencia escénica imponente y una voz de soprano que levanta las arquetas del suelo, pero sin abusar de ello.
El peso escénico de Eteddian recae sin duda en la figura de Bethany, pero no podemos dejar de señalar, y sin desmerecer el fantástico combo que la arropa en todo momento, sacando en todo momento una energía especial con gran enjundia, como pudimos ver en su teclista Beni Bermudez que en unas cuantas ocasiones estuvo a punto de caer al suelo debido a una insolación que el muchacho traía de su viaje desde Sevilla, pero que no le impidió dar lo mejor de si mismo a los teclados. Los temas de Eteddian, sacados de su álbum Illusions, que por otra parte era lo que venían a presentar al publico madrileño fueron, Prelude the chaos, Waking the end, The animal whithin, Mute, La versión con mayúsculas, Frozen de Madonna (en el disco acompañado de una segunda voz masculina), Kingdom Weakness, Daughter of fire y para terminar un set que se me hizo corto, Destiny.

En una noche así no podía faltar este grupo, el lirismo y el sinfonismo, representados en un grupo que no renuncia a la esencia del metal en su mas amplio rango. Ellos son Divino disturbo, un grupo que como nadie recoge la síntesis de dos mundos aparentemente opuestos como es el clásico, con el metal, y que, como no podría ser de otro modo dieron un magnifico concierto. Ellos representan en la presencia de su cantante y potentisima voz soprano de Raquel un combo distinto, un sinfín de combinaciones líricas y melódicas que bien te pueden llevar a un salón de la corte marsellesa al frenesí apocalíptico en las notas que narran historias y que surgen de la guitarra de Alan Cueto, y que nacen de la brillante mente del bajista Matias, artífice y alma del grupo, y que sin duda se ha sabido arropar también con unos grandísimos músicos y que dieron todo de si en un épico concierto. Tocaron de su álbum OP I los temas mas significativos y de bandera, perfectamente ejecutados, y con una frontwoman que en ningún momento dejo de jalear al publico y de instar a abrir las mentes a su propuesta. El grupo se vio comido en el escenario y se prodigaron gestos de complicidad mientras iban desgranando los temas, haciendo un set list ameno, y dada la complejidad de los mismos, liviano y directo. Tocaron los temas Intro-Layla, Carpe Noctem, Lux Aeterna, Eternal spring, Nirmia, otra gran versión de la noche, el gran Ynwie Malmsteen con su mesiánico tema The seventh Sign concatenado al tema Calista y que daría paso al tema insignia del grupo, Wolfsong para cerrar con Oniria.

Lo que voy a decir aquí, quizás suene a tópico, pero creo de verdad que estuvimos los presentes en una gran noche de música con mayúsculas, y que me dio mucha pena por los pobres mortales que se perdieron este gran, gran concierto.

Os dejo algunas fotos y un pequeño video resumen de lo que fue esta noche.

JOSEAN ZOMBIE.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here