Inicio CRITICAS ZOMBIES ÓSSERP «ELS NOUS CANTS DE LA SIBIL-LA» (VARIOS)

ÓSSERP «ELS NOUS CANTS DE LA SIBIL-LA» (VARIOS)

187
0

Nos llega el 3er álbum de los catalanes Ósserp, una oda oscura y supuran de negrura absoluta que faculta al grupo como uno de los referentes de metal extremos en su zona.

El titulo del álbum «ELS NOUS CANTS DE LA SIBIL-LA» tiene un referente protagónico en las lides del ser humano y su extension como ser hacia la inmortalidad y su contexto insignificante dentro del basto universo.

La relación insigne se focaliza en la forma de la Sibila, personaje ancestral mitológico mediterráneo que ejemplifica el fin del mundo.

Me parece muy interesante y paradigmatico que estos grupos den una perspectiva arcana de lo que, al fin y al cabo somos, dentro de nuestra realidad, acompañado de un elenco de temas que ahondan en la sensación de vacío y frio que nos espera en un contexto altamente hostil y primigenio aun a día de hoy. Una forma de ver la vida que no es la que el mundo quiere ver ni sentir cuando se solaza con músicas chabacanas y simplonas. Este álbum es un grito de odio, una opus decadente y perversa que bajo una batuta incisa y afilada de técnica sonora y un especial tono de Death metal extenso hacia un grind core que en algunos momentos me sabe particular a mis dioses Napalm Death, excusando el tono envolvente y atmosférico de unas lineas de guitarras que entronizan una lírica que es la llave hacia los pastos mefistofélicos y rotundos, mostrando la fuerza, la rabia y la narrativa del apocalipsis. No somos nada, que dirían La Polla, y este disco plasma la ira y violencia del conocimiento de nuestro vacuo sentimiento sed seres semientes y «superiores».

Luego, hablando en cristiano, tenemos aun disco muy trabajado, lleno de detalles y giros armónicos que siempre buscan ese deje atmosférico que precede a la batalla, al desastre, al destructor, gracias a una construcción rítmica sobre humana, y un trabajo de guitarras complejo y lleno de matices, cocinados con sabiduría, todo para llegar a la catarsis insigne, a la rabieta, al lloro desconsolado que la lírica expele hacia el oyente y que cristaliza en un trabajo difícil, corrosivo y destacable en cuanto a su leyenda inherente.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here