Inicio CRITICAS ZOMBIES MAD-ERA “ELECTRICMEGABLACK” Autoeditado.

MAD-ERA “ELECTRICMEGABLACK” Autoeditado.

237
0

El undergrrrrround se mueve, vive y transmuta dando grupos como los madrileños MAD-ERA, desde Madrid presentando su trabajo “Electricmegablack”. El grupo se formó en el año 2014 por Robert Navajas (Guitarra / Voz) y Alejandro Jorge Álvarez al Bajo contando ahora con la ayuda del baterista Luis Aguirre, quien se unió en mayo de 2015.

Vayamos por partes, que diria Jack El Destripador. Este trabajo tiene varios prismas a los que se puede acceder. El disco suena muy bien, es crujiente, lleno de temas currados, compactos y rompe cuellos y a buen seguro, en directo el grupo de para un día de alto voltaje.

Sin embargo le veo ciertos handicaps, o virtudes discutibles, según lo quieras ver. El trio ha decidido dar sonido Groove a su propuesta, de tal forma que no me cuesta ningún trabajo distinguir claramente, la sombra de Dimebag Darrell, en su etapa Cowboys From Hell en el sonido del grupo. Curiosamente, y a pesar de los detalles, el grupo NO suena a Pantera, solamente en momentos y temas puntuales en los que se les nota un sonido muy adepto.

Eso se matiza, gracias al trabajo lírico limpio de Robert Navajas, a la postre, también, guitarrista del grupo. Si el cariz lírico g¡hubiese sido mas enfocado al Growl, el grupo habría sonado mucho mas aún a pantera sin duda.

Pero no siendo así, tenemos 10 temas que en ocasiones suenen a un mix entre los ya mencionados y trazos de los sonidos de grupos como Alice In Chains, incluso alguna detalle progresivo, aunque sea de forma muy puntual.

A pesar de todo el disco suena muy bien, invita al headbanging potente, y como ya he comentado, y a pesar e sus evidentes registros, tiene suficiente personalidad propia para reivindicarse por si solo el trabajo, y disfrutarse con gusto.

Para entrar en el trabajo nos encontramos con “Mermaids” el primer corte, una introducción apocalíptica y mefistofélica que nos guía en la oscuridad hasta “Facebraker” el segundo corte y primer single del trabajo, un tema que repite estructuras, bases rítmicas y tensión armónica de Pantera en el Cowboys, al que le salva su linea lírica y su innegable magnetismo.

Seguimos con “Ambitious” otro corte que vuelve a reincidir en los sonidos Pantera, pero, de nuevo, con el suficiente margen de carácter propio para sacarse de la chistera un tema contundente como pocos y super adictivo. Destaco la buena linea melódica de las líricas que le dan ese especial sello del grupo.

El cuarto tema en discordia lo tenemos con “Justice”. Entrada de guitarra con una melodía de fuerte deja vu, como ya he comentado, linea rítmica muy marcada, y que a pesar de la base melodica, la armonía lírica los aparta de las influencias mostrando un tema particular, crujiente y rompecuellos, muy recomendable.

En el ecuador del disco nos abrimos al sonido de “Addiction”, volvemos a detalles de Dimebag en la guitarra, y aquí si que el corte suena a Pantera, máxime cuando le meten los guturales y dan rienda suelta a la técnica de las rítmicas.

Mostrando que el grupo tiene ideas propias nos imbuimos en un sonido mas abierto en “Running Low” un temarraco con raíces rockeras crujientes, que a poco que lo escuches te lleva de rondo en sus escucha.

Otro tema que se aparta de las influencias es “Melt”, tema crujiente, mercurial y de tempo medido y base compositiva aparentemente sencilla al compás de la base vocal, y con algunos destellos del metal más bronco en el final (la voz me recuerda a la de Travis Ryan de Cattle Decapitation, cuando sacan los guturales), muy logrado. Un gran tema.

Seguimos con “Brain” otro tema que tiene una gran influencia Southern metal, salpimentado con un buen juego de linea lírica, que sin embargo por su estructura compleja no es tan adictivo como otros temas del disco.

De forma un tanto barroca abrimos las puertas de “Grief” un tema que se abre en apenas un minuto de forma acústica e instrumental.

Cerramos con “The Power Of Healing” que comienza también con un sonido acústico acusado, al que la electricidad le coge vuelo en su desarrollo, y vuelve a mostrar a unos músicos con un alma distinta, más progresiva y detallista, intimista y de alto copete.

Creo que es un disco muy interesante, con dos partes que van de menos a más y muestra detalles que nos hablan de músicos con carácter propio que deberían recoger y obviar sus influencias headbangers más notables y dar rienda suelta a su imaginación.

Yo mientras pienso disfrutar si puedo de su próximo directo en los Madriles.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here