Inicio CRITICAS ZOMBIES LUJURIA “SOMOS BELIAL” MALDITO RECORDS

LUJURIA “SOMOS BELIAL” MALDITO RECORDS

240
0

Hoy día ser “guay” ir de postal esta de moda desgraciadamente, pero a mí eso no me va nada, por lo que no voy a decir, para ser el más “guay” del lugar que haya o sea un gran seguidor de los segovianos Lujuria.

Sí que diré, lo uno no quita lo otro, que los conozco prácticamente desde su génesis (Villalba y Segovia están muy cerca) y que he visto poco a poco cómo han ido evolucionando y en que se han convertido.

Y sí, hay unos Lujuria primigenios, y unos Lujuria que a día de hoy se han convertido en algo que trasciende al propio grupo. Lujuria, eso no se lo puede negar nadie, son un grupo autentico, en ocasiones incomodo para muchos, con los que no estarás de acuerdo en ocasiones, pero son reivindicativos, luchadores y comprometidos con este rollo, y eso es lo que debería ser el rock, algo que ellos no han olvidado, pero otros muchos sí, por lo que ya tienen mi respeto.

Ademas, también diré qué Lujuria es Lujuria, no es solo Oscar Sancho y su carisma fuera del grupo. Este disco muestra a unos músicos de peso, unas composiciones de nivel, y un progreso tangible, y este disco de los Segovianos es un buen disco, un muy buen disco, sobre el que pueden decir que mantienen el nivel ascendente, algo muy difícil, y que de nuevo los mantiene en el candelero.

Obviando polémicas recientes que no inciden en el grupo, ni vienen al caso, nos encontramos un trabajo solido, intenso, y de nuevo, fuertemente reivindicativo, lleno de temas marca de la casa y de intenso magnetismo, un trabajo que obtiene una nueva muesca ascendente dentro de la culata del revolver Lujuria. Entramos en “Somos Belial”

1.-Entramos en el primer corte en el que nos imbuimos de la mística oriental electrificada y épica de “Nikkal”, un corte con un sabor a las entradas de los grandes grupos del metal de todos los tiempos, uno de esas entradas que pone al público en tensión contenida ante la salida del grupo, muy lograda.

2.- Seguimos con “Somos Belial” buque insignia del disco, y que para mi es un corte correcto, muy del grupo al que de nuevo le gana la lírica implícita sobre la que planea la voz de Oscar en una base sobre la que el grupo da un trabajo magnético y adictivo pero que no me sorprende en exceso.

Seguimos con “Messe Noire”: con una entrada de alto copete en el que la linea mefistofélica del grupo se agiganta con las partes del órgano catedralicio, entramos con un corte que por su esencia oscura, ese deje de los setenta, el sabor de los films de la Hammer, y ademas, un trabajo al que la voz de Oscar le queda como un guante, firma un corte muy destacable, donde una escucha no da para sacar toda su versatilidad.

No paramos la maquina lujuriosa con “Siempre Metal, Invicto Metal” corte que, de nuevo, reivindica el rollo que diría Mariskal. Aquí de nuevo el grupo da muestras del que el metal, a pesar de no mostrar evoluciones, ni de necesitarlas, puede firmar temas rompecuellos, sudorosos y enérgicos… y es que al final, ¡qué coño! esto es el metal, y si no te gusta, pírate… simplemente me encanta.

En el siguiente corte “El Ángel De La Lujuria y Un Diablo Lleno De Amor” nos encontramos un relato del mister de juglaría pasado por la túrmix del rock, un prisma dentro del espectro del carácter del grupo que personalmente creo que el grupo borda, ya que me sabe, de nuevo, a la esencia de los grandes del metal español de los ochenta, solo que Lujuria lo sabe llevar a nuestro siglo, mostrando su vigencia.

Sin bajar el listón tenemos otro corte afilado e intenso como es “El Amor Esta En El Aire” otro corte donde el grupo de forma coral vuelve a tocar la fibra sensible, vuelve a conjugar una melodía adictiva y pegadiza, contenida por el estribillo cabalgante y la fuerza lírica de Oscar… un tema que es difícil escucharlo y que no te vayas tarareandolo. Yo no soy capaz.

Seguimos con más caña con un tema de carácter como muestra su titulo “Como Puta Por Rastrojo” un corte reivindicativo de fuerte lírica, y sonido crujiente, muy marcado en la linea del órgano, que me sabe a los Obús de los ochenta por su filo y su fuerza.

Paradójicamente, dado el perfil del grupo, uno no espera un tema de sonido mas cercano al hard rock melódico, (Jupiter, Sangre Azul, Hiroshima) sin embargo “Tapar Agujeros”, tiene un sonido mas cercano a estas premisas, y no es un sonido sueles quede mal, no señor, ya que de nuevo firman otro tema que se te pega rápido. Por cierto, me encanta la letra.

Seguimos con títulos de carácter y que son, en si mismos, soberanos de su significado como es “Cuando estás conmigo (la única balada sincera del mundo)”. Otro tema sorprendente por su introspección, su tersura y su sonido lírico. No soy fan de temas así, pero reconozco que se lo han currado muy bien y le da un punto heterogéneo al disco muy interesante.

Viramos totalmente y volvemos a las tachuelas y el cuero, al metal mas directo con “Migas De Paz”. Estribillo marcado por la fuerza de la base rítmica del bajo, las guitarras afiladas y la esencia del órgano, aportando la característica voz de Oscar, perfecta para el anfiteatro de la música del tema. Otro diez de nuevo para la letra del tema.

Y llegamos a “El Principio Del Fin”, el último tema, y uno de los cortes que son puro Lujuria, que sin embargo sin ser un mal corte, me sabe un poco a menos con respecto a otros cortes del disco.

Conclusión: si hay alguien que no lo sepa, Lujuria son los nuevos Obús, son los nuevos estandartes del metal reivindicativo, de calle, chulo y deslenguado, siempre incomodos, algo que necesitamos en una escena adocenada y dormida como la nuestra, máxime aún si ademas firman, uno tras otro, discos como este. Hoy más que nunca somos todos Belial.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here