Inicio CRITICAS ZOMBIES LUIS CRUZ Y LA FURGO BAND «CON LA MÚSICA A OTRA APARTE»...

LUIS CRUZ Y LA FURGO BAND «CON LA MÚSICA A OTRA APARTE» TFF RECORDS

170
0

Luis Cruz, de nuevo, el músico en mayusculas y el «Enfant terrible» del movimiento Topo, el músico da una buena cuenta de su brillantez. Uno de esos personajes subterráneos que le dan sopas con ondas a muchos de los que nos venden como «buenos» desde las radio formulas y mierdas en televisión, esta de nuevo con la inenarrable y fabulosa banda, la «Furgoband» con un disco que no deja títere con cabeza en «con la música a otra parte»

Sonido bajo y enlatado para abrir «con la música a otra parte» , un corte en el que destaco el tono carpetovetónico, irónico y muy, muy chulo, rollo chuleta, rollo macarra, vivo y con guiños líricos y un toque brutal, donde destaco ese «feeling» rockero y la buena tónica lírica que se gasta el músico en este temarraco para abrir el trabajo.

Seguimos con «Silencio». Otro corte que tiene todo, energía, buen rollo, guiños a Lenny Kravitz pero también ese toque «gato» de un Rosendo Mercado que parte la pana honrando al músico en vida y al duende que Luis es capaz de sacar de su chistera.

Y yo no lo suscribo, pero a Luis y su grupo parece que que a contrario de mi, les va la compañía como predican en un corte como es «Nos gusta la gente«, otro Rock’N’Poll con lineas de visión muy asentadas en los grupos de Jazz- Rock, (Path Metheny) o ese rock de taberna, desenfrenado y un punto Rocker, a lo Stray Cats e incluso algunos destellos de las melodías de guitarra mas desenfrenadas de un Mozart venido al rock. Brutal, sincero, y directo a mover el «Bodie» lo que bien a ser el esqueleto.

Seguimos con lo típico de la piel de toro, ese «Calor» del que Luis nos habla y tanto transigimos en este trozo de la tierra. Mefistofélico y de nuevo, muy chulo, este corte tiene trazas de aquellos incunables españoles como Manolo Tena o trazos de Queen cuando divagaban por el éter sacando, uno tras otro, témazos incunables.

Pero esto es caña, y si no que le pregunten a este corte eléctrico y duro, rindiendo homenaje a los incunables del rock, dando buen rollo, y sacando chispas. Imprescindible seguir el punto, el «mojo» que saca el corte con esos detalles sonoros tan intensos y que nos hacen ser como somos en «Mi Guitarra Y Yo».

Sin bajar la caña ni el directo, nos adentramos en otro corte que sube los decibelios y tiene la potencia como bandera en «Valentina» con ese estribillo adictivo e impregnaste, ese estribillo que no puede despegar del cerebelo. Esta claro que el artista es un crisol del buen estilo y la visión es claramente una reivindicación de los sonidos de calle, auténticamente urbanos y eléctricos que nos hicieron grandes en el pasado.

Con este corte tengo una gran dicotomía. Tenemos una balada de blues, que es «Isla Esmeralda» que es una gozada en toda su extension. Sin embargo, y entiendo que buscado por el músico, se nota demasiado el gran apego y tributo a Gary Moore, algo indisimulado y evidentemente del gran Still Got The Blues. Sin embargo, también aprecio una afinidad muy atenta al gran Europa de Santana, todo pasado por los arreglos sinfónicos, la guitarra y la voz de Luis como timón de la nao.

Y dentro del sesgo iconoclasta y heterogéneo de este disco nos lleva a abrir el baúl de «Gregario», un corte que tiene el sonido de unos Mano Negra, de unos Reincidentes, de Café Quijano con un pasote de peyote, del desmelene absoluto y rompe cuellos. Muy fan desde ya. Piensa, piensa.

Casi en el compas final nos metemos en «Días» un corte de nuevo con esa esencia, esa atmósfera que pide pura vida, pura intensidad, chupitos de licor, noche y mucho, mucho rock’n’roll. Que gustazo saborear de nuevo esas esencias y esos perfumes que hablan de nuestro rollo, de nuestro pueblo, el pueblo del rock.

Terminamos con el sonido sureño, al mas alocado son de Tennessee, banjo, botas de cowboy, polo y arena y aligatores, Pierre Nodoiuna, El General, rednecks y pura diversión para bailar como un locate en el dechado de intenciones que es «Como Un Loco».

Hay que tener mucha música, hay que ser pura música para sacarse este disco de las mismísimas entrañas.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here