Inicio CRITICAS ZOMBIES LÉPOKA “EL BAILE DE LOS CAÍDOS” ON FIRE RECORDS

LÉPOKA “EL BAILE DE LOS CAÍDOS” ON FIRE RECORDS

190
0

Es de reconocimiento el que un grupo se de la trabajera de presentar un trabajo, de la manera en el que Lépoka ha incidido para sacar este “El Baile De Los Caídos”. Un digipack con una portada increíble, y dibujo increíble. Un trabajadísimo libreto, dividido en dos parte, que aúna los mundos literarios con la bases armónicas de la música. Hoy ya es difícil que nos llegue un trabajo a la redacción, ya que la mayoría nos llega en formato “streaming” o en MP3, pero Lepoka valora que se valore el trabajo en todo su contexto, y este es un trabajo, que aunque no te gustase la música que guarda, te encantaría tenerlo y explorarlo dada su calidad. Gracias por hacérnoslo llegar.

Pero vamos al meollo de la cuestión, la música. Lépoka tiene un estilo que no puede, ni quieren ocultar, el folk metal. Lo rápido, lo insípido, seria caer en la banalidad y emparejarlos con cierto grupo español de cierto renombre antaño ha, pero veo en Lépoka ciertos prismas que los alejan de este yugo, y los enriquecen en su propuesta musical, dotando a este álbum de una gran calidad, incluso para alguien como yo que no es excesivamente seguidor del estilo.

Lepoka muestra en su trabajo, exactamente, lo mismo que muestra en el currazo que envuelve el trabajo, once temas, divididos en dos actos, donde el grupo muestra un trabajo en los temas concienzudo, muy perfilado y mimado en las partes armónicas. No hay un solo tema que no sea una fiesta, no hay un solo tema de este disco que no te levante la moral, no hay un solo reducto de este disco en el que no te den ganas de unirte al grupo y abrazarlo dentro de estos tiempos oscuros. En esto, Lepoka y su trabajo se vuelven dolorosamente necesarios.

Ademas el grupo tiene perspectiva sonora, no suenan clónicos, tienen su impronta, su carácter y suenen muy muy bien, amen de la tónica general del disco: fiesta, pero con técnica y mimo compositivo, cosa que se agradece mucho.

El primer corte, el festivo e icónico “Seguimos En Pie” tiene todo: Metal, flauta travesera, acordeón, violín, caña rítmica, tono folk, arreglos pero también un inteligente uso de una base de metal, (trompeta). Huelgo decir que es un corte que decir que es adictivo se queda corto, y no imagino la fiesta que podrían hacer, por ejemplo, en el Leyendas, con esta canción, el día que se pueda. Folken Metal Bronco.

Continuamos conociendo el trabajo con el siguiente corte “Contra Viento Y Marea” es otro corte que mira muy de reojo la épica de los piratas: buena linea de la prosa lírica que usa el corte, gran uso de la lírica, y una música que es puro Folk Metal, festivo pero con muchos recovecos melódicos a descubrir. Me encanta el punto metalero central, esa guitarra que saca chispas y le da un prisma brutal al tema.

Y no puede faltar en la pira pagana un tema como es “El Baile De Los Caídos” nos abre la puerta con la mandolina y un elenco de coro muy simpático. Sin embargo, este tema engaña, ya que es un tema que tiene mucho de Heavy, gracias a una guitarra que se sale. Pero también es un tema de folk, rapidísimo en el tempo, puro rompe cuellos, puro headbanging. Quizás no sorprenda dado marabunta de grupos que hacen un estilo muy parecido, pero no hay dudas, el corte se te pega raído, tiene técnica y te vuela con su desarrollo para seguir la fiesta sonora que construye el grupo.

Ahora nos ponemos serios con “Eternia”: si hay un punto en el que el grupo ha incidido en el desarrollo del trabajo es en no buscar un desarrollo heterogéneo en el sonido y buscar otros prismas, y este corte es una mezcla con los clásicos del sonido celta, por supuesto mucho Folk, con los clásicos del rock con el toque gótico de un grupo como Him. Y lo cierto es que le sale la jugada al grupo redonda, ya que este es uno de los mejores temas del disco. Sobrio, precioso, de esos temas que te ponen la piel de gallina. Un acierto.

Y tampoco puede faltar el corte Folk racial, y directo, igualmente algo más escorado a los cortes más serios y menos festivos en “Pandemonium”. De nuevo encuentro un corte, que teniendo un sonido aparentemente ya oido, el tema tiene muchos detalles que de una sola escucha puedes pasar por alto. Me llama la atención el constante coqueteo del grupo con el Ska, las bases rítmicas de este estilo y el uso de las bases de metal, que he de decir, tienen mucho carácter y podría dar, en el futuro, con un sello propio muy interesante.

Cerramos el capitulo I con “Este Sueño”. Este tema tiene la misión de ser el punto de inflexión del disco, y muestra la parte más sensible y melancólica del grupo. Vamos, lo que viene siendo una balada de alto voltaje, llena de arreglos, toque sinfónico y carisma para tocar las fibras del oyente. Muy bien construido, muy bien enlazado, la tónica de este tema es su pensada composición mostrando que el grupo trabaja mucho los temas en este aspecto.

Y hora entramos en el Acto II con “Beber Para Creer”. Volvemos a tempos rápidos, leña en la base rítmica con el violín volando, fiesta y guitarras disparadas al son de la lírica. Tema duro, netamente heavy, en el que el grupo se desfoga y lo da todo para firmar un corte de los que ponen patas arriba cualquier mosh pit.

Con una entrada muy oriental nos sumergimos en “La Huella Del Dragón”, un tema que merece poner atención a la mística de la letra y al capítulo fantástico que aguarda y que sabe muy bien. Arquitectura en las armonías con ciertas complejidades, guiños orientales, corte clásico en otros partes del tema, y algún guiño al sonido que reina en México, público que sospecho Lépoka cuida mucho y tiene en mente.

Y de nuevo entramos en la fiesta, en la barra, en el cachondeo y la locura general en “Heavyyatrico”, cuyo titulo ya da pistas sobre por dónde va el corte. Mas escorado al sonido metalero y de nuevo con la ayuda inestimable de la base de metal de las trompetas, coros femeninos, este corte es pura fiesta, puro cachondeo y pura vida. ¡¡Toma headbanging!!

Empezamos a ver el final del trabajo con el penúltimo tema, “Sombra De Libertad”, más serio, más épico, mas folk, (las armonías ene este aspecto son una gozada) pero con el toque de metal progresivo desmelenado que también le viene al grupo muy bien. Aquí tenemos a un invitado que sabe de que va esto, las voces de Miguel Angel Franco de Saurom en uno de los cortes más duros y afilados del disco, de nuevo con alambicados bombones competitivos en la estructura del tema.

Y ahora sí, cerramos el capitulo II con “El Picorsito” pura fiesta cachonda con el grupo dándolo absolutamente todo y fuera de todo, solo pura vida.

¿Qué tiene malo este disco? Solo una cosa le puedo sacar en negativo, y es que este trabajo es de septiembre de 2020, y es ahora cuando el grupo esta pudiendo mover el trabajo. De facto, incluyo foto con los cambios recientes en el grupo en el área de violines con la adquisición de Dani ex-Debler. Espero que pueda poder sentir a Lépoka en un gran escenario, como el del Leyendas, ya que el disco lo merece.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here