Inicio CRITICAS ZOMBIES LA BANDA DE FESSER “EDICIÓN ESPECIAL-365-JOY ESLAVA- ROCK ESTATAL RECORDS

LA BANDA DE FESSER “EDICIÓN ESPECIAL-365-JOY ESLAVA- ROCK ESTATAL RECORDS

740
0

Rock agridulce es una acepción que se acerca muy bien al sonido de “La banda de fesser”, grupo que incide en ese rock clásico e intimista, rock de templanza rota, ese rock que te remueve por dentro y busca la sensibilidad con la mínima distorsión.

Ariel Rot, Andrés Calamaro, U2, Coque Maya, Clapton pero sobre todo los Rolling habitan en este rock, en ocasiones abluesado, que conforma este “365” esta edición especial del álbum con la edición especial del concierto que dieron en la sala Joy Eslava del uno de abril del 16 y que tengo en mis manos. El 1er disco tiene doce canciones, que en su practica totalidad podremos escuchar en el directo que acompaña el digipack, un directo donde repasan el recorrido vital del grupo y que es una comunión certera con su publico.La elegancia de la presentación del disco es simplemente abrumadora, huyendo del formato clásico del digipack, este disco esta pensado para los coleccionistas, para los que aman la música en su mas amplia concepción y que aborrecen los formatos digitales sin alma. Tanto el trabajo fotográfico, la presentación y su distintivo tamaño ya hacen de este disco algo de coleccionar, aunque no te guste lo que hay dentro.

Pero es que lo que hay dentro es para escuchar y disfrutar, desde la alegre “Si la música es ruido”, una canción que rezuma vitalidad y rollo Rolling con una lírica fresca en la voz de su vocalista , nos introducimos en un trabajo que por pasos se vuelve mas introspectivo. Tenemos un corte como 365 (Agarrado) que es un himno por si solo y que ejemplifica bien ese rock orquestado y elegante que el grupo enarbola.

“Una buena historia” es un corte que anticipa esas sensaciones variopintas en su sonido, con la incorporación de saxos en el sonido del grupo potenciando el tono semi ska del estribillo de guitarra. Muy buen tema que habla de eclectitud con energía rabiosa y que les acerca a sonidos parejos a grupos Mano Negra o Muchachito Bombo Inferno, sin llegar a la locura de ambos.En progresión introspectiva tenemos “Tu vida” una canción que me sabe a los U2 primigenios, los mas puros, y que los chicos de “La banda de Fesser” hacen suya. Mas emparentada al rock nacional, como ya hable de Calamaro y Rot, nos imbuimos del espíritu del tema de “Nadie tiene miedo” un corte que sabe a himno por su talante acústico y abluesado que rezuma fuerza en la lírica sin dejar de atraer al oyente en el estribillo. Es íntima y personal pero tiene energía aquiescente y magnética. También es contagiosa la energía y la buena lírica de “Reyes de sangre roja”un corte que incide otra vez en ese rock particular que se hace aquí, y ese estribillo que parece esbozado pero que te mete en su juego de mano en cuanto lo oyes. Es el tema mas particular del disco que no le hace ascos al uso de metales en su sonido.

Probablemente el momento mas íntimo e intenso y con un cierto halo de tristeza del disco lo tenemos en el culmen del directo con y también dentro del disco en “Fuertes otra vez” y la dedicatoria a los que ya no están, y los que están habiendo pasado una batalla para llegar. Este corte rezuma intensidad y melancolía, en un rock apenas electrizado que frisa el indie. Tampoco nos vamos muy lejos en la linea melancólica y muy en la linea rolling,e igualmente intima con Budapest otro corte representativo de ambos discos. Dentro del crisol tenemos un corte emparentado con las musas que inspiraron a Cream-Clapton en “Desenfunda Vaquero”. La lírica tiene tanto peso en el tono macarra del corte, mucho mas dinámico en el riff central. Tampoco el grupo le hace ascos al buen blues-rock, y mostrando su espíritu paradigmático tenemos Melalcoholia. Le pega al grupo, ya que vuelve a incidir en el alma rota y melancólica que el grupo hace suya ejecutando los pasos del tema con la suficiente coherencia rockera como para que no resulte chirriante dentro del equilibrio del disco. Seguimos con matiz mas sombrío y encapotado con “Como un avión estrellándose en el cielo” otro corte intimo de fuerte lírica y melancolía a raudales. Y cerrando el disco tenemos la explosiva “Oxidado” un tema puro rolling, con una importante incorporación del piano flamígero aportando un alma irreverente y de compas al tema.

He de decir para finalizar la critica y para añadir, que el disco en general para mi gusto gana mucho cuando el grupo sintetiza los temas mas rockeros, que el sonido esta cuidado al milímetro, como comprobamos en ambos discos, y que tiene un publico muy concreto al que hará pasar un rato especial. Muy buen disco para los nostálgicos del rock sesentero con miradas del siglo XXI.

 

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here