Inicio CRITICAS ZOMBIES KITSUNE ART “SIGNALS OF SYNCHRONISM”

KITSUNE ART “SIGNALS OF SYNCHRONISM”

564
0

En ocasiones se me hace muy difícil hacer una critica. En este caso por el tiempo que hace que conozco al grupo, y siendo uno de los primeros a los que apoye con una critica, a los que vi en concierto y me consta su evolución me apena hacer una critica en parte negativa… por que este disco que tengo aquí se merece una critica en ocasiones negativa por mi parte, no por ser un buen disco, o por su gran sonido, que lo es y lo tiene, es por su falta de personalidad en algunos temas.

No voy a negar que el disco tiene garra, tiene un gran trabajo detrás y suena simplemente vanguardista y apabullador, mostrando un talento inherente, pero es un disco para mi opinión fallido por la constante irrupción de las influencias ahogando su propia personalidad, calcando en ocasiones a grupos como Avenged Sevenfold, P.O.D. Ill Nino y sobre todo a Linkin Park.

Fading away es el comienzo y aqui ya se me plantea la primera duda… estoy delante de un tema propio o de Avenged Svenfold… las estructuras son las mismas, el sonido vocal es calcado… y eso que el tema es una autentica brutalidad, suena directo y sin fisuras, mostrando técnica y buen hacer… pero suena calcado…

Keep the flame inside da un giro al sonido del grupo, a peor para mi gusto. Nuevamente no por la fuerza compositiva, o por no saber sacar melodías potentes, es que suena calcado a los Linkin Park, sin dejar apenas un resquicio de duda al respecto. La voz es igual, las estructuras del sonido son iguales…. y me jode por que el tema se sale, pero no tengo la menor duda que lo podrían haber firmado los mismísimos Linkin…

Con Puppets directamente os digo que he mirado si no es una versión de los americanos, con eso lo digo todo, por que me suena muchísimo… una lastima por que el tema es simplemente contemporáneo y brutal.

“My mind” guarda muchas similitudes con el “In the end” de los Linkin en cuanto a su estructura, no tanto en cuanto a su sonido, en el que el grupo busca algo personal. Otra lastima por que este tema rasgado e intenso suena también muy bien, tiene armonía y se te pega rápido, pero, y volviendo a lo mismo que reivindico, podría pertenecer al Meteora sin problema ninguno.

Seguimos en las mismas estructuras ya conocidas, quizás mas viradas a grupos como los Avenged en este metálico corte Demons/Angels. En este corte mas intimo y personal el sonido brutal y vanguardista se combina muy bien con una linea de teclado, facturando otro corte brutal en el que me sobra la arquitectura de las liricas calcadas a Chester Benigton.

Last breath es un puñetazo en la mesa en el que el grupo nos enseña los dientes de forma contundente. Salvo por el timbre particular del vocalista en este corte no observo tan tangible la influencia del grupo. Metal vanguardista de impencable sonido y factura.

Mas experimental, y no menos brutal tenemos Chi. Giros experimentales y con un cierto sinfonismo en una progresión en la linea de unos P.O.D. e incluso de unos Ill Nino, alternando brutalidad y melodía a partes iguales.

The antagonist es otro puñetazo en la mesa, trufado de mala hostia en las líricas y blast beats concatenados con unas guitarras brutales y afiladas, con interludios en los que el grupo te deja respirar de la manera mas intima y personal, para volverte a pisar la cabeza con un sonido que es un puñetazo en el pecho. El tema de perfil mas difícil y cambiante, poderosamente heavy y poderosamente íntimo.

En “Those memories” jugamos con las armonías cruzadas brutales-melodicas de la casa Linkin con las de los Avenged, otra vez, retrotayendote a temas del “Hybrid Theory” despojándoles del tono electrónico de los de los Angeles.

Concatenado al tema anterior tenemos “Another chance” un tema atmosférico y particular, que presume de ejecución y de temple compositivo, brutalidad desenfrenada, rítmicas increíbles, y que suenan a P.O.D. Y al Ill Nino.

“Lost soul” tenemos esa dicotomía entre la mas bella lírica y armonía con los crescendos brutales y sin concesión, sabiendo aunar ambos mundos y salir imdemne del desafio. Aqui tenemos una pequeña linea melódica de aire oriental que ejemplifica bien lo que es el grupo.

“Whitered rose” muestra en el cierre del disco la progresión del sonido del mismo hacia los cortes con mas prisma, con mas toque vanguardista americano del estilo P.O.D. conjugando garra y salvajismo con las partes mas particulares y melódicas, aunque este corte es prácticamente brutal en casi todo su contexto.

Hay que tener mucho talento musical para facturar temas que logren igualar, e incluso superar, a sus influencias, y Kitsune Art lo consiguen, sonando vanguardistas y frescos, pero no pueden ser copias-clones de sus artistas favoritos y les urge hacer algo que sea particular y propio. Solo hay unos Linkin Park o unos P.O.D. y las imitaciones, por buenas que sean, son eso mismo.

No me equivoco en el que tienen talento para eso y mas, mucho mas, y este disco lo demuestra, pero deben conseguir su propio camino, su propio carácter y a buen seguro se abrirán camino de forma internacional.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here