Inicio CRITICAS ZOMBIES FUKUSHIMA “PLAYING TO KILL” Rock Estatal Records

FUKUSHIMA “PLAYING TO KILL” Rock Estatal Records

89
0

Cuando un músico dice de tirar la toalla, raramente suele dejar la música, siempre tiene el gusanillo dentro que lo va comiendo poco a poco, hasta que vuelve a sacarlos a la luz, y intuyo que algo hay detrás de este nuevo proyecto del grupo que os voy a presentar, Fukushima que nos traen su debut Playing To Kill a través de Rock Estatal Records.

Este proyecto recoge a gente de La Raíz y de Sujeto K, un grupo, estos últimos, que siempre me han gustado de siempre, del que aún recuerdo su directo salvaje y brutal hace años de la sala Silikona, aquí en Madrid, como uno de los mejores, y alocados, directos que he visto nunca.

Ese tono, irreverente, gamberro, descarado y crujiente se recoge por parte de ambos prismas y firman un disco que pide a gritos darlo todo en una sala a tope, para dejarte llevar por unos temas que son pura adrenalina adictiva, algo que pide mucho el estilo del grupo.

Al principio te encuentras con la voz de Simón Moratal, que tiene un deje que te puede recordar al añorado Lemmy, con una cadencia arenosa y rota que aporta mucho a los temas. Dicho esto, creo que los temas les hubiese ido mejor en un castellano que un inglés, pero como a todo, es una opinión particular.

Dentro de los temas el grupo hace de la locura contagiosa y rebelde su sino, su presentación que nos mete e una Intro al mejor estilo del Spaggetti Western, e invocando al espíritu de Sergio Leone para darnos en lo morros con la salvaje “Playing To Kill”, una canción desde donde el grupo ya muestra su complexión melódica, abierta y adictiva…. es difícil no llevarse por el tema, el cual tiene dejes que te llevan desde White Zombie a Foo Fighters (como ellos mismos reconocen), pero sonando a ellos mismos. Temarraco rompe cuellos para descorchar la botella.

No dejamos de coger aire cuando nos sumergimos en “American Dream”, tema que me sabe muchísimo en las voces a Lemmy, pero que por su complejidad armónica los acerca a grupos como Ill Nino… el caso es que de nuevo te mueve el corte, por su melodía fresca y directa y crujiente.

No paramos maquinas, nos ponemos el traje de trabajo y conocemos “My Friend” corte explosivo y adictivo, muy de la escuela Foo Fighters, (y también de Sujeto K) que pide a gritos el público, el sudor y el directo para desgañitarse o darlo todo en su escucha… genial por los cuatro costados.

En el siguiente corte, y de manera sorpresiva, ya que no lo dejan para el final, nos encontramos una versión, en este caso el “Thunderkiss’65” de White Zombie, que lo cierto es que pega bastante con el espíritu del disco.

Si hay algún guiño a los R.A.T.M. lo tenemos en “Downtown”, sobre todo en las bases líricas. No soy muy fan de este tipo de temas, ni tan siquiera de los propios R.A.T.M. por lo que en su parte más salvaje, no es un corte que me atraiga en exceso. Si que reconozco que esta bastante bien trabajado y producido.

Dando un giro de nuevo entramos en “Devil Inside”, en este caso llegando a las costas de sonidos más escorados a Rob Zombie. No es un tema que me desagrade, me encanta la base rítmica, sobre todo el bajo, pero me sabe un poco menos que otros cortes del disco.

Y entramos en el tema que más me ha molado, el divertidisimo, con un punto funk y fusionado con el tema clásico “Cuban Pete”, conocido en la película de The Mask de Jim Carrey, y a su vez versionado por Crisix y que aquí nos lo encontramos con el titulo de “Very Bad Things”, un crescendo absoluto y de locura, que de nuevo pide directo a saco.

Mas madera con “Empty Brains” el siguiente corte, mas oscuro y heavy que el anterior, pero con su puntillo salvaje y rompe cuellos, de nuevo incidiendo en el crisol de registros armónicos que presenta el grupo.

Cerramos el trabajo con “No Surrender” del que directamente os digo que en su preámbulo bien podría ser un tema de los Metallica del Load, pero que se abre a otro corte crujiente y de deje salvaje, ya con el sello propio del grupo.

Terminamos la crónica con la convicción de que Fukushima tienen el sello de la bomba nuclear, el aura la energia incontenible, de esos grupos salvajes que te ponen patas arriba cada vez que entran en tu reproductor. Ya no diré en directo, donde pienso verlos para darlo todo con este “Playing To Kill”.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here