Inicio CRITICAS ZOMBIES BLACKTOWN BAND “I” (ONE” THE FISH FACTORY

BLACKTOWN BAND “I” (ONE” THE FISH FACTORY

311
0

Puede ser que para algunas personas el rock no sea elegante, ni sofisticado, ni preciosista… eso es por que no conocen un proyecto como es Blacktown Band formados en el año 2016 como una Reunión para un tributo en un álbum a Pink Floyd que quedaría en un sí, pero no hasta este año en el que se concreta como grupo cohesionado y con un álbum titulado, lacónicamente, “I”(One). En esta proyecto contamos como pilar indiscutible a Alejandro Hervás miembro en Quatermoc band.


Curiosamente este trabajo destaca por muchas cosas, pero no lo relacionaría con los Pink Floyd concretamente. Hay mucho rock, de tinte clásico, bebiendo desde Deep Purple pasando por un claro tinte a The Pretenders... quizás esto por la tesitura vocal de Nina Agudo que recuerda levemente a la de Crissie Hynde, aunque la línea vocal de Nina tiene unos registros mucho más amplios.

Lo que esta claro es que el grupo ha sabido sintetizar un disco de corte clásico, pero muy vigente y fresco, con nueve cortes mesurados donde encontramos de todo un poco, pero todo bueno.

Comenzamos la andadura con “I Really Need You”, un tema que tiene un deje macarra muy acusado, casi stoner, que sin embargo, como ya he dicho, me sabe a Pretenders. Un buen arranque para sentar las bases de un disco que es, y sabe a rock.

Seguimos con un corte de lirica sensual y base rotunda, titulado “One, Two, And Three Men” que cuenta con una presencia en el estribillo de una guitarra muy característica. Rock con actitud que gracias a la buena química y a un buen poso armónico hace de este corte un corte magnético.

Mas pausado y menos salvaje tenemos “Dancing In The Moonlight” un corte que es pura elegancia, sonido diáfano y un punto chic, sin perder de vista que esto es rock. Estos temas siempre funcionan en la penumbra de las salas en vivo y molaría oírlo y dejarse llevar por su belleza.

“Dangerous Sorrow” el corte siguiente comienza muy sentido, sibilino y de tersura implícita, y aquí es donde el grupo me sabe más a Pretenders, por su entorno melódico y su lirica y tersura vocal… pero indiferentemente es un corte que suena y sabe muy bien. Genial la base ritmica.

La mixtura sonora del grupo se abre paso en un corte como este, el macarra y purpleliano The Box, de nuevo jugando con las atmosferas, este corte si tuviese mas “feeling” partiría por los cuatro costados. Destacaría el brutal trabajo armónico, aparte del consabido de la lirica, de la base rítmica, pero sobre todo del perfil del teclado.

Living In My Room tiene los cortes clásicos de unos Led Zeppelin, y mezclado a un Elton John, muy fresados por la voz lirica, brutal, rota y de alma negra, amen de con el sello del grupo, seria este tema, puro amor al rock de los setenta, con una línea en segundo plano de violín que le queda genial al corte.

Y vamos al corte de rock espacial, alocado y fresco, un tema que tiene muchos guiños, de nuevo, a Elton John y su “Saturday Night, Right For Fighting” en este “Lets Spend The Night Together”, un corte para desmelenarse salvaje y darlo todo. Dificil quitarse el estribillo de la cabeza después de oírlo.

En el siguiente tema, “I Want To Find Out” entrevemos la balada eléctrica, de nuevo con el pendón de los sonidos de los setenta como caballo de batalla para dotar al disco de la consabida heterogeneidad que lo coloca en una calidad contrastada.

Cerramos el trabajo con “Hey You” un baladón de alma acústica y presencia brutal de la lirica de Nina que cierra el trabajo de la manera más elegante y armónica del disco.

No me cabe duda de que el rock es la música más grande de todos los estilos musicales, y este disco hace honor a sus raíces y las reivindica como se merece y a la altura que requiere.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here