Inicio NOTICIAS A BLACKENED SIGHT-DEATHSURRECTION-IN MUTE 03/07/15 Sala We Rock.

A BLACKENED SIGHT-DEATHSURRECTION-IN MUTE 03/07/15 Sala We Rock.

483
0

Siempre es un placer este tipo de conciertos, por lo menos para mi. No voy a tirármelas de viejo dinosaurio del rock, (aunque para ojos de muchos de los que aquí se han reunido, ya lo sea, dado que yo ya iba al Canciller cuando ellos no existían aún) y no es por otra cosa que puedo comprobar cuan fuerte vienen las nuevas generaciones del metal.
Aquí tenemos a tres grupos que están destacando, y mucho, en su lucha por hacerse un hueco en el panorama del rock, y sin duda no les falta actitud, ni calidad.
Es de rigor (mortis) el presentar a este elenco de grupos: A Blackened Sight vienen con su nuevo álbum, «Bodies on the road» prácticamente recién sacado del horno para seguir dando impulso a su presentación. Buen death metal con influencias melódicas en este álbum, uno de los mejores de este 2015.

Deathsurrection es una joven banda que auna los horizontes mas salvajes en su mezcla de death metal con deathcore/groove brutal con algun retazo de redneck metal, como podéis disfrutar en su EP «Embrace your fate» de 2014 en su bandcamp. Te podrán gustar, o no, pero no puedes dejar de reconocer que son capaces de licuar el oxigeno de la sala y convertirlo en acido sulfúrico.
Y a estas alturas decir cualquier cosa de In Mute es caer en la redundancia: ganadores del wacken metal battle y con un directo que muy pocos grupos son capaces de cargar en la recamara de los escenarios.

En estas lineas, lo primero que voy a decir, o mas bien pedir, es disculpas al grupo A Blackened Sight. Esto es debido a que uno debe realizar una jornada laboral que le impide llegar a los conciertos que empiezan a la hora de la merienda, (esto dicho desde el plano metafórico, ya que las puertas se abrieron a las ocho en punto, y el concierto comienzo a las ocho y media) y, como podréis entender, me perdí prácticamente todo el concierto excepto un par de temas. Una autentica lastima ya que este era un concierto en el que el grupo tenia la sorpresa de la incorporación de un vocalista sustituto y buen amigo del grupo, únicamente para este concierto, dada la baja de Ismael y su sustitución por Luismy Cuevas de Modern Man Disease, aportando un filo mas contundente con respecto a las voces mas melódicas del propio Ismael. Por lo demás, el grupo, y como nos suele tener acostumbrados lo dio todo en esos temas que pude ver.

Ya en estas lineas, debo decir, que muy bien por el público, que en este bolo, su repuesta no pudo ser mejor, dando una muy buena entrada, y sobretodo, demostrando que estamos ante un público fiel que responde pase lo que pase: esto es así de indicativo, sobretodo con la gente de Deathsurrection que prácticamente no se habían quitado el polvo de su anterior actuación con las leyendas «Corrosión of conformity» en la sala Arena. Hay que tener muy buen publico para que responda de esta forma a pesar de tener unos bolos tan seguidos y hay que cuidarlos sin duda.
El gran fuerte de Deathsurrection es el directo, sin duda… han pasado años desde que los vimos en la sala kiss con Adri disfrazado de vieja mientras daban cancha a su repertorio: todo esto ha desembocado en una eficiente y engrasada maquina de triturar y eviscerar a todo cuerpo que ose ponerse delante de ellos. Esto es gracias a un grupo compenetrado que ahora gracias a la adquisición de Jio, bajista de Hiranya a ganado aun mas en presencia escénica, alternando la fiereza de Gabriel Jester a los mandos de los grunts mas brutales, con los gestos de complicidad de Adri y Disi.
Deathsurrection tiene como máxima un horizonte de armonías salvajes, no exentas de cierta cadencia técnica bastante elaborada que no deja respiro al público.

Esto tiene dos lecturas, una si conoces, y si vas a verlos en directo deberías, conocer los temas del grupo. La segunda lectura hace que sea fácil si no los conoces, perderte ante un muro sónico desorbitado que levanta las arquetas del suelo e inflama el aire. Por lo demás, y como me suelen tener acostumbrado, no defraudaron y dieron un concierto en el que el adjetivo alto voltaje se queda corto, muy corto. Tocaron de su repertorio y de su EP «Embrace your fate» el tema «Erase» iniciando los molinetes y los esguinces cervicales en un tema que abre la noche como un cañonazo, al que siguió «Awakening» también de su EP, un tema muy en la onda Chimaira o Lamb of god, incisivo a muerte, «Fuck the innocent» tocando palos mas stoner southern redneck, sin perder un ápice de violencia sonora, abriendo para la versión de la noche «Patethic» de «Lamb of god» un tema que si no lo conocieras bien podrías pensar por su encaje  que es del propio grupo, «Dementia» continuando el modo bronco del concierto y saltando chispas desde el escenario; aquí el grupo aprovechó para presentar un nuevo tema «Relish», tema que nos da a entender que Deathsurrection tiene claro el sonido que deben seguir, no distanciándose en demasía de lo que ya conocíamos. Estaremos al tanto, al respecto. Dando ya los últimos compases caería otra versión, «Yesterday don´t mean shit» de los siempre añorados «Pantera» y que el grupo hace suyo sin dificultad haciendo botar sin problema a la sala, y cerrando con «Embrace your fate».

Haciéndose de rogar poco, el concierto a estas alturas ya había notado que iba muy fluido… incluso demasiado, y el gran protagonista de la noche abría, el grupo que junto con Vita Imana mas esta haciendo hablar y botar a la escena últimamente.

Esta claro que «One In A Million» ya tiene cierto recorrido, pero sigue siendo una gozada ver como lo defienden en directo estos chicos, y no me defraudaron en absoluto: como Deathsurrection, In Mute es un grupo coexionado que  sabe perfectamente que su gran fuerte es el directo, donde pueden lanzar un tema como «Waiting» para saltarte los sesos a la vez que te mesuran con las melodias. Tal es el poder de este grupo y de la energía que desborda.

Podría decir largas frases sobre Estefania y su potencial escénico, podría utilizar metáforas simples para definirla, como animal salvaje, o bestia escénica, y siempre me quedaría corto, pero In Mute es mas que todo eso, a pesar de estar detrás del inmenso tótem que es esta chica: por eso In Mute son tan grandes, por su sonido desgarrado y brutal, por la ejecución técnica de los temas y ese sentimiento que de manera subrepticia aguardan en cada escucha y que dotan de alma a este grupo. Eso es cortesía de Pejota y Cristobal en las guitarras, inmensas, bañadas de buen death metal melódico muy en la escuela  de Dark Tranquility y que vuelan en el pequeño escenario de la We rock, siempre flanqueados por Pedro en el bajo, y por otra máquina, el batería Adrián fantástico en todo el concierto; en definitiva hablo de que la suma de las partes hacen tan fuerte este grupo, que a buen seguro tengo claro en cuanto se les deje la mas mínima oportunidad deberían estar jugando en ligas europeas.

Saliendo entre bambalinas el grupo comienza su set con «Unusual» primer tema del «One In A Million» con Steffi rompiendo los muros que los separa de su público, entregado desde el primer minuto, y por cierto haciendo que nuestra labor coja un plus de peligrosidad… seguirían con «Mar de dudas» retomando y recordando su primer disco «Aeternum». Aquí en este tema tengo un cierto sentimiento ambivalente… «Imperium» es un tema icónico de Machine Head que en manos de «In Mute» coge tintes regios, mas aún si se sube al escenario Gabriel de Deathsurrection para, junto Steffi hacer un dueto que palidecería al mismísimo satanás… gloria bendita, vamos, pero en un set tan reducido, yo habría apostado por quitar una versión, y dejar esta como final y guinda del concierto y como gran sorpresa. Aun así sonó cercana al éxtasis como pude corroborar con el público.
Seguiríamos con «Out of control» también del «One…» tan brutal como en el disco, y con Steffi desbordando el escenario junto a sus compañeros.

A continuación tendriamos «Al Limite» también de su primer álbum, otro tema clásico del grupo que no puede faltar en sus directos, «The cage» recuperando el «One..» y la otra versión de la noche, y antes de que nos visitaran, Gojira y su «Vacuity» que en manos de «In mute» suena con aire totalmente distinto al tono cargado que imprimen los galos en este fantástico tema y ya cerrando la noche con «Waiting».
Concierto indudablemente express, que me dejó con ganas de mas, no entendiendo muy bien el porque de tan justo teniendo en cuenta que precisamente We Rock no suele poner problemas en acabar pasada la medianoche larga… pero en fin, lo que cuenta es que este es el último concierto de In Mute antes de meterse al estudio de grabación, y que si es corto, doblemente bueno.

Josean Zombie.

from Blogger http://ift.tt/1K5xkip

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here