Inicio CRITICAS ZOMBIES ZENOBIA “ALMA DE FUEGO II” MALDITO RECORDS

ZENOBIA “ALMA DE FUEGO II” MALDITO RECORDS

1326
0

No digo nada nuevo si digo que Zenobia esta realmente llamando a las puertas del metal para dejar una impronta que solo grandes grupos han conseguido. Han facturado de un tiempo a esta parte mas discos que cualquiera de los grandes grupos, y sin pestañear, manteniendo la coherencia y sonando brutalmente bien. Este “Alma de fuego II” consigue levantar su trabajo anterior y muestra la madurez creativa de un grupo llamado a realizar algo grande, y si no, tiempo, al tiempo.

Sin dejarnos respirar ni coger aliento entramos en “100 Dardos” nos imbuye en la épica power-metalera que el grupo hace gala, con Jorge Berceo en estado de gracia, mas rico en sus amplitudes vocales. Pero si de algo destaca este tema, aparte de por su fuerza, es aparte de la fuerza de sus componentes, por la concreción melódica de la adquisición del teclado, un teclado muy purpeliano y que da el contrapunto melódico perfecto a un tema con la fuerza de este.

Con las armonías y filigranas de guitarra que solo alguien como Victor de Andrés puede sacar, nos adentramos en la poderosa y rapidísima “Angel Negro” un tema de poderosa armonía, ejemplarmente heavy manteniendo esa marca y sonido de la casa, mostrándonos a un grupo que esta realmente en un estado de forma soberbio. Con estos cortes, y viendo la progresión del grupo, no creo que me equivoque en pensar que estamos con los próximos Warcry en cuanto a popularidad se refiere.

Sin miedo a las melodías, en este caso de forma introductoria en el sonido clásico “Entre tinieblas” nos abre de forma meridiana a un tema como “El pacto”. Aquí el grupo se pone por bandera un sonido mas enfocado a la atmósfera terrorífica, cuajando un tema mas melódico, donde los estribillos adquieren una fuerza inusitada al compas rítmico de Javi y en donde Jorge vuelve a encontrarse sumamente cómodo.

Volvemos al terreno en el que mejor se mueve el grupo, ese power metal trotón y tan característico del grupo, con “Corazon de hielo” un tema que mira hacia atrás y bebe de las mismas fuentes que Armaggedon o Supernova. Sonido clásico para el grupo, que funciona bien, o muy bien, pero suena a ya muy conocido. No obstante por la melodía pegadiza, el fantástico estribillo junto al el brutal tono rítmico y la excelente forma de Victor hace de este tema otro tema para reventar los directos.

Y esto no seria un álbum de Zenobia sin introducir una mini-balada, y aquí, con unos aires místicos orientales nos introducimos en Las arenas de palmira un interludio a modo de golosina musical que es realmente refrescante.

“Mi destino” es un fantástico tema en el que el grupo baja la velocidad rítmica, y se pone serio. Jorge adquiere una altivez en las líricas conforme la tensión armónica subyacente de la mano de Victor, siempre al compas de Hache y Javi, facturando un tema épico y con cierto deje rasgado y dramático. Increíble el solo de Victor central, que acompaña también de manera silente la linea armónica del teclado.

Siguiendo el tono épico y grandilocuente tenemos “Militia est vita” en el que el grupo se sumerge en un pilar inusitado en su sonido al incorporar los tonos de los coros catedralicios en un tema duro, muy duro y marcadamente heavy. A diferencia de otros temas del grupo, veo que Zenobia es capaz de salir de su zona de confort y facturar temas que serian mas propios de grupos como Virgin Steel. Fantástico.

Y si nos habíamos olvidado de que esto es heavy metal, pues mas metal, con un tema instrumental, “Oceanos de fuego” corte que estoy seguro se ha pensado por y para el lucimiento de Victor en especial, y el resto del grupo de forma particular. Observo que en el tema, un soberbio corte de metal clásico y virtuoso, hay una guitarra solista y una guitarra rítmica, lo cual espero no sea un handicap para poder llevarla a los directos…

Y ahora si, una balada sin ambages, “Valiente” en el que el piano y Berceo, Berceo y piano se muestran como protagonistas de manera hermanada y sensible, un baladón íntimo en el que el grupo se luce al unísono según se electrifica la armonía al transcurrir el corte.

Volvemos a los estribillos marcados y redundantes, magnéticos y enriquecidos por la aquiescencia del teclado, en “Si pudieras” un corte de tintes clásicos dentro de su sonido, pero en el que encontramos una especial fuerza de la armonía  junto a la ayuda de los coros en la labor vocal de Jorge Berceo. También cuando Zenobia se adentra en vericuetos estructurales mas complejos y variados sale indemne.

En “Brindemos por una canción” nos encontramos a los Zenobia mas puros, a los auténticos adalides del metal en un corte frenético, poderosamente heavy y donde el grupo plasma con asombrosa sencillez como es capaz de facturar himno tras himno, y este es sin duda, uno de esos temas que hace cantera. El estribillo es magnético, y Berceo se vuelve a enriquecer con coros femeninos en segundo plano, Victor vuelve a facturar otro riff brutal, mientras que la base rítmica, ayudado en segundo plano por un teclado secundario, se vuelve flamígero. Brutalmente metálico.

Cerramos el disco con la versión en vivo de “Borrare tu nombre” y de “Mi alma es tempestad” dos himnos del grupo, que ya lo son del rock en España, y que sirven para redondear un trabajo redondo.

No me cabe mas que felicitar al grupo por un trabajo enorme que sigue la linea ascendente de este fantástico grupo, y que promete grandes cosas dentro de nuestra escena.

 

Josean Zombie.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here