Inicio CRÍTICAS INTERNACIONALES ZAIPH “NEW ERA”

ZAIPH “NEW ERA”

696
0

La mezcla de ideas y conceptos es el futuro del metal, la concepción de ideas bastardas que eleven el enriquecimiento armónico de este genero, no me cabe la menor duda. Esto lo sabe bien el grupo al que vamos a conocer,  Zaiph nombre del proyecto del cantante y tecladista argentino Nicolás Moroni, el cual plasma en este disco, una vision rica y complementaria de estilos, siempre primando el rock progresivo, pero sin complejos ante otros géneros, y dotando de un prisma universal y muy cósmico.

Este proyecto nació con el lanzamiento de “ECHLECTIC” en el año 2011;  en el cual se refleja una fusión musical que va desde el Gothic/Doom,Dark,Rock Psicodélic ,incluso algo tan bizarro y lejano a nosotros como es el Tango y una visión mística de las letras.

Ya en Agosto del año 2014, Zaiph lanza su segunda producción de nombre homónimo pasando a un sonido mas crudo y pesado influenciado por el Hardcore/Thrash, Hard Rock con ingredientes del Gothic/Doom ,Rock Alternativo y mas Psicodelia. 


Entrando en el disco que nos ocupa “New Era” fue grabado entre el 2015 y 2016  en Plaza San Francisco, Cordoba, Argentina siendo mezclado y masterizado por el músico y productor Sueco Dan Swäno conocido por sus trabajos con Rage, Opeth, Katatonia, Pain Of Salvation, November Doom en Estudio Unisound AB, en Alemania en el 2016. Evidentemente, y dado la forma ecléctica que tiene la música de Zaiph, el sonido se ha cuidado de forma extrema siendo este un punto a su favor, sin duda. Por su estilo, tan complejo y reverenciado, yo lo acercaría a grupos como Sithu Aye, Gru o Mytra, esencia musical y de calidad contrastada.

En el álbum encontramos un extraño crisol que aúna el rock progresivo y un tanto vanguardista que el compositor alterna con fluidez en las cadencias de los temas… y ya os digo que son complejos, trufados de géneros, de zonas atmosféricas, de metal y mucho mas. Ya en el primer corte “Tomorrows Promises” encontramos una ensalada de metal, rock progresivo, metal vanguardista y mucha intensidad atmosférica y envolvente. No obstante, la guitarra crujiente e indeleblemente metálica esta en todo el trabajo, y las composiciones siempre tienen una buena acepcion por parte del oyente, a pesar de los cambios y giros que le inciden. Por ejemplo, tenemos el segundo tema “Mental Equinoxix” en el que su flujo es bastante ambiguo entre el metal y el progresivo, pero no te pierde en su puentes. En “Wild Beauty” es claramente un corte de metal progresivo, aterciopelado y con una visión mística universal, gracias a su buena estructura… aquí no hay excesivos sobresaltos. En “Blow” seguimos otro viraje dentro de la linea del disco y entramos en un metal bastante actual y profundo, afilado, en el que resalta la buena armonía sin cambios excesivos en el flujo de la cancion. En “Dont Live A Lie” mantenemos esa perspectiva vanguardista, que me recuerda, si le quitamos grados de virulencia, a los Fear Factory. No obstante, aquí ya tenemos un puente cósmico armónico, que imbuye la música y da una complejidad y un sabor a esos temas cósmicos, muy particular. No dejamos de respirar cuando entra “Gates” donde la voz del vocalista suena con un delay bastante intenso en otro tema de sabor particular, parecido a la sensación que te da el tema anterior, a pesar de ser este un tanto mas indefinible. Un corte complejo en su estructura que requiere de varias escuchas.

En “Song Of The Mountain” nos invade una letanía mística, oriental en su música, pero occidental en su devenir lírico, acentuando el sabor polifacético del disco. En el siguiente corte de titulo “In The End” seguimos con un tema introspectivo, fuertemente progresivo, en el que las líricas masculinas y femeninas, y el piano son las protagonistas hasta que el grupo estalla  y se electrifica… otro corte particular y de sabor infinito. Nos volvemos mas pesados y ciertamente metálicos en “The Devil’s Swing” una canción mas influenciada por el metal pesado y el post-rock sin añadiduras y de cadencia lenta, al que se le añade un final de dark Jazz, indefinible. Y para no dejar que te acomodes, con la misma armonía accedemos a un nuevo corte, con las mismas visiones de Jazz y progresivo espacial, pero dotándole de una carga mas honda por el piano y una rítmica mas marcada tenemos “The Butterflies Carrousel” dejándote literalmente el culo torcido… otro corte de difícil digestión, complejo y revirado lo cual no quiere decir que sea malo en absoluto, solo endiabladamente complejo.

Tampoco podemos acomodarnos con “Seconds part II” tiene otro tema de linea entre el progresivo y con ciertos guiños electrónicos con el metal puro. Buen tema de pulso duro y buenos arreglos. Para descolocarte también seguimos con “Conscious Minds” arranca como un tema de Brit Pop al que se le añade las guitarras al desarrollarse endureciéndose en su armonía. Tiene un buen interludio progresivo… y casi a renglón seguido cerramos el disco con “13 Lunas” otro corte duro que incluso se le añade un contrabajo que le da un toque especialmente lucido a la dureza del tema, muy bueno.

Al igual que he nombrado a ciertos grupos al principio, Zaiph tiene un gran problema en este disco a mi parecer. Es tan profundo, tiene tanta carga musical y tiene tal virtuosismo, que no dudo que este disco solo sea disfrutado por aquellos gourmets de la música ecléctica, pero infinitamente compleja, que hace huir al oyente mas perezoso a la hora de oír nuevos horizontes musicales y quiera escapar de lo mismo de siempre.

Si tu eres un inconformista musical, un rebelde contra el sistema de música superficial y manejada por una industria obsoleta, y te gustan los retos, no deberías perderte este disco.

 

Josean Zombie.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here