Inicio CONCIERTOS VIERNES 15 NOVIEMBRE 2013 / GARAJE BEAT CLUB (MURCIA)

VIERNES 15 NOVIEMBRE 2013 / GARAJE BEAT CLUB (MURCIA)

153
0

              

Zagreb. La habitación retumba con “Más de cien amaneceres” mientras las vetustas paredes acolchan las protestas “vecinales”. Nando (guitarras), Edu (batería), Pedro (guitarra y voz) y Raúl (bajo y coros) han conseguido ser más FUGA que nunca. Son ellos mismos haciendo lo que mejor saben: rock. Pasarán los años y esta colección de canciones no será presa del olvido, más bien se convertirá en la banda sonora de la consolidación de una nueva etapa marcada por el espíritu de banda, ya que todos han tomado parte tanto en la composición como en las letras. Lo que viene a ser un verdadero trabajo en equipo. Un camarote en el que han zambullido ideas hasta cosechar once canciones directas, con un amplio abanico de tiempos no exentos de los ya habituales detalles de auténtico lujo. Momentos en los que de nuevo las guitarras de Nando brillan con luz propia a lo largo y ancho de todo el álbum pero también hacen hueco a la mandolina y a las cuerdas más sutiles (“La trastienda”). Pedro ha conseguido hacer de su voz un versátil velero que navega con igual sentimiento a paso lento (“Maldita”) o acelerado (“Ser yo mismo”). El tándem formado por Raúl (un titán que también deja buena muestra de su poderío vocal en “Un año de resaca”) y Edu ha hecho de la precisión la autopista por la que esta FUGA discurre a toda velocidad. El álbum no se anda con chiquitas, entra a quemarropa desde el minuto uno con “Ser yo mismo”, quizá el más fuguero, que da pie sin tregua al primer single, “Los lunes de olvido”, tema redondo por excelencia que reúne todas las claves del éxito de LA FUGA.

Grabado, mezclado y masterizado por Iker Piedrafita, el pequeño genio de Artica ha sabido llevar a la banda hasta sus característicos muros sonoros pero sin perder su esencia. Los ha rejuvenecido sin que por ello pierdan su particular sonido. Suenan y sueñan como quieren hacerlo. Y no se les caen los anillos, todo lo contrario, al evocar religiones como EXTREMODURO (“En el tejado”) o PLATERO Y TÚ (“A quemarropa”) mientras hacen suyo el espíritu más festivo de LOS CALIS (“Camarote”). Si patearon la piel de toro de arriba abajo con “Raíces”, estos amaneceres se convertirán a buen seguro en más de 100 citas nocturnas con el rock que les da la vida y regala felicidad a sus “presos”. El altar femenino sigue siendo leit motiv principal pero también pisan el barro y desenmascaran la realidad del negocio musical (la citada “Trastienda”) a la par que ponen los puntos sobre las íes a la cruda realidad que nos toca vivir (“En los huesos”).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here