Inicio CRITICAS ZOMBIES Theclockwork Reborn

Theclockwork Reborn

246
0

Bueno, por fin tenemos al disco de Clockwork en nuestras manos… y he de confesar que las expectativas son, muy muy altas. No solo porque en este grupo auna a dos grandes figuras del metal, y en concreto del mítico grupo Infernoise, como son Nitro destruccion, y Rown Howland junto a Javi Martinez  de Soziedad Alkoholika Alfred de Distance, y Kherion de Eternal Storm y eso ya hace que las expectativas sean altas, sino porque ademas, los adelantos que iban sacando el grupo también denotaban buenas maneras cuando sacaron las demos, y el adelanto en E.P. “Dawn for a new breed”.

Pues bien, estamos ante un álbum que no deja lugar a dudas, es un autentico cañonazo de puro thrash metal con nueve temas que tienen un inmenso problema a mi modo de ver, y es que se te quedan cortisimos, se te quedan los temas tatuados uno por uno y denota el ingente trabajo y el esfuerzo y el mimo que han realizado en cada tema, en cada composición, de un album que es puro old school thrash  metal.
La linea de los temas y su ingenieria es clara, se basan en dos pilares fundamentales, primero en el imponente trabajo que ha realizado Nitro en la batería, increible en todo el disco y que sobresale por su contundencia y su sonido, y luego el trabajo que realiza Rown Howland, salvaje, acido, y con cierto regusto al mejor trabajo que en su día realizaron grupos como Pantera, en cuanto a su perfil mas afilado, sobre el cual, el combo realiza un trabajo soberbio en los temas, perfectamente parametrizados, a una claqueta asesina, donde se ejecutan los temas.

Por ejemplo un tema como Colossus, es un tema rápido con las dosis precisas de frenesi, de velocidad, un tema que te invita a estallar y a girar la cabeza hasta romperla, sin necesidad de necesariamente utilizar fraseos interminables y sinsentido, la melodia esta clara y cuidada, precisa, contundente como estampar cráneos en el suelo. Y como este tema el disco se basa en esta indole, sin reprimir las melodias, como podemos escuchar en el tema que abre el disco “Will to power” intimo, cadencial, y atmosférico a la par que silente como una lija, “Make my day” todo un tiro, potencia y velocidad, con Nitro saliendose del puesto, y con un trabajo combinado de Alfred-Kherion-y Javi sonando increibles (en algunos pasajes te pueden recordar incluso a unos Fear Factory sin artificios) y solapando el fantástico trabajo de Rown.
“Error”, otro tema de perfil mas técnico, brutal en los cuatro costados, con un fuerte componente atmosférico cargado, y tintes maléficos, brutal el riff sincopado que corona el tema, y el trabajo compositivo que guarda el tema. “Who are you” comienza himnico, marcial y con un riff de marcado impass sabatico, para desembocar en un tema que cabalga los pentagramas, sin necesidad de desembocar en la velocidad, un tema de carácter, de salvajismo contenido a punto de reventar, con un personalisimo toque en los coros que acompañan a Rown.
“Faces of death” es el frenesí personificado, con un parámetro en la voz de Rown mas abierto, rozando en algunos puntos el gutural, con una parte central y un estribillo marcado, muy marcado y paradigmático, en este trabajo podemos apreciar también el buen hacer de la parte que conlleva el bajo en el sonido global de Clockwork.
“The new breed” es otro tema de carácter, muy marcado por el trabajo de estribillo que reina el tema, con las guitarras marcando los devenires del tema, y haciendo un tema clásico de wall of death. Brutal.
“Übermensch” comienza con una intro que te clava para ir evolucionando a un tema de prisma contenido y atmosferico, demostrando que Clockwork es un grupo bien engrasado y que en un crescendo te llevan al paroxismo contundente de un muro sónico de poderío, concatenado a un tema gigantesco y como no puede ser de otra forma, suave como cepillarte los dientes con una lima, como es el tema que da titulo al disco, Reborn.
El disco se ha grabado durante  2013 y Febrero de 2014  en The Room Estudios bajo la producción de Gorka Dresbaj 
y podemos decir que el trabajo de masterizacion y producción esta a la altura del disco, pudiendo paladear cada sensacion y cada estrofa sin dificultad y sacando un sonido contundente y preciso.
El disco ademas cuenta con unas colaboraciones a la altura de los miembros del grupo, como son Ryan Knight, guitarrista de la banda americana BLACK DAHLIA MURDER, Mitch Harris, guitarrista de la banda inglesa NAPALM DEATH, Davish, guitarrista de ANGELUS APATRIDA, y Alberto Marin, guitarrista de la banda HAMLET.

Hay es nada para uno de los discos de reseña de este 2014, recomendado sin ambages.

Josean Zombie

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here