Inicio CRITICAS ZOMBIES THE LIMERICK “GO THE LIMERICK GO “ROCK ESTATAL RECORDS”

THE LIMERICK “GO THE LIMERICK GO “ROCK ESTATAL RECORDS”

566
0

Mas criticas para la redacción, en este caso de la mano de un grupo de punk rock salido desde Alicante como son The limerick y que no duda en facturar un disco de prismas variados dentro del punk rock, bebiendo de todas y cada una de sus versiones. Entremos en el universo “GO THE LIMERICK GO” y veamos de que están hechas sus entrañas.

Comenzamos el disco con “You’d better do it”: Punk rock descarado y directo, en apenas tres acordes como mandan los cánones, muy en la onda Clash con un punto de inflexión que no hace mas que acrecentar la fuerza del tema. Caña burra en un tema que resulta en una anomalía dentro del disco por su fiereza.

“Samu 8”: tiene un alma mas contemporánea y vanguardista, el tempo se relaja lo justo para ganar melodía y sacar un tema que sin dejar de tener ese espíritu punk rock, gana sofisticación al incidir en las cambios, repetidos en bucle. Según transcurre y se acerca al climáx final el grupo lo cuadra bastante bien. Un tema que habla por si solo de su calidad.

“Little thunder”: seguimos obviando el punk rock descarnado abrazando un tono mas sofisticado aún, mucho mas melódico. La armonia se hace fuerte, el tempo se relaja del todo, y entramos en en un juego en las guitarras cruzadas en tonos cortos en los acordes en el estribillo rítmico, alambicandose en la armonía de guitarra solista. A pesar de todo, la lirica no duda en cargarse en visceralidad, terminando en otro tour de force sentido.

Pero esto es punk rock, y en “Don’t wanna know” no falta el himno, el tema festivo del punk rock melódico que nos remite a los sonidos Pennywise, Nofx o Offspring. Sencillo toque de guitarra con un solo central calcado a las melodias del Virtual XI de los maiden, triturado por los trastes punk y una estrofa repetitiva, muy al estilo del malogrado Joe Ramone

“Much about my life” dejando las tornas de la velocidad, el grupo consigue un álbum ecléctico, dentro de su sonido punk gracias a temas como este, donde sin dejar de beber en el punk, sabe cruzar armonías y crear un tema distinto, mas cargado y electrificado, mas europeo. Visceralidad y chuleria en un estribillo circular y cabreado, que no todo es jolgorio.12038439_896678793732636_8942728746729656552_n

“What you´re gonna do” seguimos con el bis mas calmado del grupo, el mas melódico. El tono variable de la voz se rasga en un estribillo candente donde la armonia recae fuertemente en el bajo, mientras que la guitarra es distorsion y corte. Es un tema que sin ser parecido me habla en su tono al sonido que propagaron los Bad religion.

“Rainbow you” tiene esa aquiescencia que hablaba antes; es un tema que tiene melodía pero que a su vez es rápido y afilado, la guitarra echa chispas junto a la base rítmica, contrastando la voz y la armonia de bajo, ultra presente. Un corte de punk rock melodico, cohetaneo del punk rock moderno actual.

“Until I drown” de manera reiterada el grupo saca singles que a buen seguro llegarían al publico adolescente y rebelde americano, con este punk melódico que calca las estructuras de grupos como Bad Religion sin su visceralidad, incluso con linea de piano como linea de climáx central. No es el punk que precisamente a mi mas me llegue, pero es un tema interesante para el publico mas abierto.

“Modif make it last” : y claro, si miramos a los 70-80, no podemos evitar ese sonido Madness de punk-ska, aunque aquí el estribillo ska sea básicamente redundante y puntual en su comienzo, siendo el unico punto de sorpresa de este tema. Aqui solo hay rabia con el que juegue con un punk descarnado y acelerado. Me quedo con el logrado e intenso climáx final.

“The beauty of lies” Corte que para variar en la linea del disco, el tono del estribillo se vuelve menos cortante, gana en magnetismo y saca un tema que sin ser tan afilado tiene un caracter propio y gana en interés.

“Last-minute call” si algo tiene de virtud el sonido de los chicos de “The limerick” es que saben jugar bien con los estribillos armónicos y conjugarlos con ese tono punk-rock que sacan en las rítmicas y las guitarras cortantes, como demuestran en este fantástico tema aunando los dos mundos a la perfección.

Como cierre del disco tenemos dos temas que se recuperan del del álbum “Meaningful stories of meaningless stills” que es “A chance to give up” corte de punk rock sin fisuras, con uno de los mejores riffs centrales de cuantos he escuchado, a pesar de su sencillez, y “Let me be” otro corte de punk rock descarnado, cuadrado en su estribillo marcado y conciso, salvaje y directo. Dos cortes que realmente me han gustado mucho por su visceralidad.

Conclusión: para ser un disco de punk, a mi entender le sobra metraje, le sobran temas. En cualquier otro grupo, de este disco se podría haber sacado dos álbumes, y es que el buen punk es directo y corto. No es que los temas sean malos, por si solos, pero creo que es demasiado largo, le falta agilidad, y si cogiéramos los mejores cortes, habría salido un álbum perfecto. Por lo demás, no dudo que ver a The Limericks defendiendo en directo este trabajo, sea una fiesta salvaje que no querría perderme por nada del mundo.

 

JOSEAN ZOMBIE.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here