Inicio CRITICAS ZOMBIES TAIFA “EMBRUJO” ROCK ESTATAL RECORDS

TAIFA “EMBRUJO” ROCK ESTATAL RECORDS

570
0

Probablemente Taifa sea uno de los grandes exponentes a dia de hoy, del movimiento del rock andaluz que en su día lideraron Triana, Tabletom, Smash y a posteriori Medina Azahara, solo que a Taifa le queda pendiente ese reconocimiento (que sin duda llegará) que los cuatro grupos anteriores si tienen.

Por ende, tengo muy claro que la especial sensibilidad del rock hace mestizajes brutales con otros estilos, y que sin duda, el futuro del rock, pasa indudablemente por estos palos, y el rock andaluz, golfo e intenso y de concepción musical de autentico crisol cultural, da con trabajos como este “Embrujo”.

Pero si a mi me ha gustado este trabajo, sobretodo, es por la percepción musical de Taifa, mucho mas abierta y mística de lo que en si es este movimiento. En las composiciones de este disco hay misticismo, hay una visión de la música y cultura de mas al sur, de Marruecos, de la India, de España, reivindicada con valor y sin cortapisas, fusionando estilos con precisión, armonía y cierto orgullo del músico virtuoso, pero sin abandonar ese metal, y recalco metal, que le falta a los grupos anteriores.

Desde el “Dueño del tiempo” primer tema del disco entramos en el concepto Taifa de rock-metal-fusion-hindú-misticismo y flamenco, y el grupo ya te deja descolocado con el epicentro del Sarangr, manteniendo la voz cantante levemente aflamencada de Luis Massot, muy en la linea de .

Pero este disco no es para escucharlo dormido, por que en un viraje entramos en la personal y dura “Libre para soñar” corte de metal andalusí que trae influjos de Triana, sabores de Andalucía pero con carácter heavy, sin duda.

“Tetuán” es un canto a una tierra, el lloro de un desterrado de una tierra que ama y no puede pisar,  como el canto andalusí de Hanna Touk nos sumerja en el tema, abrazando la sensibilidad de las liricas desgarradoras. Un tema que armónicamente es muy rico, apreciando el trabajo instrumental que el grupo ha sintetizado en este trabajo, apoyado en la orquesta Abnae wa banat Ziryab.14290060_10208970867021682_2100371330197444041_o

“Tan solo la lluvia” nos presenta otro tema, que en este caso tiene una progresión hacia el metal mas acusada, pero un metal progresivo generando una atmósfera intima y levemente dramática, menos aflamencada, menos magrebí, que para mi gusto es una pequeña joya dentro del disco.

En “Escrito en la piel” la armonía que enfrenta Taifa vuelve a ponerse por bandera la idea de fusión de estilos, que sin embargo da como resultado un tema en el que predomina la fuerza de la guitarra eléctrica( quitando un espectacular climáx central a guitarra acústica, arropados por un sutil trabajo de bajo y parte rítmica) con un fino y sutil deje de Laúd en la trastienda del tema.

“Crepúsculo de perdón” nos traslada al espíritu místico hindú, al que Taifa le incrusta un estribillo duro y pesado que en el desarrollo del tema ira abriéndose a una atmósfera mas abierta y diáfana, pero siendo todo el corte espectacularmente armónico, Aquí la voz de Luís se luce particularmente ya que adquiere notas mas altas, llegando a unas octavas espectaculares.

En “Rumbo incierto” tenemos otra vez a los Taifa mas duros, mas rockeros dominado por la linea de guitarra eléctrica mas incisa. He de admitir que el estribillo de este tema y el carácter de las líricas da un tema hipnótico. No obstante en la jerarquia del tema hay espacio para la yuxtaposición de ese tono místico que el grupo sabe sacar y maridar con el trono del metal.

Esta claro que Taifa tiene una visión musical amplia y en  “Caravana de la vida” lo demuestra en el comienzo como un tango arrabalero con ínfulas flamencas en su estertor final, en el que su desarrollo del corte adquiere un deje marcial, en el que la lírica predomina sobre un violín que acompaña solaz a las líricas. Sentimientos a flor de piel.

“Imaginar” es otro corte de carácter; hay un buen desarrollo de la parte mas cercana al metal, pero la voz de Luis, y ese arreglo de Laúd, violín andalusí y Dulzaina, si no me equivoco, da ese sabor particular, a un tema que por otra parte, tiene una clara estructura progresiva. Es difícil representar en palabras un concepto tan abstracto y profundo del concepto de música que taifa plasma en cada ejecución musical.

Cerramos este trabajo con “Un extraño sentimiento” quizás con el tema mas escorado a la fusión desbocada, metalera, y por que no decirlo, magrebí y flamenca; trabajo mercurial, de fuerte duende y sentimiento que cierra con nota este trabajo.

Poco hay que reprochar a este trabajo, personal e internacional, en el que su carta de presentación, esa portada mística y de cierto influjo a Alfons Muchá ya te habla de lo que “Embrujo” te va a ofrecer.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here