Inicio CRITICAS ZOMBIES SOMAS CURE “LA COLMENA”

SOMAS CURE “LA COLMENA”

186
0

Están de vuelta, han abierto de nuevo la puerta altisonante para aparecer entre nosotros, expectantes ante los que quizás sean uno de los grupos a los que más proyección les veo, mas carisma, y con un talento bárbaro, ellos son, por supuesto, Somas Cure, y están aquí de de nuevo reclamando su cetro con La Colmena.

Si me sigues, cosa que desde aquí te agradezco con un gesto de pleitesía, sabrás que tengo un affaire con este grupo, desde hace algún tiempo. Los mostolenses han sido capaces de romper la cuarta pared y generar un perfil único, un sabor especial que los identifica de manera prístina, dentro de los grupos de la escena, gracias a un equilibrio manifiestamente único entre contundencia, sonoridad, pero muy especialmente por una sensibilidad tangible, de belleza especial, que de nuevo plasman en este nuevo trabajo al que vamos a conocer.

Esta muy claro que estamos en un punto y seguido, aquí “Eter” y “La Colmena” se unen en un concatenado elenco de temas sin remisión: aquí en el primer corte, “Salto De Fe”, Somas Cure saca su versatilidad entre sonoridad atmosférica, una prosa íntegra que un Chema pletórico, desgrana y titula desde el púlpito que le da esa presencia escénica y tener una de las mejores voces del mercado nacional, tanto en el rock como en el resto. Un corte que ya para empezar, y si como yo tienes un impasse algo encapotado, duele en cada escucha y te emociona en cuanto sacan la lirica de las guitarras o esa base rítmica que sube desde el asfalto, envolviéndote y facturando un elenco de emociones que ni sabias que tenias.

Compruebo que el grupo ha madurado las composiciones y cuidado aspectos básicos de las armonías, y no es difícil dejarse perder en loa detalles que engalanan los temas, y de nuevo, el grupo tiene la cerbatana erguida para atisbar el aura del oyente en otra especial comunión en otro corte como es “La Cura”… piel de gallina.

Pero también hay duende, sentimientos rotos, una mirada oscura, cargada y llena de fuerza, increíblemente afilada y cortante, en la espectacular Belladona, ese veneno que se sirve en copa negra y que el grupo presenta de una manera bella y que conlleva ser uno de sus mejores cortes hasta la fecha, conjuntando en el crisol del grupo su sello atemporal. Ojo a la letra.

Pero no puede ser que no haya un tema que resalte, brutal, inquieto, incineran y lleno de malicia, y ese no es otro que “Plaga”, un viaje ambidiestro entre la consecuente prosa de la lírica abierta y la más brutal linea gutural. Otro tema destacable en el que el grupo lo da todo.

“Bailar En La Cuerda”, el siguiente capitulo de esta colmena tiene de nuevo esa visión pletórica de sensibilidad, de fuerza intensa y sello propio que da ese sello trascendental y único que el grupo da en la atmósfera propia de Somas Cure.

Aquí en este corte es donde veo el único problema del disco; “Cede La Piel” es un tema que suena, te hiere, te posee, es digno del grupo. Pero me suena a ya oido. ¿Coherencia sonora, similitud, coincidencia? Lo cierto es que a pesar de todo, sabe como hacer vibrar las cuerdas de tu alma en la escucha y de nuevo poner la piel de gallina con su energía brutal, con Chema dando un recital soberbio y el grupo mostrando galeones de conquista.

Y aquí, solo aquí, van y se sacan un tema que en cada escucha se te nubla la vista, te hiere y te acaricia a la vez, te imbuye en ti mismo, da fe de la experiencia catarquica de la escucha de la música, de como algo abstracto te puede llenar tanto y solo aprecias la belleza de la lírica…. “Balas De Plata” es otro de los grandes temas que ha sacado nunca el grupo, y no puedo escucharlo son que se me llenen los ojos de lagrimas de emoción.

Muy seguido en cuanto a su poder de imbuir sentimientos desgarrados lo tenemos también en “Mi Mejor Mentira”. Mas rotundo, gracias a la imposición de la base rítmica, y contando con un juego labrado entre las guitarras, el anfiteatro que forma y acuna el grupo hacia Chema, vuelve a resaltar la química profunda que el grupo hace suya.

Volvemos a la introspección, a la belleza acústica y el poder brutal del grupo cuando sed esta la tormenta eléctrica que imponen en “Vertigo” un corte de nuevo precioso, pero que de nuevo, y a pesar de tenerme ganado, me sabe conocido, muy del grupo, y con una indudable mirada nostálgica hacia trabajos donde tiene afianzadas sus raíces.

Otro corte que se sale un poco de la zona de confort es este “Iglesia De Humo”; especialmente vitriólico y visceral, el grupo sabe cómo interpretar un bel canto, un recitado donde la letra tiene tanto cuerpo y sonido como la linea musical del grupo. Un corte donde el equilibrio entre los impasses melódicos están integrados indefectiblemente y suena increíblemente contundente.

Otro corte que me gusta muchísimo por su contundencia y por su mensaje, una de las cosas que el grupo siempre mima muchísimo, es este espectacular “Bandera Negra”, un himno en si mismo, una firma de intenciones, engalanado por la fuerza lírica, y por un grupo engrasado y dirigido directo a un público embelesado por la pureza de la música.

Cerramos las puertas; un capitulo más de Somas Cure se cierne a negro, y firman y sellan el compromiso de calidad eterna con “El Cuerpo”, la balada por antonomasia, intensa, intimidante y bellamente profusa, eléctrica en su despliegue y donde el pilar sonoro vuelve a centrarse en un vórtice que no es otro que el chorro de voz de Chema. De nuevo, piel de gallina.

Es difícil acostumbrarse a que un grupo vuele siempre tan, tan alto como hacen Somas Cure en cada lanzamiento.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here