Inicio CRITICAS ZOMBIES Rēptile “Ruido Orgánico”MALDITO RECORDS

Rēptile “Ruido Orgánico”MALDITO RECORDS

183
0

Hoy abrimos a una obra de rock que desde el primer momento te engancha y te lleva a su terreno, desde su cueva salen grupos como Rēptile un grupo que muestra sus cartas en una obra llena de himnos; un grupo en los que como ellos mismos inciden, “se cruzan caminos de cuatro músicos curtidos en cien batallas de carretera, creatividad y amistad, generando un sonido propio de influencias variadas dentro del espectro del rock”. No es para menos ya que el grupo se articula en Alberto, Daniel, Javier y Sergio los cuales vienen de bandas, como My Criminal Psycholovers, Daily Söma, Litio, Turbolovers, Juggernaut o Sick Brains. Músicos con galones en sus culatas para bordar un trabajo como es este “Ruido Organico” al que vamos a abordar y conocer.

Comenzamos por la distorsión macarra y energía contenida en la brutal “El Favorito”, un corte de estructura clásica, pero gamberra y chula, que podría encasillarse en grupos como “Velvet Revolver”, O L.A. Guns, magnética con ese piano flamígero en segundo plano, y el constante ritmo de explosiva potencia contenida… macarreo puro y duro para, muy concretamente, este “Ruido Orgánico”.

Bajamos la potencia y nos imbuimos en un sentimiento mas rasgado, una prosa mas comedida y brillante, en “Tus Fantasmas”. Este corte me sabe a la nueva hola de grupos de rock, crujiente y salvaje pero con un alma especial, un plus de introspección fantástica y luminosa al mismo tiempo, y este corte coge esa senda de manera brillante.

Con una lirica a la que hay que prestar atención, por lo especial de la lirica, tenemos la magnética y especial “Adriana Desesperación”. Aquí el grupo da fe de unas influencias, muy tangibles, pero llevadas a su terreno personal y vigente en la fuerza melódica que imprime el grupo en cada estrofa y ese aura decadente y abismal que le incide la armonía de violín que catapulta el tema. Es de reseñar lo grande que resulta cuando un grupo da con un tema que te pide una y mil veces volver a escucharlo, y este corte es exactamente así.

Así con eso, un corte como “Cartón Piedra” tiene de nuevo ese especial horizonte donde la sensibilidad sale a flote, la piel de gallina toma posesión de las sensaciones corpóreas, y la fuerza del rock muestra porqué es tan inmensa. Melódica, preciosa, rasgada y netamente brutal. Temazo por los cuatro costados.

Seguimos con otra oda, otro movimiento dentro del océano coherente que significa este álbum, y nos abrimos a “Subir A Respirar”. Nos movemos a señuelos electrificados, lirica y comunión con la prosa y, su fuerte, energía, toda la del mundo, aquella que incide en la música, esa música que sale de las entrañas, como hace este grupo.

Y cuando el grupo se sabe ya con la alquimia perfecta para dar ese don sonoro que se sabe íntimo y explosivo al mismo tiempo, pues salen temas como “Donde Vas, Voy”, un tema que sabe eléctrico, pero intimo, sin llegar del todo a la balada, pero inmensamente roto y donde se aprecia el espejo donde Reptile saca sus emociones a flote. Otro corte que pide mas, y mas oídas.

Rompiendo un punto el cuórum del disco, nos imbuimos en un rock con un estribillo mas funk-rock, pero igualmente crujiente, para construir un anfiteatro de energía directa para que el torbellino lirico posea al oyente y le invite a dar unos saltos en su salón al compás de “Bumerán”, el tema que nos compete.

Sin embargo si este disco es netamente grande es por la atmosfera, la constante convicción y honestidad de vernos en las ventanas infinitas que el musico nos abre en sus temas, y como podemos ver adentro de ellos, solo con la música, solo con la lirica, y en “Más, Es Distinto” vuelven a tocar la tecla del oyente y te dejan al borde de la lagrima de emoción.

El disco se nota que tiene un alma especial, una fuerza intrínseca que impulsa a las composiciones, un señuelo que te lleva a una zona donde la sensibilidad del musico se yuxtapone al área mas eléctrica, y es que leyendo los créditos del disco veréis que está dedicado a @carolinalobo666, música a la que el grupo refiere como la compañera “con la que compartimos años de vida, música y escenarios, grandes recuerdos a su lado. Ella nos dejó tristemente en 2020, ¡¡va por ti querida!!”

Un trabajo enorme, que emparejaría sonoramente con grandes grupos como Ethan, VersoIX, o Whiskie Caravan, un movimiento del rock que es reflejo directo de las emociones humanas mas subyugantes y netamente profundas, algo que pocos movimientos musicales son capaces de conseguir y pintar en el oleo imaginario, en el abstracto del éter, para caer en tu sensibilidad sonora.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here