Inicio CRITICAS ZOMBIES OBSCURE “DARKNESS MUST PREVAIL” XTREEM MUSIC

OBSCURE “DARKNESS MUST PREVAIL” XTREEM MUSIC

148
0

Hubo una época, allá en los primeros años 90 en que la generación del death metal tuvo un filón muy importante en las huestes del blitzkrieg español del death metal… grupos como Canker llegaban a mis manos, otro tanto con Avulsed, miles de maquetas, miles de grupos que se quedaban en demos, mejor o peor grabadas (siempre me llegaban en cinta ultra requete grabadas) y curiosamente, uno de esos grupos de por aquel entonces OBSCURE, uno de aquellos grupos que empezaron la pira a mi se me pasaron. Obscure es un grupo de Death metal el cual surge en la zona sur de Valencia en aquella epoca brillante de finales de lo ochenta principios de los 90.

Según la bio del grupo esto comienza a arder con el encuentro de parte de una formación anterior, en la cual contaban con Enri Sanchís (batería), Boris Ortiz (guitarra) y Rafa Cortés (guitarra) y que tras diversos y convulsos tiempos, parones y reinicios se han aproximado de nuevo a la escena, junto al cantante de Noctem Xavier Beleth, y al Bajista Anselmo Roca que milita en el grupo desde el 2005.

En este trabajo nos encontramos un trabajo honesto y con unas pretensiones claras. El grupo practica un death metal de la vieja guardia, muy influenciado por los clásicos, y probablemente se podrían sacar mil y un paralelismos con mil y un grupos, pero voy a obviar eso en esta critica.

Aquí lo que cuenta es que el trabajo desde el minuto uno muestra una clara sintonía entre la vieja escuela y un sello propio que lucen en las composiciones, incidiendo en un buen entorno melódico, y sirviendo para un lucimiento neto de la parte lírica de Beleth, no muy alejado del tono que muestra en su propio proyecto, pero de forma curiosa al ver lo bien que le quedan los entornos más clásicos, pero extremos del trabajo.

El sonido muestra un perfilado y mesurado, muestra un extenso y marcado trabajo que desde el primer corte “Curse Of My Race” (con no pocos referentes a los imperedcederos Death pero con toques tambien Grave por poner algun ejemplo) vuela en la visceralidad mas incisa, marcando un intenso y afilado tempo rítmico mientras el estribillo te vuela las pelotas. Así con esto el segundo corte “Darkness Must Prevail” muestra un perfil un punto mas melódico, sin llegar a caer en veleidades del tipo Insomnium, simplemente death totémico y cargado de visceralidad, de nuevo con un buen elenco de guitarra y la linea rítmica blasfema y ejecutiva..

En el tercer tema, “After Life” tenemos un tema algo mas pausado, cadenciado y no poco adictivo ademas de lleno de atmósfera malsana, con un estribillo perfecto para la linea melódica lírica, totalmente rompe cuellos. Un tema que da fe de la linea pragmática del estilo, perfectamente asimilada y traspolada por los mismos al oyente.

En el cuarto corte, “End Destination”, tenemos un pequeño inpás del death mas contemporáneo, en contra del sonido intenso, pero clásico practicado hasta el momento. EL timón lo lleva la parte lirica, comandada sin perjuicio por Beleth pero abrazada a un sonido menos bronco y cuadrado de la base de las guitarras, muy afiladas y de estribillo pegadizo, de nuevo rompecuellos… un gran corte que me llama mucho la atencion.

Volvemos al sonido mas previsible de la vieja escuela, pero sin obviar el buen paladar en “Sunk Into Oblivion” . Base de guitarra marcada y ultra pesada, cadencias y tempos aleternos y la voz ultra cavernosa de beleth trepanadote la sesera sin piedad, para acelerarse en un crescendo macabro y brutal, perfecto para romper la sala donde se preproduzca el evento.

Seguimos mos con la visita guiada con un corte como es “Throught Self Repulsion” que remacha la posicion conservadora del sonido del grupo, en cuanto a sus espejos referentes. Puro death organico que se sintetiza de nuevo con la siguiente secuencia macabra y de viejo porte, un guiño de nuevo a los clasicos, en “Into Utter Darkness” el cual cuenta con un punto thrash que pide headbanging y que al grupo le ha sabido pillar el tono sin problema.

Cerramos filas en torno al último corte, “Blessing Of Malignancy”, un corte mas revirado en la estructura sonora, sin perder el sello concreto del grupo, conjugando los cambios de tempo y matizando un endiablado estribillo que da para unas pocas escuchas. Eso si, de nnuevo coronando el old school como la máxima incontestatable, el norte del grupo.

Un gran reencuentro con este grupo, que con este trabajo nos encontramos el viejo sello imperecedero del Death con mayusculas y que nunca defrauda.

JOsean ZOmbie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here