Inicio CRITICAS ZOMBIES Machine Head “Bloodstone & Diamonds” Nuclear blast.

Machine Head “Bloodstone & Diamonds” Nuclear blast.

206
0

¿Un paso adelante, o bien una huida hacia adelante? Podemos diseccionar este disco de ambas formas, Machine Head nos presenta este Bloodstone & diamonds con temas memorables y temas que te pueden recordar perfectamente a unos Avenged sevenfold, evolución de su anterior trabajo, dotando a la música de un tono mucho mas comercial, increíblemente orquestado, y sintiendo el grupo que fue, en ocasiones determinadas, pero ello no necesariamente tiene que ser malo.
De facto no creo poder decir que haya ni un solo tema de este disco que sea malo, si no todo lo contrario, pero empiezo a vislumbrar que las huestes de Rob Flinn están perdiendo fiereza en algunos momentos, y ganando sensibilidad:  aúnan los compases mas melódicos dentro de lo que un día los hizo grandes ese sonido cercano al thrash metal del que luego renegaron.
Para no dejarte mucho espacio para pensártelo, el disco arranca con un tema egregio, quizás uno de los mejores temas compuestos por el grupo y que te deja sin aliento, fuertemente orquestado, pero medido a la perfección con las partes de metal, el tema “Now we die” es sin asomo de duda el mejor tema del disco, brutal y melódico en ambas partes, estructurado en fases en las cuales el viaje que te empuja del mas sentido y brutal sonido te abre las puertas al reposo del que en breve vuelve a estallar, sin que por ello se resienta en modo alguno la linealidad del tema.
El disco prosigue con el tema “Killers & kings” bastante mas metálico y redundante, pero sin duda, un tema que reivindica le fuerza y el tono que musculó a este grupo, salvaje sin medias tintas siendo otro gran tema. “Ghost will haunt my bones” sigue ese sonido denso e incisivo que caracteriza al grupo, pero bajando el punto de intensidad realizando un buen trabajo entre paisajes atmosféricos tétricos y sin obviar ese toque Machine head tan característico en la comunión entre la parte rítmica y el grueso del sonido que marca a fuego el bajo en contraste a la guitarra limpia.  “Night of long knives” es rápida y brutal, sucia y sin medias tintas, abarca el trabajo remachado de la batería en la que la parte mas incisiva recae en el trabajo lírico de Rob, escupiendo las estrofas y cuidando que los estribillos no se desboquen en filigranas. “Sail in to the black” comienza como un panegírico de abadía, oscura y reiterativa para dar paso a un tema que bien podría ser de una banda sonora de película de la Hammer, acústica con orquestaciones y con ese tono que se le puede sacar a la guitarra para sonar de tal forma que te levanta la piel de gallina, y que demuestra que los Machine Head son un prisma musical de infinitos matices, ya que este tema es uno de los que encontraras en el disco en el que sabes que es el grupo, pero no das credito, sin embargo el tema deviene en una suerte de clímax hiperdenso de batería al son marcado en el que el riff protagoniza la escena para terminar el tema cerrando el circulo como empezó.

 “Eyes of the dead” comienza parecido en cuanto al clímax del tema en el principio al tema anterior, para devenir en un extraño tema, que aun cuando sabes que es del grupo, dado el cariz de juego que le imprime Robb en las liricas, y el punto melódico en las partes centrales de los estribillos te recuerda a grupos como los Avenged Sevenfold, perdiendo ese punto incisivo que caracteriza al grupo, a pesar de ser un tema DURO Y RÁPIDO, con un riff que es un autentico grito a los Metallica mas de la época Puppets, imagino que con unas escuchas mas se le termina de coger el tranquillo del todo. ” Beneath the silt” comienza con una guitarra pesada y con un toque entre el stoner y los Alice in chains, con la voz mas melosa de Rob en la batuta, alternándose en las partes mas rasgadas. “In comes the flood” vuelve a los coros eclesiales y a las orquestaciones para arrancar el tema, por cierto dudo si el tono del tema es de sorna a los states o similar, pero el estribillo es sospechosamente patriótico… cosas de no saber ingles, pero lo que si tengo claro es que estamos ante otro tema que aunque duro en esencia, por la parte melódica me recuerda horrores a los Avenged… sin embargo no me mal interpretéis, el ingente trabajo de composición del tema y el buen hacer del grupo dan un muy buen tema.

“Damage inside” arranca intimista y triste, mas que un tema es una letanía narrada por Rob con arreglos y coros orquestados, junto con unos pequeños toques de guitarra,que bien puedes sentir el cielo gris y el pesar del alma del narrador, y el desborde de las lagrimas de la emoción profunda e infinita congoja. “Game Over” se concatena al tema anterior, pero dotando ya del entorno metálico adecuado, aquí podemos disfrutar del brutal bajo de Jared MacEachern, pero si nos paramos a escuchar con detenimiento el tema nos encontramos con una estructura similar, en donde prima la brutalidad sin caer en la velocidad excesiva, poder contenido.
“Imaginal cells” es otro tema de narración radiada en voz en off donde el grupo acompaña la narración para enfatizar la historia y darle la profundidad y el sonido que merece, con ciertos toques marciales, siendo un curioso tema sin duda. “Take me through the fire” es mas de la vieja escuela, un tema rabioso donde cada instrumento vibra y resalta en consecuencia, pero que en su conjunto global es de los que menos me inspiran aunque para gustos colores sin duda, porque entiendo que pueda ver gente que le encante.
En resumen es un gran disco aunque para mi no llega a otros albunes que tiene el grupo, y para mi gusto es demasiado largo y en ocasiones la linea del disco no es del todo regular. Con todo y con eso tiene temas increíbles, que harán las delicias de su público.

JOSEAN ZOMBIE.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here