Inicio CRITICAS ZOMBIES LEO JIMÉNEZ “Mesías” Maldito Records.

LEO JIMÉNEZ “Mesías” Maldito Records.

1320
0

De nuevo tenemos un nuevo trabajo de uno de mis artistas preferidos de ahora y siempre, Leo Jimenez, impertérrito al desanimo, o a la fatiga nos trae un nuevo álbum, “Mesias” que vamos a desglosar a colación.

He de decir, y dadas las perspectivas, que esperaba otra cosa de este trabajo de Leo. Me explico; siempre he tenido el gusanillo de haberme perdido su etapa Supra, y, después de “La Factoria Del Contraste”, esperaba que el artista se animase a hacer un álbum extremo, tengo esa sensación que algo así levantaría las baldosas del suelo y abriría las puertas del averno si el artista se lo propusiera a buen seguro. Sin embargo, Leo tiene un legado, un público y ha decidido, quizás con mejor criterio que el mío, hacer un álbum que continua el anterior, y hay un equilibrio entre zonas, una de cal y otra de arena, siempre firmando los temas con la sabiduría que le da su bagaje y su conocimiento.

Sin embargo, vuelvo a constatar que este es otro álbum valiente, inconformista y versátil, que no es sencillo de acceder en una sola escucha. Muchas veces lo he comentado que si el quisiese podría abrirse a lo comercial, a lo “fácil” si es que esa palabra significa algo en este mundillo de “mierda”, el musical, y tenemos un poco de todo, pero con la calidad que se espera. Este “Mesias” es un gran, gran álbum que tiene un fino equilibrio, una calidad que de nuevo te engancha, y un sello tan personal como solo él puede facturar.

¿Habra “haters” que lo tilden de vendido en una u otra dirección? Simplemente les invito a escuchar el disco y comprobar que todos y cada uno de los cortes suenan poderosos, llenos de intensidad, y que si no te dejas llevar por velos que te cieguen, este disco en tu reproductor suena muy, muy bien.

Sin embargo si que es verdad que aquí hay más contundencia que en el anterior disco, baste entrar en el trallazo que es “Ballena Negra” un corte que cuenta con la colaboración de “Diva Satánica”, en la que se puede destacar una base rítmica que por momentos me recuerda a un disco que, a mi gusto, siempre fue menos preciado y a mi me molo muchísimo como fue el S.T. Anger de Metallica, y que junto a una guitarra realmente cruda, da un contraste magnifico a la linea lírica de Leo y los grunts de Diva. “Temarraco” para saltarse los empastes al ponertelo pasado de vueltas en el reproductor… doy fé de ello.

Igualmente crudo y personal suenan la parte del estribillo de “Cuantas Veces”, con esa parte rítmica inmensa y las guitarras mefistofélicas y labradas para ensalzar la belleza del timbre lírico de Leo… un corte oscuro e intenso de sabor, gracias a una parte lirica particular, aunque algo similar en estructura a otros temas de Leo, en algunos compases pero no por eso resulta menos adictivo. Impresionante el riff central.

Cambiando un poco el tercio tenemos la belleza de “Quererme Así” un corte con toques de guitarra acústica y un cierto sinfonísmo en segunda linea que lo dota de un sello personal, particular de la parte más sensible del artista y que de nuevo vuelve a dar en el clavo. Hay que señalar que en el disco también hay una versión del tema con la colaboración de Gema Hernandez, que he dé decir gana aún más si cabe.

Con un toque de power germano en la linea armónica tenemos “Un Mundo Loco“, en el que me encanta particularmente, aparte de la parte lírica y la letra, el estribillo tan vital y cabalgante del corte, muy adictivo, junto a un bajo intensísimo que me vuela los sesos. Adictivo lo mires como lo mires.

“La Era De La Individualidad” es otro corte ya conocido previamente del artista y que de nuevo muestra varias cosas; que no habla de (gilipolleces) cosas melifluas, si no que dice las cosas a las claras sin cortarse (recupera la tensión en las letras, letras duras que nos hicieron antaño referentes incomodos de los poderes fácticos aunque el tema no llegue a tanto). Aquí hay carácter, y mucho, y que un corte como este de nuevo pone la base rítmica como contraste brutal y contundente de la parte lírica… vaya, un tema para escuchar con un extintor si te vienes muy arriba en la escucha.

“La Ira” es un corte que el artista ha sacado como homenaje a Metallica, y lo cierto es que el perfil musical de Leo, y la similitud con los de San Francisco, es notoria en algunos puntos de su carrera, y el tema se degusta con ganas… máxime si eres un enfermo como yo de los primeros discos de los de San Francisco y en el que Leo ha sabido sacar los puntos más intensos y comunes dando un gran corte.

Un corte de perfila más calmo, mas melódico, y de cierta forma reivindicativo tenemos “Piensa En Ti” un corte que es originario de los desaparecidos Sacramento, y que es otro temarraco que te deja con la piel de gallina, los pelos como escarpias y con el alma rota de la intensidad del tema. Ya me jode decir que tenga que ser otro artista el que reclame la atención del público ante la misma desidia que mostro este mismo público cuando lo hicieron los cordobeses.

Dejando de lado los sonidos más armónicos nos sumergimos en un tema realmente brutal, grueso y bronco, tanto en su base rítmica, como en su parte lírica gracias a la colaboración de MR Korpa. “Mesias” es, curiosamente, uno de los mejores temas de Leo en mi opinión, gracias a su prisma poliédrico, por la valentía en enfocar las líricas sobre todo al grunt más salvaje, y con ese equilibrio armónico que tan adictivo es en linea generales. Chapó!

Y no, no puede haber un disco de Leo sin contar con el flamante vocalista de Vita Imana y de Cuernos De Chivo, M.R. Tony Mero Mero, en el tema “Dos Tazas”, y sí, hay contundencia a raudales, sonido grueso y marcado, amén de que Leo aquí muestra su linea vocal más salvaje. Sin embargo pero no es el tema que más me llame del disco, a pesar de su perfil brutal.

Terminamos con dos versiones, una de Nocturnal Rites, “Aún Sigo Aquí”, un tema de nuevo reivindicativo, hard rockero que es una jodida delicia, y da un plus ante la parte más cáustica del disco, y por último, “Con Los Ojos Bien Abiertos”, versión de In Flames, un corte que después del otro se me queda un poco corto, no me llena tanto como el otro, a pesar de su innegable belleza.

Aquí he de decir que sí que hay algún punto negativo en el disco. Dos versiones foráneas que solo están en la versión digital… ¿tiene sentido si lo de que se trata es de vender discos físicos con algún aliciente? No lo entiendo, no lo veo lógico, máxime si lo pones en youtube con el disco completo.

También, si me salen las cuentas, tenemos ocho temas, tres versiones, y un tema propio, pero “versioneado”… tampoco lo veo del todo dentro de un disco, quizás alguna versión menos habría quedado mejor, aunque aquí, a buen seguro, caben distintas opiniones.

Lo cierto es que el disco suena por los cuatro costados, (el trabajo entre bambalinas de Anti Horrillo y el propio Leo ha sacado un sonido propio, rugoso y tenso, participe de los mundos opuestos del groove y el metal melódico).

Pues, como que lo tengo claro; mientras tu te lo piensas por el que dirán, yo lo voy disfrutando sin complejo ninguno mientras me dejo las cervicales en su escucha… discarral rompe cuellos!

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here