Inicio AGENDA La importancia de no relativizar, peligros latentes, peligros ocultos en el rock...

La importancia de no relativizar, peligros latentes, peligros ocultos en el rock español.

293
0

Cuando lanzamos entrevistas en este medio, siempre, siempre, pregunto sobre la importancia de la política en los grupos, en los músicos que entrevisto, y casi siempre la pregunta se suele responder con evasivas, algo que sociológicamente es estudiable.

Si piensas que el rock y la política no tiene nada que ver, deberías hacértelo ver. Somos hijos rebeldes del blues, de aquellos esclavos negros que en las plantaciones del Mississippi cantaban sus desdichas y sus anhelos de libertad y de ahí salió el rock, somos rebeldía, contestación, libertad, contracultura, igualdad, somos un genero que durante mucho tiempo fue incomodo a mas no poder a los poderes facticos o políticos de turno. Y somos un genero fundamentalmente urbano, pro derechos humanos, somos adalides de la igualdad de las personas, por encima de todo genero, sesgo, o sexo o color.

Podría extenderme mucho en este aspecto y poner diversos ejemplos de canciones donde el rock ha sido unión de pueblos, y aun mas ejemplos de los muchos músicos que atraídos por la foto con el político de turno han salido trasquilados después de ver como han sido usados y luego abandonados. No nos gusta la política, ni los políticos, pero no somos apolíticos, inertes o inermes ante los abusos, ante la inacción de los de arriba con los de abajo, y muchas de nuestras letras denuncian eso, por eso no solemos casarnos fácilmente con ningún partido político, pero tenemos nuestras ideas, y nuestro movimiento, con algunas excepciones, suelen ser mas proclives a ideas de izquierdas ya que es aquí donde los derechos de los oprimidos, de solo desfavorecidos de cualquier persona que este sufriendo, tienen cobijo. Y no cabe en nuestro signo la justificación de la violencia contra nadie, venga desde la extrema izquierda, pasando por la extrema derecha.

No somos ni de izquierdas ni de derechas, somos los hijos que perdieron la guerra civil, somos libertarios y garantes de la libertad, de igualdad y de equidad y nuestra música, nuestra ética, nuestra estética y nuestra imagen revela nuestra compleja personalidad, poliédrica, polivalente y libre, pero hay algo claro: no todo vale, no todo cabe en la libertad de expresión.

Dentro de nuestra música hay letras extremas, muchas de ellas las interpretamos dentro de una imagen, de una película de terror, pero no hacemos apología de esto en la vida real, como no damos cobijo a ideas que entienden al hombre como un ente diverso, con clases, con diferencias, siendo unos más u otros menos, ya sea por el color de tu piel, ya sea por tu condición sexual, religiosa o ya sea por tu capacidad económica.

La libertad de expresión no puede defender tendencias que van a restringir las libertades humanas, que justifiquen la violencia hacia el mas débil, y si miras a otro lado te convertirás en cómplice, como así hizo media Europa con el pueblo judío, o como ellos mismos hacen ahora con el pueblo palestino. No hay matices, no hay valores que justifiquen esto, y no se pueden defender, por eso yo me posiciono en contra de los músicos que sí lo hacen, y lo defienden.

No culpo directamente al músico, realmente le ha salido bien la jugada: hablan de el, es el villano perfecto y a recuperado una posición mediática que le rentara pingües beneficios, la cuadratura del circulo tan solo prostituyendo un legado, una figura y una leyenda venida a menos.

Los que me preocupan, dentro del rock, son los que cegados por el mito, por la figura, miran hacia otro lado. Los que no quieren recordar que este tipo de conductas e ideas ya hicieron arder Europa en el siglo pasado, y el hombre esta condenado a repetir su historia en cuanto no haya aprendido de ella. Por eso lo que me preocupa eres tu, el que cobijas, el que defiendes, el que mira a otro lado o le quieta importancia a algo tan grave.

¿De verdad eres tan pobre persona?

Tú decides si apoyas mirando a otro lado, o si eres algo mas que un trozo de carne, y muestras que en la humanidad aún hay esperanza.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here