Inicio CRITICAS ZOMBIES JUAN SAURIN “SUPREMACY” Maldito Records”

JUAN SAURIN “SUPREMACY” Maldito Records”

207
0

En ocasiones, hacer una crítica es muy fácil, y tan difícil como fácil.

Os voy a contar una batallita: soy muy fan, o mas bien era, de un tal Joe Satriani, un genio que era capaz, literalmente de hacer ladrar a su guitarra. Álbumes como “Time Machine”, como “Surfing With The Alien” son obras maestras que sin necesidad de tener una lírica, una narrativa, vuelcan todo el lenguaje, todas las emociones en una tablatura, en un mástil, y en un inveterado trabajo que toca las fibras sensibles del oyente, simplemente mirando al alma del mismo. Trabajos evocadores que dejaron una huella indeleble en mi, y que, de una forma tangencial, veo reflejado en nuestro artista de hoy, el gran Juan Saurin.

Y todo eso, “simplemente” con un instrumento como es el de una guitarra, que es capaz de plasmar en el aire, en el éter, en el contexto abstracto de nuestra realidad, figurada en tan solo un circulo de apenas unos minutos de duración. Todo eso es capaz de plasmar una genio como es Juan Saurin, (que compone y produce el trabajo el sólito) uno de los mayores genios guitarreros que han tenido la oportunidad de salir en la piel de toro, un guitarrista completo, lleno de referencias armónicas propias que lo identifican como artista, y que lo acercan, pero también lo separa por carácter propio, de los grandes .

Entrar en este trabajo te pide, sobre todo, tener un espíritu rebelde, aquí no hay melodías fáciles: el mundo melódico del artista pide una y otra escucha para saber matizar cada detalle, cada guiño del artista en cada escala, en cada estructura, el artista refleja una historia que sin una sola palabra nos habla de tristeza, lucha, superación, cadencias y constancia, valentía y derrota, todo sin caer en fuegos artificiales, simplemente incidiendo en el mismo lenguaje que articulan la almas, que mueven las fibras sensibles, evocando, sugestionando, elevando.

“Supremacy” es el nombre del nuevo disco de Juan Saurín, de nuevo completamente instrumental, indefectiblemente enamorado de la música en mayúsculas, en definitiva y en palabras del propio artista, una obra que “define a la perfección su visión más íntima y personal
de lo que él entiende como Metal Instrumental Melódico.
Concebido de forma conceptual, gira entorno a la “falsa supremacía del ser humano”, interpretando de forma muy personal la expresión filosófica “Ex Nihilo Nihil Fit” (Nada surge de la Nada)”.

La estructura del trabajo reside en en dos partes y un epílogo final:
La primera de ellas consta de los temas “Ex Nihilo”, “Greed and Fear”, “Change Nothing” y “Weak and Tired” muy densos y técnicos, con el absoluto protagonismo de la guitarra: implementados dentro del trabajo como un solo corte, los cuales forman parte de una misma
pieza, que trata de expresar el momento en el que el ser humano empieza a creerse un Dios, (algo muy tangible en el día de hoy) sin tener en cuenta ni al prójimo ni a su entorno. “Son simples
medios para saciar su sed de ambición”. Es notorio, que a pesar de tener referencias claras a los grandes guitarristas, Juan Saurin hable un lenguaje propio musical, que curiosamente, lo acerque a otro grande como es Jorge Salan, a pesar de que este sea más escorado al blues últimamente, y Saurín al metal.
La segunda parte consta de los temas “Carpe Dying”, “The Last Call”, “Pure Love” y “Reality Check” incidiendo en la épica sonora, en el misticismo y afrontando la parte más oscura del disco. Al igual que en la parte anterior, los cuatros temas forman una sola estructura compositiva, donde el artista incide de manera magistral a través de la música que destila, la cual sugiere “el inevitable camino de la autodestrucción de la civilización humana por dicha ambición, aniquilando todo a su alrededor”, (de nuevo, temas de candente actualidad, y que de nuevo forjan esa actitud rebelde y reivindicadora que debe tener nuestro movimiento, plasmada con la atmósfera oscura que requiere esta parte de la obra, mostrando de nuevo una base técnica brutal y una base rítmica muy notable como no pude ser de otro modo al contar con los monstruos musicales como son Matt de
Vallejo
en la batería, Andy C. apoyando la grabación de guitarras, bajos y baterías en el estudio “Cadillac Blood Studio“, con la ayuda de Anti Horrillo en la mezcla y en el master en Anti Studio) y la (inestimable) ayuda del Maestro Pepe Herrero en la producción. Creo que Mónica Naranjo sabe muy bien que grandes son la gente que tiene cerca de si a la hora de arroparse como música.

para abrazar el punto donde nos encontramos) y como nos ejemplifica de nuevo el artista, “desoyendo cualquier tipo de advertencia por parte de las voces más débiles y menospreciadas”.
En el epílogo, tenemos “Nihil Fit”, en este trabajo, y ayudado por un efectivo trabajo sinfónico, nos queda la representación de la desolación, “La Nada”. Una distopía de la desaparición de la civilización. De la Nada, surge la Nada.

Un gran y profundo trabajo conceptual, un trabajo que muestra el perfil de músico completo de este amable artista, uno de los mejores guitarristas del mundo, y que asusta por su proyección, apenas con cuatro años de leve exposición mediática, logrando cotas altísimas.

Estoy deseando ver hasta donde llega este hombre, esta persona que es MÚSICA en mayúsculas.

JOsean ZOmbie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here