Inicio CRITICAS ZOMBIES EON “RUBICÓN” ROCK ESTATAL RECORDS

EON “RUBICÓN” ROCK ESTATAL RECORDS

201
0

Que estaba esperando este disco de Eon como agua de mayo es algo que sabe todo el mundo, incluso el propio grupo con el que tengo muy buena relación. Sin embargo el trabajo ha venido de la mano de un buen jarro de agua fría, el anuncio del abandono del grupo por parte de Diego Cardeña del grupo, una de sus señas de identidad mas significativas, esa dicotomía entre la voz de barítono de Diego y la peculiar polivalencia que le da el uso de esos guturales tan personales que han sido todo un descubrimiento desde hace ya algunos años.

Echaremos de menos a Diego y su fuerza escénica catártica, pero creo que va a ser él, el que también eche mucho de menos esa adrenalina que da el escenario. Por otra parte el grupo ahora se enfrenta a la tesitura básica de ir hacia adelante y buscar un reemplazo parecido, o pasar página y buscar otros pastos líricos, o incluso aportar dos voces… las oportunidades son variadas.

Lo que esta claro es que estamos delante de un disco que hace justicia a su legado, que hablamos de un nuevo capitulo en el sonido del metal, con el sello propio de Eon, este “Rubicón” es una enormidad de la que esperaba que fuese uno de esos puntos y apartes dentro de la música española del metal. Y así es, solo que ahora con un futuro menos definido. Entramos a conocer este soberbio trabajo.

El primer corte es “Paria”, un corte que tiene mucho en común con la obra anterior, en propuesta, sonido y melodía, vamos puro Eon. vemos cómo el grupo juega con las melodías y donde la lírica que ubica Diego dentro del tema es un bombón que busca tocar la fibra del oyente. De nuevo los juegos líricos dan una personalidad eterea al corte y la linea de guitarra te vuela. Un temazo con mayusculas para abrir el disco de forma contundente.

Seguimos con “Mi Verdad”: aquí el grupo vuelca un sonido mas áspero y agresivo, muy heavy, donde Diego rasga el sonido de sus cuerdas vocales e incorporan unos guturales mas del estilo Growl… y de nuevo esa melodía, esa melodía aquiescente y luminosa que aporta ese sonido que los aleja de cualquier tesitura conocida y es tan propio, coronado por la voz inmensa de Diego, aportando un trabajo formidable, único diría yo en este mundillo. Otro corte de alto voltaje que muestra a un grupo en un estado de forma altísimo.

Nacimos En Fuego” es el tercer corte, y de nuevo la base rítmica adquiere contingencias casi industriales, hasta que entra el aporte de los estribillos de guitarra, personales y fulgentes. Las voces son brutales, con la dicotomía triple de la voz baritona de Diego, los Growls y las partes mas descarnadas de la voz lírica: este tema es pesado, contundente y con un cierto toque oscuro y, como ya he dicho industrial, no muy alejado de un estilo Fear Factory, salvo por el detalle de la voz de Diego.

Con un titulo enteramente personal y de carácter como es “Bala Que Grabé En Tu Nombre” es sin duda uno de los mejores temas del disco. Inmenso en las líricas, inmenso en la base rítmica, inmenso en las melodías de guitarra, puro Eon en estado de gracia, hay que seguir la letra para imbuirte del alma retorcida de este corte que, siempre, te pone la piel de gallina… inmenso.

Como el guardian de los 7 infiernos nos imbuimos en “Caronte” un corte que es la unión del disco, conceptual, melódico y bello, un tema corto, sin voz que nos abre las puertas hacia…

“Arde”. Con lineas sonoras electrónicas en segundo plano, el muro sonoro del grupo irrumpe en escena para precisamente, hacer arder el reproductor y volarte los sesos en un corte “adrenalírico”, brutal en toda su dimensión. Aquí es donde apreciamos la evolución del grupo a segmentos mas extremos en sus melodías, un tanto parecidas a unos primigenios Machine Head, a pesar de que de nuevo, esos compases inmensos de la polifonía lírica de Diego dan un contraste tan bello como adictivo.

Con la sombra del anterior tema muy presente abrimos el siguiente corte “Hiel”, un corte del estilo de unos Killswitch Engage. Poderosa linea lírica, con Diego explorando su perfil más cavernoso y alternando la melodía en la que el grupo da esa dicotomía esencial de los cortes. Sin duda un corte complejo, atmosférico y oscuro, no del todo apto para cualquier paladar pero con la linea de calidad del grupo como aval.

Seguimos con “Calles Que Respiran Almas”. Aquí de nuevo se ve al grupo más afilado, más enconado en el muro sonoro, también onírico en su desarrollo sonoro combinando con la brutalidad mas escabrosa, de nuevo con una finísima linea melódica que da pábulo al sonido del grupo. Un corte de pocas concesiones, rompe cuellos, y que tiene el poder de que a cada escucha te va absorbiendo más y más hasta que es difícil quitártelo de la cabeza.

Cerramos el capitulo con “Misandria” es otro corte que da constancia del contexto mercurial del grupo. Este corte, complejo, con detalles sonoros electrónicos, es todo atmósfera malsana, con una de las bases rítmicas mas increíbles que he escuchado jamás. Un corte que muestra al grupo adentrandose en zonas menos exploradas, y mostrando sus ganas de salir de su zona de confort y probar sonoridades que den desarrollo a su sonido, y de nuevo vuelven a acertar con este tema, casi de Death metal experimental.

Para mí esta claro, Eon es uno de esos grupos llamados a ser punto y aparte de la escena del metal, y si me apuras, de la escena Europea, si siguen desarrollando trabajos tan completos y complejos como es este Rubicón.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here