Inicio CRITICAS ZOMBIES EON “MEDULA” ROCK ESTATAL RECORDS”

EON “MEDULA” ROCK ESTATAL RECORDS”

822
1

Dentro del rock hay un gran elenco de música, de vertientes y de sensaciones, pero yo siempre tengo una debilidad, una preferencia, y es aquellos grupos que saben aunar la mas visceral y descarnada composición con los escenarios melódicos intensos y sinuosos.

Como ejemplo pondria una banda de culto, y no del todo ponderada en el gran publico como es Killswitch Engage, un grupo que hizo algo distinto sabiendo conjugar la visceralidad y la melodía en partes iguales.

Y de pronto vienen Eon, aquí en España y te sacuden dos bofetones sonoros que te abren los oídos de tal forma que te dejan al borde del colapso y en constante piel de gallina….

Es su segundo disco, solo los conocía a través de Diego Cardeña, del que conocía su trabajo en Omerthá, extinto grupo al cual tuve el placer de ver en la mítica y desaparecida sala Kiss de Aluche, y de algunos videos que había visto en internet.

“Medula” su segundo trabajo es un compendio conceptual en el cual del grupo busca dibujar en un lienzo imaginario, la titánica tarea de describir las virtudes y defectos del ser humano, todo bajo el prisma moral, todo ello dibujado con un pincel que bebe de lineas melódicas y con un fuerte componente de crudeza y visceralidad que aproxima al oyente a una quimera que es conocer y entender esta obra de una sola escucha, lo cual ya certifico que es imposible. Como mezclar a Paulo Coelho con Bukowski.

El sonido de Eon se puede definir sin ambages como realmente salvaje, crudo y afilado, con momentos realmente intensos. Pero en un articulado y heterogéneo equilibrio, el grupo sabe imbuir, y maridar ambientes melódicos que dan un prisma diáfano y brillante; para eso el brutal componente que incide en las líricas se torna fundamental alternando grunts que nacen desde las cavidades mas internas de un diafragma atormentado, subiendo a tonalidades que rozan el tono operístico, sin perder en ningún momento un ápice de salvajismo.Sin embargo, la composición de los temas también resulta de un trabajo mesurado y tenemos tanta importancia como las líricas, debido a que el anfiteatro al que se debe el grupo para definir las atmósferas se posa en este pilar.

El disco se abre camino con “Edén”, en el cual podemos ver un sonido melódico intenso muy lírico, incidiendo en los epitomes de visceralidad de las liricas, mostrnado un alma mas enrevesada en la composición acercándose a grupos como Sober.

En un giro con respecto al tema anterior tenemos la intensa “NÉBULA”, fantástica en la linea melódica alterna limpia con un tono pesado y denso. El estribillo se sube a la montaña rusa del sonido del grupo y alterna los movimientos salvajes cono los melódicos de forma perfecta.

Deshilachamos el trabajo con la mecánica y brutal “PLACEBO”; pero no hay que olvidar que el grupo incide en las lineas melódicas, y el desarrollo ascendente lo tenemos en su epicentro, en los cambios de escenario armónicos, abriéndose aun tema auténticamente rompecuellos.13321675_10153993350955129_1498461850183247777_n

“VERBO” presenta un buen estribillo sincopado y circular donde las líricas inciden en las armonías crudas y guturales, para virar en un incremento de la tensión armónica. Hay dos mundos en este tema adictivo, pero ambos se guardan mutuamente. Fantástico corte sin duda.

Mas aciago y gris es el tono de “Duramadre”. Tema que recaba la máxima dureza del grupo y donde las voces guturales tienen un protagonismo particular. Pero en una singularidad paralela al tema anterior, nos volvemos a encontrara un escenario intermedio donde el grupo siempre se abre a las armonías, implementando una atmósfera de linea ascendente y climáx luminoso a la par de aterciopelado inciso semi-acústico en el fin del corte, dentro de la desgarrada y rota escena del tema.

“Aura:  tiene en su prologo ese tono vanguardista del nuevo metal, incluso me atrevería a decir, del hardcore melódico en su arranque. Sin embargo, es posiblemente uno de los temas mas seccionados, mas mercuriales, mas íntimos y melódicos. No me cabe la menor duda que el grupo juega con lasa sensaciones del oyente, revolviendo por dentro pasando por los estados emocionales que el grupo busca despertar en el fan. El trabajo lírico es simplemente inmenso y apabullante.

Otro corte que se abre paso en el disco es “Soma”; la estructura es similar al anterior tema; fuerte carga emocional, líricas que rozan las octavas operísticas con lineas guturales, envueltas en unas armonías crujientes y realmente adictivas, muy en la linea de los antes citados Killswicht Engage.

“Insomnia” da rienda al grupo mas heavy y luminoso, aunque hay lineas en las líricas, mas cortas eso si, que pueden recordarte a Javier Cardoso de Vita Imana, pero la progresión del tema, muy enfatizada por un tangible bajo y un estribillo de guitarra y rítmica mas veloz y armónico da un tema contundente y pegadizo.

Casi llegando al final del disco tenemos otro corte, “LLaga” que rompe la linea del disco; no se si podría decir que esta es la balada dels disco, pero el fantástico dueto lírico de Diego con Lydia Rodriguez da una fantástica combinación donde disfrutamos de un crisol vocal que abarca unos registros poco explorados dentro del rock hoy día.

“Victima” cierra el trabajo con un corte brutal sin ambages, uno de los temas mas crudos y negros del disco, donde las islas armónicas limpias contrastan fuertemente con la visceralidad casi deaht de este tema, que en ocasiones roza el doom, y que te empotra en su escucha. Buen trabajo de las rítmicas y las dobles guitarras y de un bajo imponente.

Cierro esta crónica, primero resaltando el buen sonido conseguido en la grabación por Carlos Santos en los Sandman estudios y la masterización de Jens Bogren en los FacinationStreet studios en Suecia. Y segundo, que me ha encantado este disco por que aborda magistralmente mundos armónicos distintos, facturando un trabajo adictivo y fresco.

Josean Zombie.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here