Inicio CRITICAS ZOMBIES DÖRIA «MOM3NTUM»

DÖRIA «MOM3NTUM»

547
0

Döria es un grupo que para mi gusto, siempre ha sido uno de esos grupos infravalorados cuya calidad contrastada resulta innegable, pero que no se muy bien porque, se me antoja que no están donde su perfil les debería tener, un caso claro como a un grupo de los también catalanes Kilmara , aunque el echo de usar el vehículo de la lengua castellana les frene de cara a un perfil mas internacional.

Como suele ser norma de la casa, este «Mom3ntum» es un disco de un hard rock accesible, quizás excesivamente accesible para mi gusto, pero que tiene grandes momentos, y algunas canciones que a buen seguro van a convertirse en buenos himnos dentro de la carrera de este grupo.

La calidad se palpa desde el minuto uno; un digipack de factura impecable, portada trabajada y pensada para ser vista de lejos y ser una candidata a ser llevada en cuantas camisetas puedan vender, sonido cuidado y de factura cristalina, arropando a las canciones que conforman «Mom3ntum», cuidando el tono eléctrico del grupo que se gira y envuelve el trabajo lírico de Martí pilar indiscutible del sonido Döria, por su peculiar tono de voz, su dominio de la técnica y que da sabor al sonido Döria.

Hay buenos tonos en los riff de guitarra, hay sonido y la producción es de libro, aunque a mi modo de ver, las producciones suenan excesivamente cristalinas, hecho de menos un poco de zona ruidosa dentro de los temas de rock mas ásperos, pero como todo, es una opinión.

Entrando en materia, los diez temas de este disco comienzan abanderando Mom3ntum con el tema «Cambió el juego», un tema bastante orientado al metal, donde las octavas se descubren ante Martí, y donde el trabajo rítmico que desglosa Pep en la batería roza el notable; el estribillo de la misma es bastante adictivo, tiene un solvente y técnico riff central, y el tema se ofrece jugando con las armonías, logrando que desde el principio te apetezca ahondar en el disco. A renglón seguido se nos presenta  «Brújulas trucadas»; la canción tiene un buen ritmo y el estribillo en segundo plano logra enfatizar un tanto mas el trabajo lírico de Martí logrando un tono también bastante magnético, pensando sin duda en el buen tono para el directo. Seguimos con «Qué mas da», probablemente el mejor tema del disco; bastante eléctrico, con un buen juego de las zonas del tema alternando melodías y armonías según el punto del tema; el timbre de Martí oscila desde el mero recitamiento a las octavas mas altas, acurrucado por un estribillo que articula en las guitarras su alma manifiesta, amen de un riff de libro ejecutado sin compasión. Muy adictivo es su mejor resumen.

«Zapatos de cristal» tiene un tono al hard rock mas americano, con un cierto toque sleazy, que me recuerda a los primeros Skid Row: entrando directamente en la canción, dominada por los compases reiterativos, pero eficaces, del estribillo y de unas partes rítmicas muy acusadas. Ritmo endiablado y cadencial, bueno para hacer headbanging. Proseguimos con «Un día mas» es un medio tiempo que no he terminado de coger del todo; me recuerda demasiado a un grupo como Maná, y que nunca me ha gustado como grupo. Volviendo al rock crujiente y dinámico, donde veo mejor al grupo, tenemos «Mi destino»; aquí veo empero, un problema y es el excesivo parecido estructural entre temas. No es que sea malo, pero desde luego este tema no dista mucho estructuralmente con los primeros temas. Sin embargo el tema funciona gracias a su potencia, el buen uso de las liricas y su tónica marcada en las guitarras que se te pegan rápido. Algo mas distinto tenemos «Niebla»; el estribillo se basa en un rasgueo sencillo con un par de notas, al que se enriquece con una linea melódica de una segunda guitarra contrastando ambas lineas; en el desarrollo del tema gana fuerza y logra unas armonías que vuelven a buscar enfocar el pilar que resultan de las líricas. Para mi, otro de los grandes temas de este disco. Volviendo a los sonidos Whitesnake tenemos «Vendido» al mas puro estilo «Here go again» que sin duda va a hacer las delicias de sus seguidores mas íntimos y sensibles. «Adicto al dolor» vuelve a traernos al grupo mas duro, no exento de la melodía mas característica de Döria. Seguimos con el buen juego de los mástiles guitarreros, un intratable Martí en las líricas y el trabajo irreprochable de la batería, pero no soy capaz de discernir el tono melódico del bajo en los temas, no obstante y  en esencia otro tema crujiente y fresco que gustara a la galería de seguidores Döria.

El último tema es un guiño a las raíces del grupo, a su catalanidad, con un tema cantado en su lengua: «Sota la neu» (Bajo la nieve) solo tiene la particularidad de cambiar el idioma para sintetizar otro tema que no presenta progresión con respecto a otros temas aquí presentes, pero que gracias a la fuerza armónica que plasma funciona muy bien.

En grandes rasgos estamos ante un disco que no presenta grandes novedades con respecto a lo que ya conocíamos de Döria, saben que hacer para sacar un mas que notable disco y seguirán añadiendo adeptos a la legión de irreductibles que ya tienen.

 

Josean Zombie.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here