Inicio CRITICAS ZOMBIES Divino Disturbo OP I

Divino Disturbo OP I

218
0

Definir a un grupo como Divino Disturbo es una obra compleja de divicil magnitud, a la cual vamos a  tratar de definir a nuestros lectoras.
Este combo nacido en los albores del 2010 de la mano del compositor, músico y alma mater del grupo  el bajista Matias RL que definió el concepto de divino disturbo: Il
Disturbo Divine” era la forma que tenía Miguel Ángel de denominar a los querubines del fresco de la Capilla Sixtina y expresaba una molestia producida por el exceso de vitalidad de estos seres.

Concepto sugerido al músico a través de un experiencia vital del músico con un gorrión.

La música que nos vamos a encontrar en este disco es un crisol de metal con un fortísimo componente clásico, de tintes sacros sin ser música espiritual, comandados por tres pilares que definen a DIVINO DISTURBO: La voz cantante, y nunca mejor dicho recae en el trabajo de la vocalista Raquel, y en este punto me perdonareis mi ignorancia técnica sobre esto, pero diría que su registro es de una soprano, con un componente dramático, y sin ambages en su linea, no ostenta matices ambiguos y sobre la que se apoya el trabajo hercúleo de teclado de este disco, un teclado vibrante y de variados estilos, desde la parte mas moderna a la parte sacra para pasar a ligeros ambientes de salón neoclásico y que determina fuertemente el sonido del grupo; el tercer pilar y contrapunto y complemento a lo antes expuesto reside en la guitarra, fuerte y dinámica de connotación heavy y que complementa y desarrolla los estribillos.

Si a esto le unimos una buena base rítmica, un adecuado desarrollo de la linea de bajo, nos da una obra majestuosa en su mas grande acepción atmosférica dinámica y con una impronta épica.
Los temas, 12 en total se podrían abordar en varios aspectos, pero indicare que bajo el crisol musical del que bebe el grupo, lo mas acertado seria abordar los temas en aquellos mas egregios o clásicos, donde la parte sinfónica y armónica domina el tema sobre la linea mas rock, a aquellos mas enfocados al propio sonido rock, un ejemplo de clasicismo combinado, por ejemplo lo tendríamos en Layla, un tema que bien podría ser oído en los coros de cualquier catedral europea, pero que esconde una sutil linea de metal, o por ejemplo “Oniria” un tema fuertemente sinfónico y con un impasse de forcé entre el teclado y la guitarra mecido por la voz soprano guiada por una parte mas fuerte, la parte rítmica que dinamiza el tema hasta acercarlo a lo que es la parte metal.

Esto se circunscribe a todos los temas, siendo una obra magna, no se puede determinar que tema es el que destaca sobre otro, todos tienen un punto soberbio y distintivo, y ademas se separan de las lineas que otros grupos siguieron en su momento en estos estilos, como podrían ser “Theatre of tragedy”  al prescindir del componente gutural, y ahondar en la parte clásica.
No es un disco que sea fácil para el público que este acostumbrado a obras de liviana densidad, y simpleza en los estribillos, es un disco para oídos educados en las diversas lineas musicales, en escalados y que se dejen seducir por propuestas arriesgadas, y este disco lo es, sin duda.
Como no puede ser de otro modo el sonido es perfecto, tiene una cuidadísima producción a la altura de del plano compósitivo que ha invertido el grupo en la obra.
Esto no es un disco mas, creo poder decir que a un tiempo podemos estar ante un proyecto que rompa los muros que ciñen los estilos musicales y les abran las puertas al mercado internacional, y a públicos mas amplios.

JOSEAN ZOMBIE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here