Inicio AGENDA CRÓNICA IRON SAVIOR+DRAGONHAMMER+AQUELARRE EN MADRID 12/12/2019

CRÓNICA IRON SAVIOR+DRAGONHAMMER+AQUELARRE EN MADRID 12/12/2019

315
0


Crónica y fotos: Juan Adalid (Elestigia Metal Global) 


https://elestigiametalglobal.wordpress.com

Antes de empezar a contaros como fue esta increíble velada quiero agradecer a Kivents por las facilidades y el trato para cubrir este evento. 

Finalmente el concierto de los alemanes Iron Savior se celebró en la Sala Silikona de Madrid, donde la expectativa era enorme por verles nuevamente, pero esta vez presentando su nuevo disco “Kill Or Get Killed”.

Estuvieron acompañados por los italianos Dragonhammer y los gallegos Aquelarre. 

AQUELARRE 

El sonido del Reino

Sobre las 20:30 aparecía en el escenario la banda de Vigo; sus tres discos y múltiples conciertos avalan su buen hacer y así lo demostraron. 

Su música recorre los senderos del Power Heavy Metal pero con tintes Folk respaldados por la melódica voz de Icko Viqueira, quien también aporta guturales en  las composiciones. 

En su show nos presentaron su tercer trabajo “Suevia” del cual sonaron piezas como “Heroína” o “Aurora” que complementaron con temas de sus trabajos anteriores, sonando también “Guardián”, “Arcilla y Mármol” o el tema donde colaboró José Andrea (Uróboros, ex-Mägo de Oz) “El Mismo Pecado”. 

Uno de los mejores temas de la noche fue quizás “Romasanta” no sólo por su nivel instrumental sino también por su contenido donde hablan acerca del único diagnóstico oficial de licantropía que está registrado, tema que además tiene un videoclip grabado. 

Muy buen sabor de boca dejaron los gallegos con su gran despliegue, ganas y entrega que finalizó con el protagonismo de sus dos guitarras al bajar del escenario batiéndose en un duelo mientras sonaba “Suevia”, a la vez que su cantante ondeaba una bandera que representa el Reino Suevo de Galicia. 

DRAGONHAMMER

Metal sin pasión 

Poco tuvimos que esperar para ver en escena a los italianos Dragonhammer; con un escenario más amplio para la banda ya que desapareció el teclado lo cual me parece inusual para una banda que práctica este estilo tan definido llevarlo todo sampleado. 

Llamó la atención además el inicio de su show con “The Eye Of The Storm” que precisamente inicia con un solo de teclado, con lo cual lo que nos esperaba no era un directo al cien por cien. 

Debo decir que su vocalista Luca Micioni me pareció un personaje muy curioso, quizás su actitud no fue la mejor en cuanto a entrega, energía y carisma claves fundamentales que debe tener un buen frontman; de hecho su nivel vocal tampoco me convenció, me quedé con la sensación de que el cantante pasaba un poco del tema sinceramente. 

En líneas generales su concierto no me dijo nada; tuvieron algunos destellos no lo puedo negar, pero su show fue bastante lineal donde sonaron temas como “Seek in the ice”, “Under Vatican’s ground“. 

Debo destacar el buen hacer de sus dos guitarristas, Flavio Cicconi y Alessandro Mancini en los tramos donde trabajaban las guitarras dobladas a dúo con gran calidad y talento. 

La mayor parte de su repertorio estuvo basado en su último disco “Obscurity” (2017), del cual también sonaron “Fighting the beast” y la homónima “Obscurity” quizás una de las mejores d ela noche. 

Creo que la falta de pasión de su vocalista fue el punto de inflexión para el desarrollo del directo de los italianos; después de casi 45′ minutos que seguramente muchos olvidarán. 

Recta final con “Blood In The Sky” para  cerrar con el tema “Dragonhammer” de su disco “The blood of the dragon”

IRON SAVIOR

Llegó el momento para los cabezas de cartel Iron Savior, que ganas tenía de verles nuevamente en directo y esta vez a 50 cm de distancia; me fije en el setlist y eran 17 temas previstos para su entrega, aunque al final la realidad sería otra. 

Entiendo que describir todos los temas uno a uno puede ser muy aburrido con lo cual os contaré en rasgos generales su actuación, que arrancó con “Way of the Blade” llevándose la primera ovación de la noche, sin duda Piet Sielck y los suyos estaban dispuestos a ofrecernos una descarga cargada de potente Power Metal de altísimo nivel como normalmente suelen hacerlo. 

La buena relación y enganche con el público que mantuvo la banda durante toda su actuación fue importantísima, nos metieron en el bolsillo desde la primera melodía, e incluso se gastaron bromas entre ellos, concretamente el bajista Jan S. Eckert (ex-Masterplan, Running Wild) y el propio Piet, lo cual le dio otro color al concierto. 

Lógicamente el peso de su repertorio estuvo basado en su última obra “Kill or get killed” publicado este mismo año, y con más de una docena de trabajos lanzados hicieron un largo recorrido por su extensa discografía. 

Temas como “Starlight“, “Roaring thunder”, o la propia “Kill or get killed”, encendieron la sala que a pesar de ser jueves con temporal de lluvia y mucho frío presentaba una asistencia importante. 

Esa mezcla entre temas clásicos y nuevos funcionó muy bien, de hecho con “Gunsmoke”, “Stand up and fight”, “Beyond the horizon”, o “Never stop believing” resaltó la calidad de Patrick Klose a la batería y Piesel Kütsner con la guitarra solista.

La parte negativa como os comentaba en un principio que la realidad sería otra, es porque el tiempo se les echaba encima en el tramo intermedio del show, a partir de aquí también sonaron temazos como “Hall of the heroes”, The savior”, y la increíblemente coreada “Heavy metal never dies” que se alargó muchísimo con la ayuda de Sielk dividiendo al público en izquierda y derecha para cantarla. 

Cayeron tres temas más “Legends of glory”, “Break the curse” y “Atlantis falling”; en un principio eran 17 canciones, pero al final sólo tocaron catorce, el tiempo no perdona. 

Para para terminar versionaron el “Breaking the law” de Judas Priest, despidiéndose entre gritos y aplausos muy merecidos por parte de los asistentes. 

En resumen gran ambiente, aunque quizás la parte negativa a nivel general, algún inconveniente muy puntual en el sonido que se pudo superar rápidamente; otro problema fue el humo a gran escala en el escenario sobretodo en la actuación de Aquelarre y las luces rojas, azules y verdes destellantes a más no poder lo cual dificulta mucho el trabajo de los compañeros de prensa al momento de captar el material gráfico (Fotos, vídeos, etc).

Crónica y fotos: Juan Adalid (Elestigia Metal Global) 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here