Inicio CRITICAS ZOMBIES BAJOPRESIÓN «IMPERIO DE MONSTRUOS» Rock Estatal Records.

BAJOPRESIÓN «IMPERIO DE MONSTRUOS» Rock Estatal Records.

781
0

Mi amistad con el grupo, y más concretamente con Javier Canseco viene de largo, y siempre he procurado no hacerles críticas en la medida de lo posible, ya que considero que hace tiempo que pase la linea que separa la amistad de otros menesteres por lo que considerar esto una reseña y no una crónica, o crítica, llámalo como gustes.

Lejos queda el pasado, ese pasado de Cuatro Gatos y más aún de Asfaltica en todas sus versiones. BajopresióN hoy en día es un proyecto consolidado, firme y de una calidad que muestra la base musical fuertemente enraizada y alambicada de unos los¡cos que supuran música y que realmente no sabrían hacer otra cosa que firmar nuevos trayectos de buen rock.

Tengo la impresión de que este Imperio De Monstruos, el titulo que le han dado al disco, es un trabajo que como muchos otros que han salido en la historia reciente del rock español, y máxime teniendo la mala suerte de haber salido en la peor fecha de la historia reciente de la humanidad, será un trabajo que si no se reivindica en su momento, tendrá el sello del tiempo para que el reposo del trabajo se reivindique como uno de esos álbumes que por carácter propio y tesón, suene y brille por derecho propio.

El giro que el grupo imprimió hacia unos álbumes mucho mas duros que en la etapa Asfaltica, nos presenta un trabajo que tiene ya un sello que lo equilibra entre el heavy y el power metal… curioso viniendo de unos orígenes mucho más melódicos, pero indudablemente la patente virtuosa de los músicos le dan una patina especial a cada tema, que vamos a conocer en renglón seguido.

IMPERIO DE MONSTRUOS: ya en el primer tema nos encontramos un corte de sello épico, grandes arreglos, pomposidad sonora bien entendida y la muestra del grupo dándolo todo en un corte duro, pero de alma aterciopelada, a pesar de ser un tema que busca ese guiño oscuro, que también le queda. Todo el grupo se luce en el corte, pero resalto la gran linea rítmica, como no puede ser de otra forma, y la gran aportación de Antonio Robledillo, un cantante que en cada disco se revaloriza como el buen vino.

EL GUARDIÁN: Con una entrada de guitarra endiablada, en este corte el grupo baja el pistón y da cancha a ese sabor particular que firma en los temas BajopresióN, un carácter que surge propio y de sello personal, gracias a una concepción del rock muy escorada por el prisma del bajista del grupo el señor Canseco. Buena factura melódica, buena sensación, unos guitarras de alto octanaje y un innegable tonillo adictivo que me recuerda a grupos como Jorn o Avantasia.

YA ERES UNO MÁS: comenzamos con una entrada mefistofélica donde la fuerza de las guitarras y un guiño de la base rítmica nos abre a la voz de Antonio. Este tema tiene de nuevo el sabor particular del grupo, pero tiene un sentido más profundo y seri del sonido, crudo y eléctrico, muy crujiente y de lírica cortant, otro de los pilares del grupo, esas sensacionales letras empíricas y de cuerpo.

FALSO IMPERIO: no puede faltar un tema cabalgante y trotón en el disco, y esa carga la lleva este tema, un corte que una todos los ingredientes para dejar al oyente con un buen dolor de cervicales al darle bien al headbanging. Los riffs son sencillamente de otro planeta.

REOS DEL PODER: de nuevo la química entre pasajes de melodía y el puro desmadre «heavymetalero» coge cuerpo cuando el grupo se desmelena y le da por hacer salvajadas, y aquí sale un tema rompe cuellos, de lírica vitriólica y acida com es este corte.

MI REBELIÓN: siempre en los discos de BajopresióN tiene que haber un himno, y creo que ese papel lo ha de llevar este tema, un tema reivindicativo, de nuevo con esa lírica profunda. Es de rigor decir que cuando se unan para sacar este tipo de temas, el grupo siempre sabe en que tecla tocar para sacar un tema magnifico y de sentida sensibilidad.

CALOR Y FUEGO: tampoco puede faltar un tema introspectivo y de fuerte sabor, un tema que muestre la sensibilidad del grupo. Este es el caso de este corte, que gracias al equilibrio de fuerzas sonoras tiene lo mejor de la poesía y la melodía, y el alma eléctrica que pide un buen tema de rock.

LÍMITES DEL MIEDO: tampoco podemos negar que el grupo tiene un pequeño prisma al hard rock, ese hard rock ochentero, un prisma que le da al disco un sabor abierto, heterogéneo y fuertemente adictivo, y sin duda, este es uno de los temas más redondos que han firmado en el disco: hipnótico, adictivo, muy equilibrado en las melodías y simplemente delicioso.

SURCANDO LOS BARES: con un titulo a día de hoy utópico y al que deseamos poder llegar a buen puerto, nos sumergimos en este tema, un tema que mira al sonido más «Maiden» del grupo (no muy lejanos a los sonidos del Seventh Son), gracias a los arreglos y ese sonido épico, que firma de nuevo un himno de letra muy coreable y que en directo tiene que funcionar por si solo.

RENACER: este tema nos devuelve al grupo en su perfil más duro, de nuevo frisando las armonías y las lineas más duras. Sin embargo, no sé muy bien el por qué, pero es un tema que no me aporta realmente ya nada al disco, y eso sin negar que no es un mal corte, muy técnico y de cuidada composición. Quizás en sucesivas escuchas lo podría interioridad mejor.

EL FIN DEL TIEMPO: cerramos el trabajo con una melodía muy de cine, muy épica y un punto etérea, piano, sentimiento y fuerza brutal en la lírica de Antonio Robledillo en una canción rasgada e inconmensurable que hará las delicias del oyente más sentimental del grupo, pero que dada mi alergia a los temas más escorados a las baladas no me vuelve especialmente loco. Sin embargo esto realmente es mas palpable en el principio ya que es un corte que es como una pequeña sinfonía dentro del trabajo, lleno de detalles, filigranas y desarrollo profundo que da para unas cuantas escuchas, mostrando el gusto sinfónico del grupo, sus influencias y como los mundos musicales del grupo tienen un vórtice común en este tema.

Sin duda la evolución del grupo, trabajo a trabajo va cogiendo asiento y muestran una seriedad y un buen gusto musical que les lleva a firmar trabajos tan redondos como este y que los vuelven al proyectar ya más que como una promesa, como una de las realidades con más talento de nuestra escena.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here