Inicio CRITICAS ZOMBIES ARDI BELTZA “ARDI BELTZA” Rock Estatal Records

ARDI BELTZA “ARDI BELTZA” Rock Estatal Records

673
2

El thrash no a muerto, eso lo tienen muy claro los chicos de Ardi Beltza cuyo leit motiv ya deja muy claro su potencia e idiosincracia;“El carnero embiste arrasando lo que haya por delante”… toda una declaración de intenciones de los Iruñeses.

Este grupo se origino en el 2012 y su sonido thrash bebe de los sonidos mas crudos y pesados, pero con una fuerte presencia de las melodías, lo cual les da un sabor particular y ciertamente, bastante particular… en una primera escucha de su trabajo debut destaca como adalid de presentación del trabajo homónimo, la voz de David, una voz rota y arenosa, un tanto justa de registros, que en algunos momentos incluso parece un pelín forzada. No obstante, en general, y dada la crudeza de los temas, queda bien en los temas. Pero lo mas destacable que consigue el grupo es una seleccion de canciones que en sus armonías se te pegan desde el primer momento, y eso es muy difícil. No hay sonidos cabalgantes, ni estribillos de ametralladora del tipo thrash metal old school, como pudieran ser Death Angel, aquí el grupo prima las melodías crudas, adictivas y con un fondo bastante pesado.

Esta claro que el grupo ha sabido macerar bien los cortes y efectuar un trabajo que le puede gustar incluso a quienes no les gusten los sonidos mas escorados a la rapidez y la vertiente mas cañera.

En el sonido de las canciones, y teniendo en cuenta la voz del vocalista que contrasta bastante con el sonido, nos encontramos un buen trabajo rítmico, jalonado por un interesante y hondo sonido del bajo, prácticamente puedes sentir el rasgueo de las cuerdas y el cambio de los dedos en los trastes. A eso le sumamos, lo que para mi es lo mejor del disco, las melodías de guitarra, efectivas, sin voladuras de coco ni con enloquecidos ataques a los trastes.. simplemente melodías que te atrapan.

Ya en su primer corte, “Ardi Beltza” tenemos n tema duro y lineal que no representa del todo lo que el grupo nos va a presentar en el resto del disco. La voz se erige como protagonista en medio de un sonido bronco y denso, muy denso por el sonido tangible del bajo… no es de mis preferidos. En el segundo corte, “Violencia” ya tenemos un sonido de guitarra mas definido y melódico, mas magnético, que conjuntado a un inteligente uso de los coros, da lugar a un corte mas pragmático y accesible, pero aún no llega a lo mejor del disco. Lo mejor el puente central armónico. Ya en “Mis Demonios” entramos en una composición donde el compás central del tema adquiere unos tientes melódicos muy atrayentes, y ya se aprecia el cuidado que el grupo ha puesto en la arquitectura del tema, dando como resultado un tema magnético sin dejar de ser duro. Ese equilibrio entre melodía y dureza lo mantenemos en “Letras Explícitas” otro temazo que te absorbe en seguida y donde la armonía de guitarra es totalmente adictiva. En “Arde Iglesia” el tema comienza de modo denso y profundo, muy duro en el tempo marcado del tema. Un corte bastante árido y sin concesiones, como pide la letra y el concepto del tema. Sin embargo, y mostrando un espíritu heterogéneo, tenemos un corte como “Kaos” que comienza con una melodía de guitarra minimalista para volver a coger un tono duro, solo que aquí el grupo juega con el tempo y los puentes duros sin concesiones, con un flujo de guitarra que te hace agitar la cabeza, concepto que se desarrolla y amplifica en “Tu Odio En Mi Piel”  el siguiente tema, y que ahonda en la bis melódica del grupo a la par que sube unos enteros de fiereza melódica. Aquí encontramos una linea vocal limpia y de nuevo, la melodía de guitarras, soberbias en este corte. En “Ni Justicia Ni ley” tenemos una canción sin excesivas veleidades, honestamente dura y con ese deje thrash que te envuelve en el mosh pit. Como siempre, la guitarra destaca, pero en este caso de igual forma que la linea brutal de bajo y rítmicas, simplemente brutales. Al arrancar el siguiente tema, “Princesa”, nos topamos con un comienzo acústico con la voz rota de Eduardo Beaumont “Piñas” (Marea, Malaputa) , con un timbre puramente parecido a Kutxi Romero… (que colabora en el disco junto con Kolibrí entre otros muchos) luego el tema coge carácter propio en cuanto se electrifican los instrumentos y da un tema redondo muy significativo. Cerramos el disco con el tema “Evolución” otro temazo que destaca por su composición y por el brutal extasis central en donde el grupo se viene arriba al unísono. Hay una pequeña sorpresa anexa que no se anuncia que es la versión de “Grana y Oro” versión de Reincidentes, bastante bien llevada al terrenos del grupo.

En general, un trabajo con apenas algún pequeño altibajo en la linea de los temas, que destaca por su buena composición, sus magnificas ideas en las armonías, y que te costara no escuchar una y otra vez.

Josean Zombie.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here